La portada de mañana
Acceder
La nueva guía de Sanidad sitúa a 11 comunidades en riesgo alto o extremo
Pablo Casado busca una segunda oportunidad por el centro
Opinión - Señor Casado, ¿y ahora qué?, por Neus Tomàs

Legado Canario resalta la importancia de la declaración de la Unesco y de la implicación ciudadana para sacar el radiotelescopio de las Montañas Sagradas

Pinar de Tamadaba. (Hecsuag)
Las Palmas de Gran Canaria —

0

Legado Canario, la asociación de reciente formación coordinada por el aequeólogo Julio Cuenca en defensa del patrimonio cultural de los antiguos pobladores de las Islas, ha resaltado en un comunicado el peso de la declaración de la Unesco de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria como Patrimonio de la Humanidad y de la movilización ciudadana para detener la instalación de un radiotelescopio del IGN en el pinar de Tamadaba, parte del Paisaje Natural declarado Patrimonio de la Humanidad. 

Tras la polémica causada, el Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha descartado construir junto al Parque Natural de Tamadaba el radiotelescopio de la Red Atlántica de Estaciones Geodinámicas y Espaciales que pretendía levantar en Gran Canaria y ha decidido buscar un nuevo emplazamiento dentro de la misma isla.

La asociación resalta el peso de la declaración de la Unesco y acusa a las administraciones locales de darle poco peso a otras figuras de protección de la zona. Según Legado Canario, "podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que si esta zona no estuviera declarada como Patrimonio Mundial las administraciones competentes en materia de ordenación del territorio (Cabildo de Gran Canaria y Ayuntamiento de Artenara) habrían activado los procedimientos para su construcción, aún a pesar de localizarse esta propuesta en el Parque Rural del Nublo (Red Canaria de Espacios Naturales), en la Zona de Especial Conservación del Nublo II (Red Natura 2000) o incluso en la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria."

Asimismo, la organización subraya el protagonismo de la sociedad civil contra el proyecto. "Debemos reseñar el esfuerzo de colectivos y personas anónimas que han arrimado el hombro para oponerse a la instalación en Tamadaba de esta infraestructura, no por entender que no sea útil e importante, sino por la ubicación elegida", dice el comunicado. "Recordemos que Tamadaba es uno de los principales atributos, así reconocido por la UNESCO, que dan al Paisaje Cultural un Valor Universal Excepcional", añade. 

Para Legado Canario, "esta renuncia del ING es una muestra evidente del papel que la comunidad local y los grupos de interés pueden y deben tener en la planificación, gestión y toma de decisiones sobre lo que acontece en el Paisaje Cultural."

A las administraciones les pide que "cambien el chip" y "entiendan que la consideración que se ha otorgado de gran parte de la cumbre de Gran Canaria como Patrimonio de la Humanidad es una de las últimas oportunidades que le quedan a la poblaciones cumbreras para afrontar los graves problemas que le afectan en el orden socioeconómico". 

Para atajar los problemas de los municipios cumbreros, la asociación pide "una decidida voluntad para activar la planificación y gestión del Paisaje Cultural, con la participación efectiva de la comunidad local, de tal forma que se afinen los procedimientos que se precisen para cimentar y, paralelamente,implementar con transparencia y consenso el Plan de Gestión del Paisaje Cultural, de tal forma que se afiancen con fundamento nuevas perspectivas para la Cumbre", que define como "la zona con mayor relevancia patrimonial de Gran Canaria reconocida internacionalmente".

Etiquetas
Publicado el
16 de junio de 2020 - 15:31 h

Descubre nuestras apps

stats