Obama celebra el descenso del paro en EEUU

WASHINGTON, 7 (Reuters/EP)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha celebrado este viernes el descenso de la tasa de paro hasta el 8,5 por ciento, el mínimo en más de dos años, y ha exhortado al Congreso estadounidense a que prorrogue el recorte de los impuestos a las clases medias a todo este año. Además, ha reclamado la aprobación de otras dos medidas encaminadas a consolidar esta tendencia.

A pesar de que la economía norteamericana ha creado 200.000 empleos en diciembre, "obviamente, tenemos mucho trabajo por hacer", ha insistido Obama.

Asimismo, ha urgido a los congresistas a que aprueben la ampliación del recorte de los impuestos sobre las nóminas de una gran parte de los trabajadores estadounidenses, que ya ha sido prorrogada tres meses.

"Estamos realizando progresos. Estamos yendo en la dirección correcta y unas de las razones de esto es el recorte fiscal para los trabajadores estadounidenses que implementamos el pasado año", ha defendido el presidente Obama.

"Cuando el Congreso vuelva de las vacaciones, debe ampliar el recorte de impuestos a la clase media para todo este año con el fin de cerciorarnos de que continuará esta recuperación", ha apostillado.

En este sentido, Obama ha ensalzado "los verdaderos progresos" cosechados y ha abogado por continuar con las medidas aprobadas por su Ejecutivo. "No es tiempo para detenerse", ha dicho, "por lo que urgiré al Congreso que, en base a la altura de su trabajo, garantice que todo el mundo pueda disfrutar de una recuperación aún más sólida en 2012".

De hecho, está previsto que demócratas y republicanos aborden en el Congreso la prórroga de las exenciones fiscales para el resto del año, puesto que el 29 de febrero es la fecha límite para que esta medida sea refrendada.

CONGELACIÓN SALARIAL A LOS FUNCIONARIOS

Por otra parte, el presidente estadounidense ha esbozado otras dos propuestas para mantener el progreso económico reflejado en el descenso de la tasa de desempleo. En primer lugar, Obama propondrá suspender la congelación salarial estipulada para los funcionarios e incrementar un 0,5 su retribución, según ha sostenido la Casa Blanca.

Dicho aumento finalizaría con dos años de congelación salarial para los trabajadores de la Administración norteamericana y sería incluida en los presupuestos para 2013, el cual será desgranado a principios de febrero.

No obstante, este incremento salarial requiere de la 'luz verde' del Congreso, en vistas a la oposición republicana, que es partidaria de extender dicha congelación, que afecta a unos dos millones de empleados públicos, hasta septiembre del próximo año.

Esta medida será debatida en el Congreso junto con el ajuste del coste de vida en un 3,6 por ciento en 2012 para los jubilados que gozan de los beneficios del sistema norteamericano de Seguridad Social.

El ahorro que supone tal congelación, que está cifrada en unos 26.000 millones de dólares (20.440 millones de euros), pretende ser usada por los republicanos para sufragar la prórroga de los recortes de impuestos que reclama Obama, cuya aprobación supondría un gasto adicional de 120.000 millones de euros (98.300 millones de euros).

Los demócratas han rechazado esta propuesta de los conservadores, aunque se han comprometido a valorar otras propuestas, entre otras, en materia de pensiones para los funcionarios.

INVERTIR MÁS EN EL PAÍS

La segunda propuesta que ha esgrimido Obama para mantener el nivel de recuperación económica y de descenso del paro ha supuesto un mensaje para las compañías estadounidenses con un claro cariz proteccionista.

La Casa Blanca ha desvelado que el mandatario norteamericano presionará la próxima semana a las empresas líderes para que expandan o diversifiquen sus negocios dentro de Estados Unidos, antes que hacerlo en el extranjero.

Sin embargo, la Casa Blanca ha indicado que las empresas estadounidenses han incrementado su inversión y el establecimiento de industrias y fábricas en el país. Esta política de Obama busca animar a otras compañías a seguir dicha tendencia, han apuntado fuentes de la Casa Blanca.

En el marco de esta campaña por el empleo en vistas a las elecciones presidenciales de noviembre, Obama y el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, mantendrán un encuentro este miércoles con ejecutivos de decenas de compañías norteamericanas para remarcar el aumento de las inversiones en el país, en palabras de esta fuente de la Casa Blanca.

"El presidente se reunirá con líderes empresariales así como con expertos en la materia para debatir por qué es competitivo establecer negocios en Estados Unidos y qué más se puede hacer para trabajar con las compañías con el fin de tomar medidas similares para crear empleos estadounidenses", ha agregado este responsable.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats