La pandemia no mejora en Tenerife y los últimos datos alimentan un nuevo semáforo rojo para la isla

Información en la puerta de una farmacia de Santa Cruz de Tenerife sobre el uso obligatorio de mascarillas

Desde el pasado fin de semana, Tenerife es la única isla de Canarias con el semáforo rojo impuesto por la Consejería de Sanidad del Gobierno autonómico. Actuando casi como contrapeso, Tenerife se coló de lleno en el mapa de restricciones mientras Gran Canaria se preparaba para su salida. La semana pasada, la incidencia acumulada en la isla del Teide era de 56,55 casos por 100.000 habitantes en los últimos siete días. Esta vez, a falta de que el Ejecutivo regional actualice los colores, todo apunta a que el rojo volverá a estar presente entre los tinerfeños un tiempo más.

Tenerife acumula el 80% de los nuevos casos de coronavirus en Canarias

Tenerife acumula el 80% de los nuevos casos de coronavirus en Canarias

Esta semana no ha sido mala pero tampoco ha mejorado lo que ya había. Gran Canaria ha detectado 274 nuevos contagios de coronavirus por los 567 de Tenerife. Allí el virus se ha embotellado hasta registrar, en algunos días, el 80% de los infectados diarios en las Islas y convertirse en el núcleo de un leve repunte de infectados en todo el Archipiélago. Gran culpa de esto la tienen La Laguna y Santa Cruz de Tenerife, las ciudades con más de 100.000 habitantes con mayor incidencia en Canarias. Pero también ha ayudado la expansión de la enfermedad por toda la isla. Municipios como Los Silos, Tacoronte o Los Realejos han presentado incidencias altas. Y además, de los 39 brotes que se han reportado en el Archipiélago, 25 corresponden a Tenerife.

El registro de contagios diarios en Tenerife se alinea con la forma de sierra que se puede ver en varias curvas epidemiológicas de España. Los positivos varían. Sanidad puede pasar de reportar más de 120 a detectar la mitad de un día para otro. Esta dinámica ha llevado a la isla del Teide a situarse muy cerca de Gran Canaria en la foto final de casos activos. Desde que comenzó la segunda ola, Gran Canaria siempre había estado por delante de Tenerife con respecto a esta cifra por ser la región donde se cebó el virus desde finales de julio. Eso ha cambiado este mismo jueves. Gran Canaria ha monopolizado las altas médicas en las Islas y ahora tiene 2.958 casos activos. En Tenerife hay 3.032. Es la primera vez que esto ocurre desde la primera ola de la enfermedad.

En los hospitales también se ha notado el cambio. Tenerife acumula más pacientes en UCI por la COVID-19 (25) que Gran Canaria (18). El Complejo Hospitalario Nuestra Señora de la Candelaria y el Hospital Universitario de Canarias en La Laguna han habilitado 126 camas para los enfermos por el virus. En este último, según los datos de la Consejería de Sanidad, nunca antes había habido tantos pacientes en la unidad de críticos desde abril.

El Gobierno de Ángel Víctor Torres fue claro a finales de agosto: las islas con una incidencia superior a 50 casos por 100.000 habitantes estarán pintadas con el semáforo rojo, que indica el cierre de bares y restaurantes a las 00:00 y prohíbe las reuniones sociales de más de 10 personas. Así, entre otros factores, salió Gran Canaria de su particular primer choque con la pandemia. Si nada cambia en las próximas horas, Tenerife volverá a estar bajo esta normativa una semana más, como mínimo.

Etiquetas
Publicado el
22 de octubre de 2020 - 17:03 h

Descubre nuestras apps

stats