Senegal vive intensas protestas callejeras por la detención del principal líder opositor

Protestas en Senegal

Senegal vive estos días intensos episodios de protestas en las calles a raíz de la detención del líder opositor, Ousmane Sonko, que fue apresado el miércoles cuando se dirigía a testificar ante el juez que instruye una causa contra él. Desde la capital, Dakar a Saint Louis o Ziguinchor (en la región de Casamance, la base política del líder detenido) las revueltas se han expandido como la pólvora y ya han dejado hasta el momento un fallecido en el sur del país, según informa la Agencia EFE. 

Sonko, que ha sido acusado de violación y amenazas de muerte a una mujer, se dirigía al tribunal para prestar declaración mientras decenas de simpatizantes lo acompañaban en coches y a pie cuando fue detenido por las fuerzas de seguridad por “alterar el orden público”. Este hecho ha sido la mecha que ha hecho explotar a una parte de la sociedad senegalesa y que la ha empujado a mostrar su desacuerdo en las calles.

En las redes sociales, se han visto fuertes protestas en los alrededores de las universidades Cheikh Anta Diop de Dakar y en la de Gaston Berger de Saint Louis donde los jóvenes han hostigado a las fuerzas policiales a pedradas, obligándolas en algunos casos al repliegue. Pero la violencia también se ha visto en los populosos barrios de la capital donde la ira se ha dirigido contra gasolineras y supermercados franceses presentes en el país. Varios comercios de la cadena Auchan han sufrido ataques vandálicos y pillajes desde el miércoles, según denuncia la propia compañía en un comunicado y en el cual recalca que los damnificados de los ataques no son franceses sino ciudadanos senegaleses y llama a la escucha de todos los ciudadanos.

Algunos medios de comunicación también han sido objeto del enfado popular, como la emisora Radio Futurs Media (RFM), propiedad del cantante y exministro de cultura, Youssou N´Dour, que sufrió varios actos de vandalismo. Este hecho se produjo después de conocerse la suspensión durante durante 72 horas de dos cadenas de televisión, Sen TV y Walft TV por parte del Consejo Nacional Regulador del Audiovisual (CNRA). También la sede del periódico Le Soleil fue atacada, como informa France 24. 

El acceso a internet también ha sido restringido y desde este viernes por la mañana las aplicaciones de Facebook, WhatsApp y YouTube han visto limitado su uso, según señala la Agencia Reuters. Precisamente han sido las redes sociales una pieza fundamental para la expansión de las protestas y donde se ha emitido a tiempo real las situación de las ciudades y de las múltiples manifestaciones que salpican el país. 

Sobre la detención del líder opositor ya se ha pronunciado Amnistía Internacional, que desde su delegación en Senegal exige su liberación inmediata y llama  “a poner fin de inmediato a las detenciones arbitrarias de opositores y activistas”, tal y como reivindica en un comunicado de prensa. De hecho, en las últimas semanas, se han producido varias detenciones de líderes políticos como la de Guy Marius, como también indica Amnistía Internacional. La organización que vela por el cumplimiento de los derechos humanos también denuncia la participación durante las protestas de hombres vestidos de civil y armados con garrotes que bajaban de camionetas y perseguían a los manifestantes y golpeaban a los detenidos. 

Varios líderes africanos también se han manifestado sobre esta situación atípica que vive Senegal. El ex director de Amnistía Internacional para África Occidental y central, Alioune Tine, llama a la negociación para salir de esta crisis: “Hay un tiempo para la política y un tiempo para la justicia”, expresa en su perfil de Twitter. Por contra, el activista panaficanista Kemi Seba en su cuenta de Instagram llama a la resistencia africana: “La gente de Cheikh Anta Diop se rebela contra el neocolonialismo francés y su títere Macky Sall (...) Es la hora de despertar. A seguir.”

Ousmane Sonko es el líder más destacado de la oposición en Senegal y el presidente del partido Patriotas de Senegal por el Trabajo, la Ética y la Fraternidad (PASTEF). Defensor del panafricanismo (la corriente que defiende la unión entre los países africanos), cuenta cada vez con más apoyos, sobre todo entre la juventud del país. Su visión del sistema político y económico entra en contraposición con la vieja política que encarna en estos momentos el presidente del Gobierno, Macky Sall. Hace semanas Sonko fue acusado de un presunto caso de violación y amenazas de muerte por una trabajadora de un centro de belleza, a donde él acudió para la realización de un masaje. El opositor argumenta que se trata de un “complot” contra él. Después de perder la inmunidad parlamentaria fue notificado para que declarara este miércoles, el día de su detención.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats