eldiario.es

Menú

El Gobierno exculpa al Banco de España por no eludir las dificultades del sector

MADRID

El Gobierno considera que la función supervisora del Banco de España y la regulación prudencial implantada no "lograron eludir el actual contexto de dificultad en el sector" financiero, pese a ser de las "más prudentes a nivel internacional", porque la interacción del endurecimiento del acceso a la financiación y el deterioro de activos provocados por la crisis produjeron una "presión muy fuerte" sobre la economía y las entidades.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Miguel Ángel Fernández Ordóñez

Miguel Ángel Fernández Ordóñez

El Gobierno considera que la función supervisora del Banco de España y la regulación prudencial implantada no "lograron eludir el actual contexto de dificultad en el sector" financiero, pese a ser de las "más prudentes a nivel internacional", porque la interacción del endurecimiento del acceso a la financiación y el deterioro de activos provocados por la crisis produjeron una "presión muy fuerte" sobre la economía y las entidades.

Así, el Gobierno asegura que "desde sus comienzos", la crisis ha supuesto un drástico endurecimiento del acceso a la financiación y a la liquidez, "a lo que se ha ido uniendo, a medida que se prolongaba en el tiempo", un deterioro de activos, "especialmente de aquellos relacionados con el sector de promoción inmobiliaria".

El Gobierno responde en estos términos a una batería de preguntas parlamentarias presentadas por el diputado 'popular', Ramón Aguirre, a raíz de la publicación de una carta fechada en mayo de 2006 de los inspectores del Banco de España al entonces vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes.

En este sentido, defiende que España "ha contado durante estos años y sigue contando a día de hoy" con una "supervisión prudencial altamente estricta" a cuenta del organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez, capaz de "monitorizar" el comportamiento de los intermediarios financieros para promover una "administración adecuada del riesgo".

Además, asegura que la regulación financiera es "de calidad" y tiene el "objetivo claro" de preservar la estabilidad del sistema financiero, "minimizando los fallos de mercado que puedan perturbar su actividad con la "máxima prudencia".

Asimismo, recuerda que España ya posee un sistema de provisiones genéricas "muy valorado a nivel internacional por sus efectos anticíclicos durante esta crisis", que obliga a las entidades a incrementar sus provisiones en las fases expansivas de la actividad económica "cuando los riesgos comienzan a generarse".

EL BDE PIDIÓ la INFORMACIÓN QUE CONSIDERÓ CONVENIENTE

A la pregunta de por qué no se obligó a las entidades financieras a "declarar realmente los riesgos que estaban asumiendo en el mercado inmobiliario", el Gobierno recalca que es el banco de España el que decide en cada momento la información más útil para garantizar la estabilidad del sector financiero y datos adicionales "siempre que los considere necesarios".

En relación a los riesgos del sistema, y ante la pregunta concreta de Aguirre sobre las hipotecas por importe superior al 100% del valor de tasación de las viviendas, el Gobierno recalca que estos productos poseen en España "un tratamiento regulatorio muy exigente".

ES UNA CARTA, NO UN INFORME

En su misiva, los funcionarios alertaban sobre los riesgos a los que se enfrentaba el sistema financiero español y el empeoramiento de la situación económica.

El Gobierno admite la existencia del documento, pero recalca que sólo se trata de carta censurando la actuación del entonces gobernador, Jaime Caruana, por lo que no tiene el "valor jurídico" que corresponde a los informes públicos emitidos por supervisor dentro del ejercicio de su función supervisora.

EL FMI DE RATO ALABÓ LA CAPACIDAD DE LA BANCA EN 2006

De esta forma, recuerda que el Informe de Estabilidad Financiera de noviembre de 2006 señalaba que "se confirma la fortaleza de las entidades de depósito españolas", tanto en términos de rentabilidad como de solvencia, "aunque persisten los elementos de preocupación relacionados con el fuerte crecimiento del crédito concedido y su concentración en determinados segmentos de negocio".

Asimismo, el informe recuerda que en esos momentos el Fondo Monetario Internacional (FMI) (entonces dirigido por el ex vicepresidente económico del PP, y actual presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato) destacaba una "elevada capacidad de resistencia" del sistema financiero español ante incrementos del riesgo de crédito, de mercado, de tipo de interés en el balance y de liquidez.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha