Francisco Moreno defiende que el objetivo del brindis de RTVC era crear un buen clima laboral y cohesionar a la plantilla

El nuevo administrador único de RTVC, Francisco Moreno.

Llegó confiado y con la disposición para brindar las explicaciones necesarias. El administrador único de Radio Televisión Canaria (RTVC), Francisco Moreno, se enfrentó este miércoles a una Comisión de Control del ente público por parte de los diferentes grupos parlamentarios. Lo normal era que se hablara de los índices de audiencia que ha experimentado la televisión desde su llegada -el pasado 24 de octubre- o de las batallas judiciales a las que se enfrenta la entidad. Sin embargo, las dos horas de duración de la comisión se basaron en explicaciones y reproches por la celebración de un encuentro para festejar el 20 aniversario de la emisión del primer informativo de la televisión pública de Canarias. El objetivo de aquel brindis, en palabras de Moreno, fue el de “crear un clima laboral adecuado y cohesionar al máximo las plantillas que un tiempo antes habían desarrollado su trabajo sin conocerse muchos de ellos”.

Comenzó su intervención haciendo autocrítica, reconociendo los errores que hubiera podido cometer y recordando que en su comparecencia del pasado 2 de diciembre ya había anunciado la celebración de este acto, una manifestación afeada por los grupos parlamentarios al considerar que no detalló la magnitud del mismo. Tras dar un breve repaso sobre los problemas a los que se enfrenta en estos momentos RTVC, Moreno reconoció que la satisfacción vivida aquella noche se vino abajo al día siguiente al ver la “desmesurada” cobertura que algunos medios de comunicación habían hecho sobre lo que él mismo definió como un acto de comunicación interna. “Lo que era una cena de empresa pasó a ser un cóctel privado de empresa”, criticó, en referencia al titular que el periódico La Provincia llevó en su edición digital el día siguiente.

Moreno insistió en la transparencia y la ausencia de secretismo con la que se realizó este acto, enviando un correo de invitación a los más de 400 trabajadores que componen el ente. Durante su primera comparecencia ofreció los detalles económicos del brindis, que tuvo un coste de algo más de 22.000 euros. La celebración se llevó a cabo en uno de los salones del acuario Poema del Mar, en Las Palmas de Gran Canaria, con quien se llegó a un acuerdo de 7.000 euros. Así mismo, también se alcanzaron alianzas con la compañía aérea Binter por valor de 4.000 euros para los traslados de trabajadores de otras Islas, quienes se quedaron en el hotel Alisios y en la cadena NH en habitaciones compartidas, dobles o triples. Los traslados en guaguas del aeropuerto a la celebración y al hotel o la contratación del fotógrafo también se incluyen en esta cifra, puntualizó.

Para finalizar su primera intervención, Moreno pidió disculpas a los diferentes grupos por no hacerles una llamada con las explicaciones y confesó que pensó en poner su cargo a disposición de la Mesa de Control. “Esta es una acción poco trascendente comparada con las medidas que hay que tomar en RTVC”, dijo, asegurando que no ha dejado de luchar por las audiencias desde que fuera designado para este cargo.

Por parte de los grupos parlamentarios, la primera en intervenir fue la portavoz de Ciudadanos. Vidina Espino aseguró que “nadie entendió que se gastara dinero público” en este evento y planteó a Moreno la situación de que los diferentes entes dependientes del Gobierno de Canarias celebren “fiestas de este tipo”. “Esta no es la manera de ganarse a los empleados, la manera es gestionar y menos fiestas”, dijo la portavoz, una afirmación que fue criticada posteriormente por el portavoz de Nueva Canarias, Luis Campos, quien le recriminó que pusiera en duda la capacidad de trabajo de Moreno. Espino afeó al administrador que tomara decisiones de carácter extraordinario -en referencia a la celebración- ya que sus funciones como administrador único son de carácter ordinario.

La portavoz de la Agrupación Socialista Gomera, Melodie Mendoza, dejó claro que su grupo aceptaba las disculpas de Francisco Moreno y destacó la importancia de la celebración del 20 aniversario del ente público. Si bien es cierto que dejó en duda si es correcto o no la realización de este tipo de actos. “No debemos olvidar que la RTVC se creó como servicio público, hay que actuar con responsabilidad y velar por la austeridad del gasto público”.

Mendoza le reconoció al administrador sus buenas intenciones a la hora de crear sinergias entre los trabajadores, pero cree que no era necesaria la magnitud de este evento. “No nos cabe la menor duda de que sabrá valorar la crítica constructiva de esta mañana, entendemos lo importante de reconocer los errores y que no se vuelvan a repetir estas circunstanciar en el futuro”, concluyó.

Francisco Déniz (Podemos) alabó la gestión de Moreno y la idea del evento. “Es la primera vez que todos los trabajadores que pertenecen a esa misma empresa se ven las caras para reiniciar un camino”, expresó. Para el portavoz de la formación morada lo relevante de este asunto debería centrarse en cómo se ha llegado a 2019, con un programa que se convierte en un punto de inflexión para seguir adelante.

El diputado tendió la mano a Francisco Moreno y le aceptó su autocrítica. “En aras de una mayor profesionalidad nos parece relevante el acto de conciliación”. Sobre el posible “despilfarro” que criticaron otros parlamentarios, Déniz opinó que “despilfarro es que después de 20 años nos hemos gastado 400 millones de euros en TVC y no tenemos ni una silla, ni una unidad móvil. Eso es despilfarro”, sentenció. Para el político es “importante” que el ente comience a adquirir sus locales y su material, ya que el que existe ahora mismo está “tan obsoletos que nos podemos ir a negro no por cuestiones políticas, sino materiales”.

Por Nueva Canarias, Luis Campos aclaró que entendió las explicaciones del administrador pero que no las comparte. “Debe regir para esto los mismos criterios que se rigen para las diferentes administraciones de la Comunidad Autónoma”. El diputado de la formación nacionalista se dirigió a Moreno para mostrarle su incredulidad al conocer esta iniciativa por su parte. No obstante, le reconoció que se están cumpliendo las expectativas puestas sobre él.

Campos dejó claro que la confianza que su partido depositó en él no ha decrecido ni un ápice por estas circunstancias y sobre la idea de Moreno de poner su cargo a disposición le aseveró que no habría sido admitida. “A día de hoy no hay nadie en Canarias con su perfil, creo que el trabajo no ha faltado y no falta, y que una circunstancia de este tipo no podemos usarla para atacar una gestión”.

Luz Reverón (PP) manifestó su tristeza por tener que dar explicaciones sobre el acto. “Diez días antes del evento usted compareció y no nos lo contó”, le reprochó. La diputada echó en cara a Moreno que no le facilitara la relación de gastos de forma detallada, algo que el administrador afirmó que había hecho, aludiendo a un posible error de comunicación. “Permítame que le diga que es un acto irresponsable porque usted nos dijo que se iba a celebrar un encuentro de trabajadores. Nosotros le dimos el voto de confianza a su labor, pero usted tiene la gestión ordinaria, no extraordinaria”. “Esperamos que no entre en esa opacidad que llevamos viviendo muchísimos años”, indicó.

José Alberto Díaz-Estébanez (Coalición Canaria) criticó la forma de comparecer de Moreno. “El relato es un cóctel de celebración para más de 300 personas, con cena y barra libre en Poema del Mar”, dijo. “No nos hagamos trampas al solitario”, le dijo en referencia al nombre con el que el administrador calificó el acto, “encuentro de comunicación". El nacionalista señaló que cree en las buenas intenciones de Moreno y que lo realmente importante es seguir avanzando en un proyecto de futuro.

Finalizó el turno de intervenciones de los parlamentarios la portavoz del Partido Socialista, Yolanda Mendoza, quien opinó que se trató de una “inversión en recursos humanos” y no consideró que hubiera que calificarlo como gasto. “Debemos cuidar y velar por los derechos de los trabajadores”, espetó. La socialista afirmó que desde su partido consideran que no fue más que un encuentro de trabajadores, que dio la bienvenida a los más de 350 profesionales que ya forman parte de la plantilla. Mendoza aprovechó la ocasión para reprochar a la portavoz de Cs que debe usar su experiencia para aportar ideas positivas. “Dejemos los discursos cargados de demagogias y seamos positivos y positivas”, sugirió.

La comisión finalizó con la comparecencia de Francisco Moreno, quien remarcó que el objeto de este encuentro no era celebrar la Navidad sino las dos décadas del ente público. “Esto me parece perturbador, estamos todo el día luchando para que Madrid entienda que somos islas y utilizamos el avión como un lujo”. “Para nosotros el avión es nuestra guagua”, declaró en referencia a las críticas de los parlamentarios por el gasto en transporte. “No entiendo que alguien pueda ver escandaloso que las personas que tienen que trabajar por informar a los canarios no puedan reunirse una vez en la vida, dadas las serias circunstancias que tienen detrás”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats