Protege tus datos: “Son lo más importante que tenemos”

protección de datos candado

Adrián Suárez

Las Palmas de Gran Canaria —

0

La economía digital de hoy gira alrededor de la gestión de datos. Las nuevas tecnologías informáticas abren muchas oportunidades, pero también acarrean serios riesgos de seguridad. Cada 28 de enero se celebra el Día Europeo de la Protección de Datos para recordarnos la importancia de proteger el recurso más valioso de nuestros tiempos: nuestra información. 

“Europa es líder en el mundo en protección de datos, lo cual me da mucha satisfacción,” dice Pino Caballero Gil, Catedrática de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial, y coordinadora del Grupo CryptULL de Investigación en Criptología de la Universidad de La Laguna. El Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea (RGPD) obliga a todas las entidades públicas o privadas que operen en Europa a proteger los datos de los ciudadanos. Estas entidades debes pedir nuestro consentimiento para recopilar nuestros datos, deben proteger nuestros datos a través del cifrado y del uso de seudónimos y notificarnos si ha habido algún fallo de seguridad.

Según la Catedrática, la mayor diferencia entre la nueva regulación europea y las regulaciones anteriores es la sanción económica que conlleva su violación: “Las entidades tienen que poder demostrar que han intentado proteger los datos, o si no les cae una multa”. La violación del RGPD puede resultar en multas de hasta 20 millones de euros o el 4% de los ingresos mundiales anuales de la entidad.

La firme protección de nuestros datos se justifica hoy en día porque, según Caballero, “lo más importante que tenemos no es el dinero, sino nuestros datos”. El uso descontrolado de nuestros datos personales conlleva riesgos para nuestra privacidad, nuestra seguridad y nuestra democracia. “A nivel personal, por seguridad y privacidad, es importante proteger nuestros datos bancarios, sanitarios y personales. A gran escala es importante porque si perdemos el control de nuestros datos, esos datos pueden ser utilizados para crear un perfil de cada uno de nosotros e intentar manipularnos, como ocurrió en el caso de Cambridge Analytica”, asegura la Catedrática.

En 2018 se descubrió que la empresa Cambridge Anaytica había recopilado sin su consentimiento la información personal de 87 millones de usuarios de Facebook  para crear perfiles individualizados de cada usuario y vender a empresas y campañas políticas estrategias de publicidad dirigida. La campaña presidencial de Donald Trump y la campaña a favor del Brexit en 2016 utilizaron estos datos para hacer llegar su mensaje de manera más individualizada y efectiva.

El valor de los datos radica en las capacidades de predicción que crea el cruce de datos que por sí solos parecen no ser significativos: “Las empresas pueden sacar provecho de tus datos aunque a ti te parezca que no tienen utilidad”, dice Caballero. “Tienen cantidades enormes de datos y cruzándolos pueden llegar a saber más de ti que tú mismo”.

La regulación europea nos protege de la mala gestión que puedan hacer empresas o entidades públicas, pero aún tenemos que mantenernos alerta para defendernos del cibercrimen, una amenaza, según Caballero, cada vez más "desarrollada". Para protegernos, Caballero nos recuerda unos sencillos pasos con las siglas “CCAA”:

  • Contraseñas robustas. Hay que usar contraseñas difíciles de adivinar en todas nuestras cuentas y dispositivos. Las contraseñas son las llaves al baúl de nuestros datos. ¡La contraseña “1234” no es suficiente! Cada contraseña debe ser única, con un mínimo de 8 caracteres incluyendo números, minúsculas y mayúsculas.
  • Copias de seguridad. Es recomendable tener copias de nuestros documentos en discos duros o en la nube por si sufrimos un ataque con ransomware. Este tipo de ataques secuestran nuestros dispositivos y sus contenidos. En 2017 un ataque de este tipo con el virus WannaCry se propagó por todo el mundo paralizando, entre muchas otras entidades, el sistema sanitario británico.
  • Actualizaciones. Es importante mantener actualizados nuestros equipos y nuestro software, especialmente los navegadores. Los informáticos están constantemente buscando fallos de seguridad y las actualizaciones nos aseguran que estamos cubiertos contra las amenazas en la red.
  • Antivirus. Hay que tener siempre un antivirus instalado en nuestros dispositivos y asegurarnos de analizar cualquier fichero sospechoso antes de abrirlo para evitar descargarnos un virus.

“Lo demás es sentido común”, dice la criptóloga. “No te fíes de quien no debes".

Etiquetas
Publicado el
28 de enero de 2020 - 12:54 h

Descubre nuestras apps