eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Valentín García

Periodista. Nacido en Madrid en 1967, comenzó  en el diario económico Cinco Días. En 1992 se trasladó a Sevilla para trabajar en Radio Sevilla (Cadena SER). En 2001 pasó a trabajar a Canal Sur Radio para hacerse cargo del Informativo Matinal. Desde entonces permanece en esta emisora como redactor de Informativos y ha dirigido y presentado diversos espacios de noticias y de entretenimiento. Creador e impulsor de la campaña #yomecuro en las redes sociales, ha recibido varios premios, entre ellos el Premio de la Comunicación de la Asociación de la Prensa de Sevilla y el Premio Conecta de la RTVA. En marzo de 2019 pudo volver a su trabajo tras quince meses de baja laboral a causa del cáncer que padece. Es Hijo Adoptivo de Triana.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 20

Las fuerzas

Jamás hubiera pensado que yo era fuerte, o tan fuerte como para afrontar un cáncer. No sabía cuál era mi capacidad de resistencia ni los resortes que tenía en mi interior que me llevarían a partirme la cara cada día por seguir viviendo. Resorte, energía, ánimo, fuerza, fe, ganas… cada uno lo llamamos de una forma, cada uno es movido por cosas diferentes, pero lo importante es que nos movemos. 

Resistir al cáncer requiere en muchas ocasiones plena dedicación. Ocupa mucho tiempo. Yo, por ejemplo, esta semana, tengo sesión de quimioterapia, la número 21,  y además me han hecho una Resonancia Magnética específica para la hipófisis (uno de mis puntos en rojo) con lo cual tengo mi dosis de momentos de tensión e incertidumbre. Paso por mi obligada analítica y mi obligada visita al oncólogo y a la endocrino. Sobre mis espaldas, y desde que me diagnosticaron cáncer de pulmón hace 18 meses, llevo también el desgaste de 41 sesiones de radioterapia  y dos operaciones. Horas y más horas de hospital, decenas de pruebas e innumerables visitas a diferentes especialistas. Sumemos los días y más días convaleciente y una merma física bastante notable. He vuelto a trabajar pero mi rendimiento dista mucho del que tenía antes. Si me pongo a pensar, este párrafo de consecuencias de mi cáncer sería mucho más largo, pero creo que es suficiente para ilustrar cómo se detiene una vida, cómo gira derrapando y cómo puede quedar. Y sin que nadie pueda aventurar qué es lo que me espera.

Seguir leyendo »

Salas de espera

Tienes cáncer, el tiempo se ha convertido en tu bien más preciado, y resulta que pasas horas y más horas, simplemente, esperando. Perdiendo tiempo, perdiendo oro. Son gajes del oficio de enfermo oncológico. Esperas para la consulta de los diferentes especialistas, esperas para las analíticas, para el traslado en ambulancia, para la resonancia, para el TAC… Desde que me diagnosticaron, las salas de espera se han convertido en uno de los escenarios habituales de mi vida, y afortunadamente, les he encontrado su puntito para que me gusten, porque en las salas de espera, además de  horas, también pasan cosas.

Lo que me mueve y conmueve sucede en determinadas salas de espera. No me interesan por tanto las de los médicos especialistas, analítica y las de pruebas como TAC o resonancia. Allí todo es más rápido y los pacientes presentes van por decenas de patologías distintas. Para mí el relato está en las esperas donde sólo estamos los enfermos de cáncer y acompañantes, es decir, en Oncología, Quimioterapia y Radioterapia. Quizá me deje alguna pero será que a mí no me ha tocado ir.

Seguir leyendo »

Estado de gracias

"¡¡Muchísimas gracias!!"

Por sonreírme cuando tengo dolor o pretendo disimular el miedo, por explicarme mi cáncer para que lo entienda, por haberme operado con éxito, por pincharme sin que me duela, por llevarme y traerme, por cuidarme, por escucharme y por callar, por levantarte tú, por los mensajes de whatsapp, por buscarme un sillón tranquilo para darme la sesión de quimio; gracias hasta por decirme en la consulta de Urgencias que tengo cáncer y desplegar una impagable humanidad mientras me hundía por la noticia, gracias por… por cientos, por miles de razones.

Seguir leyendo »

La incertidumbre de una revisión

Una de las cosas que me ha traído el cáncer es la permanente incertidumbre. La inquietud  principal es evidente: ¿Cuánto tiempo me queda por delante? Esa pregunta, lo sé, es común a todas las personas, pero supongo que los pacientes de cáncer nos la hacemos con más frecuencia. A mí sin embargo esa cuestión no me provoca especial desasosiego. Llevo peor las otras incertidumbres, las que nacen del ritmo y de los hitos de la propia enfermedad.

Hoy, mientras escribo esta 'Oncolumna', estoy en una de esas incertidumbres, quizá la peor de todas: la incertidumbre de una revisión. Ese momento en el que tras unas pruebas médicas nada agradables, te dicen si las cosas van bien, mal o regular. Si tu cáncer ha crecido, ha disminuido, se ha quedado como estaba o si han salido nuevas posibles metástasis. Un momentazo que me toca mañana. Día D en el oncocalendario.

Seguir leyendo »

'La oncocolumna'

Hola, me llamo Valentín García y tengo cáncer. El cáncer es lo que me trae a partir de este viernes a firmar cada semana esta 'Oncolumna' en diario.es desde Andalucía. Soy periodista, y desde que me diagnosticaron, hace ahora año y medio, he ido contando en las redes sociales y en mi blog cómo me siento y qué pienso. Además, emprendí la campaña denominada #yomecuro con la que pretendo modificar la forma de hablar del cáncer bajo un prisma de optimismo y buen humor. Y afortunadamente cada día hay más personas que se sienten identificadas con mis reflexiones y les sirven para, por lo menos, afrontar el cáncer con mejor ánimo. Tengo 51 años y dos hijos, estoy en una época fantástica de mi vida, así que ¡¡morirme me viene fatal!!

Como estamos de presentaciones, completo el cuadro: me diagnosticaron un cáncer de pulmón. Me han operado y pudieron sacarme el tumor, llevándose por delante la mitad de mi pulmón derecho, pero a las pocas semanas fueron apareciendo metástasis, hasta cuatro. Primero en las glándulas suprarrenales, luego otra en el cerebro y finalmente otras dos en las vértebras. Llevo encima 41 sesiones de radioterapia y 20 de quimioterapia.

Seguir leyendo »