Así será el tiempo en Canarias a finales de siglo: investigadores de la ULL desarrollan un modelo climático sin precedentes

Foto de archivo de una alerta por ola de calor en Canarias

Europa Press

0

Investigadores del Grupo de Observación de la Tierra y la Atmósfera (GOTA) de la Universidad de La Laguna (ULL) han desarrollado un modelo climático con una resolución sin precedentes y según el cual Canarias registrará un aumento de temperaturas de entre 2 y 6 grados centígrados a final de siglo que afectará, sobre todo, a las cumbres de las islas.

El investigador principal del grupo, Juan Pedro Díaz, afirma en un comunicado de la ULL que los modelos realizados son los primeros que pueden aportar datos muy afinados y claros en cuanto a la tendencia a un aumento de la temperatura que no es igual en costa, medianías o en la cumbre, sino más brusco en zonas altas.

Los investigadores del grupo Juan Carlos Pérez Darías y Francisco Javier Expósito González explica que en su modelo se recalcula todo cada cinco segundos para los próximos cien años, lo que ha sido posible gracias a la gran colaboración del superordenador Teide HPC, situado en el Instituto Tecnológico y de Energías Renovables.

"Llevamos ocho meses de manera ininterrumpida utilizando un millar de procesadores de este ordenador las 24 horas del día. Esto ha generado ya algo más de 80 terabyte (83.886.080 de megas) de datos”, aseguran.

Gracias a la potencia del superordenador Teide HPC y al diseño e interpretación de los datos del grupo GOTA, ya se han publicado las primeras predicciones para el clima de las islas.

“Se observa un aumento de las temperaturas de unos seis grados en el escenario menos favorable; en otros modelos más favorables el aumento sería de dos grados hacia final del siglo. Lo que dicen los modelos claramente es que este incremento de temperatura será más elevado en altura que a nivel de costa”, detallan.

Estos datos indican que las cumbres de las islas serán las más castigadas por el ascenso térmico, un aspecto que los investigadores ven como fundamental a la hora de programar los planes de conservación de las especies.

Una de sus consecuencias será que la temporada de incendios forestales se alargará más allá de los meses de verano, e incluso no descartan que se produzcan durante todo el año.

“En cuanto a las lluvias los modelos lanzan un descenso neto en la precipitación. Que cada vez llueva menos es un problema más grave que el aumento de las temperaturas”, explican.

Añaden que no ven en los modelos que se vaya a producir más eventos meteorológicos extremos o violentos " pero por poco, estamos al límite”, aseguran los investigadores de la Universidad de La Laguna.

Agregan que lo que muestran los modelos es que en verano la confortabilidad de la playa disminuirá por el aumento de la temperatura, aumentará también el número de noches de bochorno y tropicales en los meses de verano, sin embargo, en invierno la confortabilidad aumentará.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats