Canarias Ahora Blogs y opinión

Sobre este blog

Espacio de opinión de Canarias Ahora

El derecho y la obligación de ser más humanos

Después de tres años sin escribir en este blog, he prometido volver a retomarlo para contar en primera persona la experiencia de trabajar este verano como voluntaria con mi hija de 19 años en el campo de refugiados de Eleonas, en Atenas. Les agradecería mucho que lo lean con atención y que lo compartan con todos sus conocidos. Sé que es largo (media horita más o menos), pero he intentado hacerlo lo más ameno e instructivo posible. Pónganse cómodos y dediquen a este tema un ratito de este fin de semana. Seguro que será positivo para todos.

Desde mi punto de vista, el primer problema de los refugiados y de la población europea es el desconocimiento que hay en todo el mundo acerca de lo que está sucediendo. Bien sea por intereses políticos o económicos, la información que se está dando acerca de los refugiados es manifiestamente insuficiente o está tergiversada de manera interesada. Por este motivo considero que debemos hacer un esfuerzo colectivo para dar a conocer mejor lo que está sucediendo y desarrollar fórmulas alternativas a las que está ofreciendo la comunidad internacional. Nosotros como individuos no podemos resolver el problema de origen, pero sí podemos y tenemos la obligación de velar por el cumplimiento de los Derechos Humanos que a fin de cuentas también son los nuestros.

Qué está pasando

Para empezar, estamos hablando de la mayor crisis humanitaria que hemos vivido desde la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, la presencia en los medios de este drama humanitario no está ocupando ni un 1% de la que le correspondería a una crisis de esta envergadura. ¿Por qué? Tengo mi propia opinión al respecto, pero creo que cada cual debe llegar por sí mismo a la explicación de la negación de este desastre mediante la deliberada ocultación de datos en los grandes medios.

A modo de resumen sobre los antecedentes recientes, la chispa que ha hecho explotar el éxodo masivo de civiles desde zonas en conflicto hasta Europa ha sido la guerra civil en Siria. Sin embargo no es el único país emisor de refugiados, tan solo es el último por el momento. De hecho, los campos de refugiados de Grecia están llenos de afganos, iraquíes, iraníes, eritreos, paquistaníes,... y así hasta 30 nacionalidades más. Curiosamente, muchos de ellos habían residido previamente en los campos de refugiados de Siria pues, siendo éste uno de los países más estables de la zona hasta 2011, se había comportado de manera generosa durante décadas con los civiles que huían de las zonas en conflicto llegando a acoger a más de dos millones de personas. Siria acogía principalmente a refugiados procedentes de Palestina (más de medio millón de palestinos vivía en los campos de Siria hasta que estalló la guerra y ahora no los aceptan en ningún país), de Iraq (más de un millón y medio de iraquíes vivían como refugiados en Siria tras la intervención en Irak del Sr. Bush y sus aliados), así como miles de personas de distintas nacionalidades de su entorno a las que se había aplicado el estatuto del refugiado de la Convención de Ginebra. Es más, Siria había acogido en su día a miles de refugiados europeos en la SGM (al igual que Egipto y Palestina). Quizás por esto muchos Sirios no entiendan que su generosidad como país de acogida sea respondida con el rechazo internacional actual.

Si a esto le sumamos que el éxodo de sirios alcanza ya casi los cinco millones de personas (sin contar los desplazados que superan los diez millones, en un país de veintitrés millones de habitantes), y que los campos de Jordania (con más de 630.000 sirios en un país de 6,5 millones de habitantes, una situación que está poniendo gravemente en peligro la estabilidad en este país) y Líbano (con más de un millón de sirios sobre una población de 4,4 millones de habitantes y sin medios para hacer frente a esta catástrofe) ya no dan más de sí, y que Turquía está desbordada con más de dos millones de sirios (y en aumento), junto con miles de personas de otras nacionalidades que también huyen de zonas en grave conflicto, no hay que ser muy listo para entender que este problema no ha hecho más que empezar. Es más, de no aliviar la presión migratoria en estos países de acogida con prontitud, el caos social estallará en cualquier momento y el volumen de refugiados hacia Europa se va multiplicar exponencialmente.

Puede leer el artículo completo en el blog ...Scenarios.

Sobre este blog

Espacio de opinión de Canarias Ahora

    Autores

Etiquetas
Publicado el
26 de agosto de 2016 - 20:35 h

Descubre nuestras apps

stats