La portada de mañana
Acceder
Lo que Feijóo entiende por calidad democrática, por Esther Palomera
El gol de un negro: de la final de la Eurocopa a la realidad del racismo en el deporte
OPINIÓN | 'La cacería', por Marco Schwartz

La UD prepara la visita al Sporting de Gijón con gimnasio y trabajo táctico

La plantilla de la UD Las Palmas ejercitándose antes del partido ante el Sporting de Gijón.

Efe

Las Palmas de Gran Canaria —

0

La plantilla de la Unión Deportiva Las Palmas ha reanudado este miércoles los entrenamientos con una sesión de gimnasio y posterior trabajo táctico en el Complejo Deportivo El Hornillo, en Telde, de cara al partido del próximo sábado en Gijón ante el Sporting.

En la primera parte del entrenamiento, el preparador físico del equipo isleño, Sebastián López, ha propuesto una serie de ejercicios en el gimnasio, y a continuación el protagonismo lo ha tomado el entrenador, Manolo Jiménez, con trabajo táctico sobre el césped.

Para el choque en el estadio El Molinón-Enrique Castro 'Quini', el entrenador andaluz del conjunto amarillo no podrá contar con los lesionados Martín Mantovani, De la Bella, Christian Rivera, Javi Castellano y Sergio Araujo.

Por el contrario, Jiménez sí dispondrá del centrocampista Íñigo Ruiz de Galarreta, tras cumplir su partido de sanción, y del extremo Hadi Sacko, recuperado de unas molestias en una rodilla.

El lateral catalán De la Bella, lesionado en el primer tiempo del partido ante el Málaga, sufre una distensión leve en el isquiotibial izquierdo, pero se ha descartado que tenga una rotura fibrilar, según ha revelado la resonancia magnética que se le ha realizado.

Por su parte, el centrocampista asturiano Christian Rivera, lesionado también el pasado domingo aunque en el calentamiento del partido ante el equipo andaluz, presenta un edema óseo contusivo que le produce dolor en la cabeza del peroné derecho, por lo que se le ha infiltrado y se comprobará su evolución en los próximos días. 

Galarreta augura un partidazo en Asturias

El jugador de la UD Las Palmas Íñigo Ruiz de Galarreta ha manifestado este miércoles que le pareció “un poco raro” que los comités disciplinarios no le quitaran la primera tarjeta amarilla que recurrió el club tras su expulsión en Extremadura y que le impidió jugar ante el Málaga el pasado domingo.

Pese a estar “prácticamente seguro” de que iba a ser indultado, porque el balón golpeó en su hombro y no en la mano -el árbitro señaló penalti-, finalmente el centrocampista vasco causó baja, pero se ha congratulado de que el equipo amarillo sacara adelante los tres puntos ante el cuadro andaluz (1-0) en la última jornada.

“Tenemos una plantilla muy amplia, con jugadores de mucho nivel, y cuando falta uno, entra otro y no se nota”, ha explicado.

Ruiz de Galarreta volverá probablemente al once inicial el próximo sábado en Gijón ante el Sporting, en lo que considera “otro partidazo” que prevé “muy complicado”, porque el rival es un “histórico” que “también está obligado a estar arriba”, aunque no haya logrado los resultados esperados (es décimo, con ocho puntos).

“En su casa es un equipo muy fuerte, con un campo y una afición de Primera; va a ser un partido precioso y sabemos de la dificultad que tiene, pero iremos con la idea de intentar traernos los tres puntos”, ha dicho en rueda de prensa el jugador.

La Unión Deportiva sigue invicta en el campeonato, pero el futbolista guipuzcoano avisa de que deben estar preparados para “sobreponerse” cuando llegue la primera derrota, aunque espera que se produzca “cuanto más tarde mejor”.

En cuanto a los elogios recibidos de su entrenador, Manolo Jiménez, quien lo ha calificado como un “jugador importantísimo” por su despliegue en el terreno de juego, Ruiz de Galarreta ha asegurado que no había escuchado esas palabras, pero siempre “reconfortan” y ayudan a la “autoestima” para “seguir trabajando igual”.

Etiquetas
stats