La portada de mañana
Acceder
Ucrania entra en el tercer año de guerra con miedo al olvido y dificultades ante Rusia
Koldo García, su mujer y un hermano cobraban sueldos públicos y comisiones
La corrupción siempre llama dos veces. Por Rosa María Artal

El Granca no puede frente al líder

Los claretianos, en el WiZink Center

EFE

Madrid —

0

El Real Madrid de baloncesto sigue convirtiendo la victoria en algo cotidiano y a pesar de tener una semana con cita doble en la Euroliga sorteó al desgaste físico para imponerse de manera contundente y convincente al Dreamland Gran Canaria (97-71).

Tardó poco el anfitrión en destruir el partido, pues irrumpió con paso firme gracias a un parcial de 14-0 que le permitió desenvolverse con comodidad. Su buena defensa desarboló al rival y, cuando este empezó a anotar, apareció en escena Mario Hezonja.

Lo del croata comienza a ser ya cosa muy seria, hasta el punto de ser uno de los jugadores más decisivos en la temporada casi perfecta del cuadro blanco. En esta ocasión anotó 13 de los últimos 17 puntos de los suyos antes del final del primer cuarto. Y además, asistió en una de las dos canastas restantes, anotadas ambas por Walter Tavares.

La exhibición individual del “once” permitió al de casa conservar la renta que tanto se había trabajado en el arranque y que fue capaz de prolongar en el segundo acto con una anotación más coral; mientras Ethan Happ, con 15 puntos, y Ferrán Bassas, con dos triples, sostenían al conjunto canario.

A la segunda mitad se presentó el plantel de Chus Mateo con un parcial favorable de 13-2, importante en lo psicológico porque le permitió sobrepasar la barrera de los veinte puntos de ventaja y acercarse incluso a la de los treinta al filo de la media hora. Lo evitó el contrario con un 0-9 que incluyó siete tiros libres.

Así las cosas, el enfrentamiento llegó ya decidido a los últimos diez minutos. Los aprovecharon hombres como Eli Ndiaye para acumular méritos e Ethan Happ para seguir engordando sus cifras y acabar con unos meritorios 26 puntos.

97 - Real Madrid (31+23+20+23): Campazzo (2), Causeur (13), Hezonja (19), Abalde (8), Tavares (12), -cinco inicial-, Rudy Fernández (2), Sergio Rodríguez (3), Poirier (10), Deck (2), Llull (6), Ndiaye (5) y Musa (15).

71 - Dreamland Gran Canaria (14+23+16+18): AJ Slaughter (9), Albicy (2), Brussino (4), Pelos (4), Happ (26), -cinco inicial-, Kljajic (-), Bassas (8), Prkacin (5), Salvó (4), Landesberg (9).

Árbitros: Fernando Calatrava, Iyán González y Carlos Merino.

Incidencias: partido de la jornada 13 de la Liga Endesa de baloncesto disputado en el WiZink Center de Madrid ante 7.731 espectadores.

Etiquetas
stats