El delegado del Gobierno en Canarias defiende las deportaciones a Mauritania como “manera eficaz” de prevenir la migración

Juan Salvador León, delegado del Gobierno de España en Canarias.
  • Juan Salvador León defiende que las personas malienses expulsadas, pese a huir de un país en conflicto, "son susceptibles de repatriación porque entran ilegalmente en España" 

El delegado del Gobierno de España en Canarias, Juan Salvador León, ha asegurado este viernes que expulsar a migrantes a Mauritania es una "manera eficaz" de prevenir la migración ilegal. León ha hecho estas declaraciones después de que el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) denunciara que entre las personas que han sido deportadas al país africano desde Canarias este año, había varios malienses que podrían solicitar la protección internacional ante la situación de conflicto que vive su país de origen desde hace varios años. Sin embargo, León defendió que son personas "susceptibles de repatriación porque entran ilegalmente en España". 

El delegado del Gobierno ha insistido en declaraciones recogidas por Efe en que la devolución permite la repatriación de nacionales de terceros países. Sin embargo, el acuerdo firmado en 2003 especifica además que para poder acogerse a esta condición, las personas deben haber transitado por el país receptor. 

"La cooperación con los países de origen y tránsito de inmigración irregular suponen un eje esencial de la política del Ejecutivo central, ahora y en el pasado", ha señalado León, quien además subraya que la relación con Mauritania es "fluida y constante" en muchos ámbitos. 

El delegado ha lamentado que sus declaraciones en relación a las repatriaciones esta semana "fueran malinterpretadas" porque los retornos, en dicho marco jurídico, "se realizan con pleno respeto de las garantías legales". "Lamento profundamente que representantes públicos que han tenido responsabilidad de Gobierno como el señor Barragán (CC), no hayan aprendido nada en materia de cooperación y lealtad institucional y, además, no tenga pudor en faltar a la verdad en pro de intereses partidistas", apostilló.

Así, dijo, que acusarlo "de haber vulnerado derechos fundamentales y no garantizar la seguridad de los migrantes irregulares retornados es sumamente grave", al tiempo que consideró que alguien que se supone es "conocedor de la problemática de la inmigración irregular por su anterior experiencia como gobernante y que ha estado en ambos lados, no debería hacer uso de un asunto tan sensible y, en esos términos, para buscar hueco en los medios".

De todos modos, aseguró que "no" lo recibe como "un ataque" a su persona, sino como una "imprudencia y una ofensa a los que cada día, en el cumplimiento de sus obligaciones públicas, trabajan con el objeto de proporcionar la mejor atención y buscar soluciones garantistas a quienes llegan" a las costas en situación irregular.

Finalmente, reiteró la voluntad y prioridad del Gobierno para "reforzar la cooperación integral y leal" entre los países de Europa y del África Occidental para poder hacer frente a los flujos migratorios, ya que la cooperación y el trabajo en origen, con países vecinos y socios estratégicos, es "lo que se traduce en resultados en la lucha por frenar la migración irregular y combatir a las mafias que trafican con personas".

Sobre este blog

    Autores

Etiquetas
Publicado el
31 de enero de 2020 - 14:52 h

Descubre nuestras apps

stats