Un rallye, un cese y un grupo roto en Arrecife: la crisis que afecta a Podemos en Lanzarote y sus próximas primarias

La consejera Myriam Barros y la exconsejera Elena Solís.

Podemos Canarias celebrará próximamente primarias para ir perfilando los equipos que liderarán el partido en los diferentes ayuntamientos e islas. Previsiblemente, se celebrarán en septiembre y serán las personas elegidas de esas candidaturas las que después formen parte de las listas en aquellas instituciones con las que se llegue a confluencias, un objetivo que desde el partido están convencidos que alcanzarán pronto “con los compañeros actuales de viaje”. A diferencia de otros puntos de España, Canarias “vuelve a marcar otros ritmos”, asegura el secretario de Organización de Podemos, César Merino. El partido ha gobernado en estos tres años en diferentes instituciones, pero si hay una que ha generado mayor tensión en los últimos meses es el Cabildo de Lanzarote

En dicha institución gobierna desde el pacto alcanzado a finales de año. El acuerdo que dio la presidencia a la socialista Dolores Corujo se logró con seis consejeros para el PSOE y tres para Lanzarote en Pie-Sí Podemos. Sin embargo, la reciente destitución de Elena Solís (consejera no electa y que no es militante de Podemos) al frente de Medio Ambiente ha provocado división con su grupo en la corporación. El cese se produce después de la cancelación del Rallye Isla de Los Volcanes o de las quejas de transportistas por la extracción de jable tras la participación de Solís en un reportaje en La Sexta y que concluyeron con un comunicado de la presidenta del Cabildo, Dolores Corujo (PSOE) respaldando las reivindicaciones de este colectivo. 

Desde la secretaría de Organización de Podemos señalan que la decisión de cesar a Solís, que fue propuesta por el partido por su trayectoria como activista medioambiental, fue exclusiva del grupo de Gobierno. “De hecho, fuimos informados con el hecho ya consumado por parte de los consejeros del Cabildo y no compartimos las formas en las que se hicieron”, asegura César Merino. En consecuencia, Yurena Corujo, secretaria de Comunicación de Podemos Canarias renunció a su puesto como asesora en la corporación, aunque sigue al frente de su cargo orgánico en el partido. Ninguno de los dos comparte las formas en las que se produjo el cese de Solís. “Creo que no es bueno para el proyecto colectivo seguir ahondando en el conflicto”, dijo Corujo cuando anunció su dimisión en sus redes sociales, donde añadió que “ahora es más necesario que dotemos a la política de buen fondo pero sobre todo de buenas formas y que dejemos los egos, los impulsos y las individualidades fuera de la ecuación”. 

En el grupo de gobierno continúan José Miguel Peñas y Myriam Barros, otra referente activista por los derechos de las Kellys, que en declaraciones en diversos medios de comunicación ha justificado el cese de Elena Solís en la “falta de comunicación”, diferencias con las “formas” o “pérdida de confianza”. Además, en una reciente entrevista en la Cadena Ser negó presiones por parte del PSOE para destituirla. Este periódico ha intentado recabar esa justificación pero no ha sido posible. Solís, por su parte, declaró en la misma cadena sentirse decepcionada y aseguró que su destitución estuvo sobre la mesa desde que tomó posesión. Meses antes, la exconsejera también había denunciado haber recibido amenazas tras la cancelación del Rallye. Después de la polémica por no haberse celebrado esta competición (que no contó con la autorización del Cabildo por los riesgos que apuntaban los informes medioambientales en período de nidificación de las aves) a Solís le fueron retiradas parte de sus competencias al frente de esta área. 

La crisis que se ha desencadenado ha sido analizada por el partido. La cúpula de Podemos Canarias entiende que la destitución ha sido un revés con el que no contaba. No obstante, considera que a pocos meses de que acabe la legislatura se centrará en “construir proyecto de futuro” ante los retos a los que se enfrenta la isla como el Plan Insular, la transición energética en un territorio tan frágil o el cambio de modelo productivo. Fuentes del partido señalan que esperan comunicar pronto al PSOE su decisión de ocupar la consejería que hasta ahora ostentaba Solís con otra persona de confianza del partido. Podemos no quiere anunciar aún el nombre que baraja hasta que se reúna con los socialistas, a quienes solicitarán que se restituya a Medio Ambiente de todas las competencias que fueron retiradas a la exconsejera. 

Desde el partido remarcan que se tratará de una persona arraigada a la tierra, que conozca la isla y tenga experiencia. Entre esos cargos que Podemos quiere reforzar en Lanzarote se encuentran la actual directora general de Patrimonio del Gobierno de Canarias, Nona Perera, o el concejal de Servicios Sociales de Tías, Nicolás Saavedra, un candidato que suena con fuerza para sustituir a Solís en el Cabildo. 

La crisis por la destitución de Solís y la retirada de competencias por parte del PSOE quebró la confianza de este reciente pacto, según destacan algunas fuentes de la formación morada, que tampoco ocultan la división de opiniones con el grupo de Gobierno. No obstante, el secretario de Organización, por ejemplo, sí entiende que “lo orgánico no puede intoxicar a lo institucional”. Ahora, remarca que la formación quiere centrarse en “construir un nuevo modelo de isla con personas más arraigadas y cualificadas, con más experiencia de Gobierno, con una figura institucional y con una visión de isla más clara”. 

La ruptura en Arrecife

En Arrecife, la formación se presentó con la candidatura Lanzarote en Pie, donde asegura que ya no cuenta con representación. La concejala Leticia Padilla ya no millita en Podemos, por lo que entiende que debería pasar a otro grupo.

Desde el partido señalan que hace más de un año solicitó al Ayuntamiento el pase de la concejala al grupo de no adscritos, “como tránsfuga porque entendíamos que Lanzarote en Pie no tenía entidad jurídica y no te puedes quedar representando a un partido que no existe”, añade César Merino.

Este miércoles, Verdes Equo Canarias anunciaba que acatando la decisión de su asamblea autonómica, ha decidido que sus dos concejales en el Ayuntamiento de Arrecife abandonen el grupo municipal Lanzarote en Pie - Sí Podemos, y pasen al grupo que corresponda según decida el consistorio por decreto de la alcaldesa. La decisión, que “no ha sido fácil ni agradable de tomar”, viene motivada, por un lado, porque Podemos, formación con la que se firmó el acuerdo y se presentó el proyecto, ya ni tiene representación en el grupo municipal y, por otro, porque el partido “no está teniendo voz propia dentro del mismo ni ha podido tener acceso a las cuentas del grupo municipal en ningún momento”. 

Podemos comparte el posicionamiento de Verdes Equo Canarias al entender que esa candidatura ya no existe como tal en el Ayuntamiento. “Entendemos que el proyecto no está representado”, concluye.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats