El incendio de Garafía se encuentra en fase de consolidación de su perímetro "sin llamas pero con muchos puntos calientes”

Efectivos de los bomberos durante las labores de extinción del incendio forestal que desde ayer afecta al municipio palmero de Garafía.

El incendio que se originó sobre las 18.20 horas de este viernes en la zona de Catela, dentro del municipio de Garafía, se encuentra actualmente en fase de consolidación de su perímetro y aunque no hay llamas, sí existe en la zona mucho humo y puntos calientes que hay que enfriar para evitar "sustos" y reactivaciones.

En cuanto al incendio, se mantiene con un perímetro de entre 16 y 17 kilómetros y ocupando una superficie que ronda las 1.200 hectáreas. Asimismo, el terreno quemado está entre 300 y 400 hectáreas de pinar, pastizal y matorral, además de alguna vivienda afectada sin que haya lamentar pérdidas humanas o animales.

Así lo ha indicado el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, durante una comparecencia a las 11.00 horas para informar de la evolución del fuego y de la situación actual que contó con la participación del consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez; del presidente del Cabildo, Mariano Hernández Zapata; del director técnico de Extinción del Gobierno de Canarias, Jorge Parra; y del delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana.

"Tras la noche, que siempre es un momento crítico porque no pueden salir los medios aéreos y empezaban las rachas de viento, hay que decir que a esta hora estamos mejor que ayer. El incendio ha ido caminando a mejor desde el punto de vista humano y medioambiental", expuso Torres en declaraciones recogidas por Europa Press.

Duro trabajo durante la noche

Torres explicó que ha sido una noche "dura" de trabajo de los equipos terrestres con dos puntos importantes a atajar. El primero de ellos en la zona de Lomo de Las Palomas, que limitaba con la LP-1 y donde había riesgo de que pudiera saltar hacia la caldera o hacia Tijarafe y Punta Gorda.

"Y de hecho -continuó el presidente- anoche se saltó en la zona que iba hacia la costa. Fue un susto grande pero se pudo contener por el trabajo de los operativos terrestres. Había riesgo de que pudiera caminar hacia la cumbre pero dio resultado el trabajo realizado y en estos momentos podemos decir que se encuentra en contención toda esta zona".

El otro punto conflictivo era el de Llano Negro. Aquí, el fuego exigió durante la noche un trabajo "arduo" que ha conseguido que hasta las 11.00 horas no hubiera humo en el lugar ni llamas, estando en fase de consolidación del perímetro.

Con todo, las condiciones meteorológicas para hoy siguen siendo adversas con más de 35 grados, humedad baja y con un viento más fuerte que ayer. "Se espera y se desea que este lunes las condiciones mejoren pero el martes pueden volver a subir las temperaturas", apuntó.

Mientras, el director técnico de Extinción del Gobierno de Canarias, Jorge Parra, ha hecho especial hincapié en lo costoso de las labores realizadas durante la noche aunque gracias a este trabajo la estrategia diseñada contra este incendio, de tipo topográfico -sin cabeza ni cola fija-, ha ido funcionando.

"La estrategia que hemos definido se ha ido cumpliendo. A día de hoy la intención es seguir consolidando el perímetro para que no dé ningún susto. No debemos bajar la guardia porque seguimos con la ola de calor", aseveró.

Once recursos aéreos

En la actualidad, son once los recursos aéreos que están luchando contra las llamas y que durante la mañana han llegado a descargar hasta 100.000 litros de agua en una centena de operaciones.

En concreto, están operando un helicóptero, un avión de carga en tierra y un BRIF del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico; un Air Tractor y un helicóptero del Cabildo de Gran Canaria; un helicóptero de la Guardia Civil para tareas de coordinación; y dos helicópteros del Grupo de Emergencias y Salvamento del Gobierno de Canarias; así como tres hidroaviones anfibios de gran capacidad del Ministerio.

Por otro lado, Torres recordó que uno de estos aparatos fue derivado a la isla de La Gomera por un incendio iniciado en Las Creces, ya estabilizado, que quemó anoche 1,5 hectáreas de terreno en el Parque Nacional de Garajonay.

Sobre los medios terrestres en el incendio de La Palma, el presidente apuntó que este domingo vuelven a ser más de 400 profesionales los que están luchando contra las llamas. Así, hoy se han incorporado dos brigadas forestales llegadas de Toledo y de Soria (40 personas), mientras que de la UME son 120 personas las que se han desplazado a la isla.

Los vecinos desalojados

Respecto a la situación de los 300 vecinos que han tenido que ser desalojados de manera preventiva por su cercanía al incendio, el presidente ha explicado que no van poder volver aún a sus viviendas, ya que el peligro por el incendio aún está vigente.

Casi todos los evacuados se han trasladado hasta las viviendas de familiares o amigos, mientras que 37 están en el Albergue Cuatro Caminos, 10 en el de Pino de la Virgen y dos en la Residencia de Mayores de Santo Domingo.

Los barrios evacuados son Colmenero, Catedral, Los Lomitos, Cueva de Agua, Briestas, Zona Alta, El Castillo, Las Tricias, Hoya Grande, Llano Negro y La Mata.

Además, en cuanto a la zona de Santo Domingo, se decidió la pasada madrugada su confinamiento de manera preventiva debido a la evolución del incendio.

Carreteras cerradas

Finalmente, el Cabildo de La Palma ha informado de que permanecen cerradas por precaución hasta seis carreteras, entre ellas la LP-109 --Las Mimbreras en sus dos accesos, tanto en Garafía como en Barlovento--, la LP-1 --de Barlovento en la intersección de la LP-109--, o la LP-4 -- Roque de los Muchachos desde Mirca hasta Hoya Grande--.

También se han cerrado las vías LP-111 --Briesta-Garome--, la LP-112 --Santo Domingo-- y la carretera LP-114 --Las Tricias-Santo Domingo--.

Etiquetas
Publicado el
23 de agosto de 2020 - 12:38 h

Descubre nuestras apps

stats