La portada de mañana
Acceder
Europa se conjura frente a Putin
Silencio y cabezas gachas en el colegio mayor de los cánticos machistas
OPINIÓN | 'No hay vertedero moral para tanto detritus', por Esther Palomera

El arte mágico de Gustavo Díaz: de una tijera de poda a una graja

La Palma Ahora

Fuencaliente —

0

Asegura que “hago lo que me gusta siguiendo mi camino, una aventura llena de herrumbre, con olor a oxidación, aceros cortados, aromas metálicos y de soldadura”. El artista y activista medioambiental Gustavo Díaz crea en su taller de Fuencaliente extraordinarias piezas con materiales que rescata del olvido y que llevan el sello de Herrumbre vivo. Es un arte mágico. Una de sus últimas obras es la conversión de una tijera de poda en una expresiva graja. “Tijera de poda, cepa de vides de la falda del volcán, aspas de motores de labranza, obra ligada a la viticultura que cuenta una historia, por su utilidad agraria, desgaste y oxidación que contempla el paso del tiempo”, explica el creador, que también es activista medioambiental y realiza recogida de residuos en enclaves del municipio sureño. “De generación en generación, se traspasa el arte de poda, la variedad, la altitud, el tipo de suelo, la forma de tutorar y la climatología del año, fuerza que se apliquen diferentes tipos de poda, más largos o cortos, contando los ojos”, dice. “La graja, chova pequirroja, símbolo animal de la Isla de La Palma, observa desde el cielo, con su plumaje negro, de reflejos azules metálicos, su pico y patas rojizos y su vuelo acrobático”, describe. “Este trabajo indica al cosechero el inminente cambio del tiempo, con la dirección de su migración a cotas más bajas”, relata.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats