eldiario.es

9
Menú

Hidalgo será el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria en el mandato del "consenso y el diálogo"

En una Sala San Borondón del Auditorio Alfredo Kraus abarrotada, el socialista ha tomado posesión como primer edil con los votos a favor de su formación, LPGC Puede y Nueva Canarias

Juan José Cardona obtuvo el respaldo de los diez concejales del PP, mientras que Unidos por Gran Canaria y Ciudadanos se abstuvieron

Augusto Hidalgo promete un gobierno "unido, sólido y cohesionado" basado en la "transparencia, sobriedad y participación ciudadana"

El alcalde saliente reconoce la "gesta sin precedentes" de LPGC Puede y felicita a Hidalgo por "aglutinar una mayoría suficiente para ser designado alcalde"

- PUBLICIDAD -
El alcalde saliente Juan José Cardona, y el nuevo alcalde de las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, se abrazan tras la votación celebrada este sábado en la constitución del Ayuntamiento capitalino. (EFE/Ángel Medina G)

El alcalde saliente Juan José Cardona, y el nuevo alcalde de las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, se abrazan tras la votación celebrada este sábado en la constitución del Ayuntamiento capitalino. (EFE/Ángel Medina G)

Augusto Hidalgo ha sido nombrado alcalde del décimo mandato de Las Palmas de Gran Canaria tras obtener la mayoría absoluta otorgada por el apoyo de los siete ediles del PSOE, los seis de Las Palmas de Gran Canaria Puede y los dos de Nueva Canarias. El alcalde saliente, Juan José Cardona, recibió diez votos del Partido Popular, mientras que Ciudadanos y Unidos por Gran Canaria se abstuvieron en su votación en este primer pleno del nuevo Consistorio.

La proclamación de Hidalgo se realizó en la mañana de este sábado en una Sala San Borondón del Auditorio Alfredo Kraus abarrotada donde los concejales electos prometieron o juraron acatar la Constitución española. A pesar de que el acto comenzó algo tibio, tras el juramento de los ediles del Partido Popular la sala comenzó a ovacionar a los demás políticos. Primero a los socialistas, con aplausos a sus siete cargos, aunque cuando llegó la investidura de los miembros de Las Palmas de Gran Canaria Puede los vítores fueron más sonoros, con algunos gritos de "sí se puede".

Los miembros de esta confluencia formada por Podemos, Equo, Ganemos o ex miembros de Izquierda Unida, fueron los únicos que no se quedaron en un simple "sí prometo" o "sí juro" (esto último dicho por la gran mayoría de concejales del Partido Popular). Así, Javier Doreste prometió su cargo "por el pueblo soberano", mientras que Sergio Millares lo prometió "desde mis convicciones republicanas". Por su parte, Pilar Álvarez alegó que prometía su cargo "para poner las instituciones al servicio de la ciudadanía y por los valores de la ecología política".

Hidalgo inició su alegato rememorando a su padre, concejal en la capital grancanaria en el año 1979, para continuar repitiendo las palabras con las que Keneddy comenzó su discurso cuando fue proclamado presidente del Gobierno de Estados Unidos en 1961. " Hoy somos testigos no de la victoria de un partido, sino de la celebración de la libertad, simbólica tanto de un fin como de un comienzo, que constituye una renovación y también un cambio". Así, el ya ex consejero del Cabildo de Gran Canaria aseguró que siente la responsabilidad de recoger el compromiso que adquiere desde este sábado.

El nuevo alcalde prometió un gobierno "unido, sólido y cohesionado" fruto de la nueva etapa de la política que la ciudadanía ha decidido que "sea más plural". De esta manera, entiende que los palmenses han pedido una "nueva forma de gobernar donde el diálogo se constituya como más y mayor democracia para Las Palmas de Gran Canaria".

Como pilares de este nuevo mandato el político socialista señaló la "transparencia, sobriedad y participación ciudadana" y recalcó que el objetivo prioritario de su gobierno será luchar contra la desigualdad por una ciudad más justa. En este punto recordó a las 50.000 personas en paro, de las cuales más de la mitad no recibe ayudas, para asegurar que "sin empleo no hay igualdad social posible". Por ello defendió el plan de rescate porque con él se garantizará las condiciones mínimas para que puedan vivir con dignidad.

No se quiso olvidar tampoco de los empleados municipales ya que es consciente que han pasado momentos "en los que no se han sentido valorados" por lo que se abre "un plazo de respeto mútuo". Por último finalizó su intervención con las palabras de Benito Pérez Galdós en  La Fe Nacional y otros Escritos sobre España, cuando en 1912 escribió "tendremos que esperar como mínimo 100 años más para que en este tiempo, si hay mucha suerte, nazcan personas más sabias y menos chorizos de los que tenemos actualmente", para acentuar que "esa generación ha llegado y estamos aquí para recoger el testigo".

"Nos comprometemos a ser la voz, las manos y los ojos"

Antes del discurso de Hidalgo intervinieron los siete grupos que conformarán el Consistorio capitalino. Javier Doreste, que será el primer teniente de alcalde, explicó que apoyan a este gobierno con el objetivo de garantizar "vivienda, trabajo y derechos a todo el pueblo de nuestra ciudad" e "impedir los actos arbitrarios que han dado inseguridad jurídica y quebranto económico". Para concluir advirtiendo que  "nos comprometemos a ser la voz, las manos y los ojos. Porque se puede, sí se puede".

El segundo teniente de alcalde, Pedro Quevedo, observó que las elecciones han hablado "de forma diferente a los últimos 20 años" ya que han dicho que los votantes quieren "consenso" y un cambio político en esta ciudad. Desde el único partido nacionalista que ha entrado en el Consistorio capitalino se han felicitado por "marcar una dinámica de acuerdo político que no es lo habitual", en relación a que en las reuniones primero llegaron al acuerdo político, después al organigrama y por último a la constitución municipal.

"Estamos conjurados a estar a la altura de las expectativas que hemos levantado. Estamos siendo observados con microscopio y telescopio y vamos a estar a la altura para lo micro y para lo macro", subrayó Quevedo, quien definió el diálogo entre su formación, el PSOE y LPGC Puede como "transparente y participativo", y lo calificó como "histórico" ya que no ha visto tal proceso en ningún otro lugar de España.

Por su parte Inmaculada Medina, que repite como concejala en los socialistas, recapituló los últimos cuatro años del PSOE en la oposición, que desde su punto de vista ha sido "constructiva" y ejercida "con dedicación". A ello añadió que ahora que gobiernan pelearán por una ciudad en la que todos los ciudadanos "se sientan importantes, sin diferencias entre ciudad alta y ciudad baja". Para ello comentó que este partido quiere "dialogar, alcanzar acuerdos y trabajar para que los ciudadanos sientan el orgullo de vivir en la ciudad" y acentuó que "primero serán las personas y luego los proyectos". "Cumpliremos con la palabra dada que es lo que quieren los ciudadanos, trabajar distrito a distrito, barrio a barrio, calle a calle y ciudadano a ciudadano", remató.

Cardona hará una oposición "constructiva"

Augusto Hidalgo, en el pleno de la constitución del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria (EFE/ÁNGEL MEDINA G.)

Augusto Hidalgo, en el pleno de la constitución del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria (EFE/ÁNGEL MEDINA G.)

El alcalde saliente, Juan José Cardona, inició sus palabras felicitando a todos los concejales, en particular a aquellos que lo hacen por primera vez porque "están experimentando el tremendo honor que significa representar a las personas". El político popular dirigió estas palabras en concreto a Ciudadanos y, sobre todo, a los partidos que integran Las Palmas de Gran Canaria Puede, quien desde su opinión han realizado "una gesta sin precedentes en la historia democrática del Ayuntamiento y una extraordinaria responsabilidad".

Del mismo modo tuvo palabras de cumplimento a Agusto Hidalgo porque, a pesar de "no encabezar el grupo político más votado", el socialista "sí ha sabido aglutinar en torno a su persona una mayoría suficiente para ser designado alcalde de Las Palmas de Gran Canaria". El político popular también reconoció que los resultados obtenidos por su formación no fueron los esperados.

Cardona explicó a los asistentes, entre los que se encontraban Emilio Mayoral, Josefa Luzardo y Jerónimo Saavedra, que es "un honor ser alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, representar y ser el primero de los ciudadanos de nuestra ciudad" y que las personas que han sido alcalde tienen un compromiso con ella, por lo que "p ara cualquier consejo, lo haré desde el más profundo compromiso hacia la responsabilidad que acaba de iniciar". Un guante que más tarde Hidalgo recogió al asegurar que a partir del lunes se reunirá con las distintas formaciones que estarán en la quinta y sexta planta de las Oficinas Municipales.

El político popular añadió que el PP "arrimará el hombro" y hará una oposición "constructiva", entendiendo que cuando se ha gobernado se sabe cómo se pueden hacer las cosas "con mayor realismo" y sostuvo que el Ayuntamiento presenta orden en materia económica y estabilidad presupuestaria.

La concejal de Ciudadanos Beatriz Correas afirmó que este grupo no apoyó la investidura de Hidalgo porque el nuevo regidor no ha hablado con todas las formaciones políticas y "ni siquiera contestó a la invitación" al diálogo que el partido naranja le hizo tras las elecciones. Aparte, también rechazó darle el respaldo porque el PSOE no apoya la reforma electoral en Canarias y porque luchan contra la corrupción. Correas cerró su turno deseándole al nuevo alcalde "lo mejor" porque ello implicará "lo mejor de nuestra ciudad"-

Ángeles Batista, portavoz de Unidos por Gran Canaria, declaró que el futuro no se alcanza "con discursos efímeros o falsas promesas" y que su formación, que cuenta con dos representantes, trabajará en la oposición para que la capital afronte su presente y su porvenir con progreso. "Velaremos para que las iniciativas se ejecuten por los intereses generales", ratificó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha