“Hay que mejorar la gestión del agua en La Palma para poder seguir cultivando”

Patricia Perdomo es viticultora y bodeguera.

0

La viticultora y bodeguera garafiana Patricia Perdomo ha participado este jueves en una mesa redonda en Puntagorda, en el marco de las jornadas La Voz de la mujer que organiza la asociación intercultural Karmala Cultura, en la que se ha abordado el cambio climático y la gestión del territorio desde la perspectiva de la mujer rural. En una entrevista con La Palma Ahora ha asegurado que “es necesario una mejor gestión del agua en La Palma para poder seguir cultivando”. “El sector primario se viene abajo y parece que, por ahora, no hay medidas para hacer frente a esta situación”, ha subrayado. Ha asumido el compromiso, a partir de la celebración de esta mesa, de colaborar con profesionales de la agricultura, la ganadería y el medio ambiente para mejorar la calidad de vida del entorno rural con una labor sostenible y defender intereses comunes. 

-¿Cuál es su visión sobre el cambio climático y la gestión del territorio? ¿qué propuestas plantea?

Mi visión ahora mismo es bastante oscura, por decirlo de una manera clara. Planteamos una mejor gestión del territorio, la adaptación de las variedades que han mejorado con el cambio climático, un estudio muy intenso de cómo nos ha afectado para poder tomar decisiones y, por supuesto, una mejor gestión del agua para poder seguir cultivando, continuar con esta labor porque no está en mente un cambio de actividad por la sequía.

-¿Cómo ve la situación de La Palma en este contexto de calentamiento global, cambio climático y efecto invernadero?

En La Palma se nota muchísimo, hemos tenido inviernos poco lluviosos, pero, además, son inviernos que parecen verano. La nieve se ha ausentado durante varios años y eso se empieza a notar en los acuíferos y las galerías, y tiene una implicación directa en la agricultura y la ganadería. El sector primario se viene abajo y parece que, por ahora, no hay medidas para hacer frente a esta situación.

-La vendimia de este año en la Isla ha sido la de menor producción desde que hay registros y la viña de secano está muriendo. Como viticultora y bodeguera, ¿cómo afronta esta situación?

La afrontamos con mucho miedo, aunque con la esperanza tanto de que llegue el agua como de que se haga una mejor gestión de ella. Hay que aprovechar el agua de lluvia, evitar que se pierda, eso es algo primordial en lo que ya deberíamos estar trabajando por la escasez que tenemos, recoger la que no se aproveche en el campo. Deberíamos de tener una infraestructura destinada al aprovechamiento de agua que luego se pudiera utilizar para regadío. 

-¿El papel de la mujer rural tiene el reconocimiento que se merece o falta aún mucho camino por recorrer?

-Empieza a haber reconocimiento, en esta mesa redonda hemos visto cómo hemos avanzado, pero es un camino que le queda todavía mucho que recorrer, incluso en las nuevas generaciones vuelve a haber machismo a un nivel incontrolable, mucho más que cuatro generaciones atrás. Entonces, sí que queda mucho trabajo que hacer, sobre todo dentro de las aulas, que es nuestra sociedad del futuro. 

-¿Cree que se pueden crear sinergias entre agricultura y ganadería a partir este tipo de mesas?

-Creo que se pueden crear y que, además, son necesarias, tanto en agricultura y ganadería como en medio ambiente; pueden ir de la mano, caminar juntos por el mismo sendero y buscar soluciones para el medio rural que sean realmente efectivas y que lleguen a crear algo importante como es la recuperación del sector primario.

Etiquetas
Publicado el
15 de octubre de 2020 - 13:29 h

Descubre nuestras apps

stats