eldiario.es

9

El Gobierno canario sabe que el 'Oleg Naydenov' ha contaminado la pesca, aunque dentro de parámetros permitidos

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca ordenó repetir unos análisis tras encontrar unos resultados anómalos

El Ejecutivo no ha hecho público ninguno de los test realizados a pesar de que las muestras concluyen que el pescado es apto para el consumo humano

Ni el Ministerio de Agricultura ni el Gobierno canario han anunciado las medidas que se han adoptado tras el hundimeinto del arrastrero ruso

La instalación de las campanas que recogerán el fuel podría concluir la próxima semana

- PUBLICIDAD -
Un ave sobrevuela una mancha de fuel del 'Oleg Naydenov'. (GREENPEACE)

Un ave sobrevuela una mancha de fuel del 'Oleg Naydenov'. (GREENPEACE)

El Gobierno de Canarias conoce que el pescado que se pesca en el suroeste de Gran Canaria está contaminado tras el vertido del pesquero ruso Oleg Naydenov, hundido el pasado 14 de abril a 15 millas (27 kilómetros) al sur de Maspalomas (Gran Canaria) tras haber sufrido un incendio en el puerto de Las Palmas cuando estaba a punto de salir a faenar con 1.400 toneladas de fuel en sus tanques.

Desde el primer momento el Ejecutivo, a través del Servicio de Toxicología de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (SERTOX), ha venido tomando muestras de las especies marinas que son consumidas por el ser humano, dando todas resultados positivos para el consumo dentro de los parámetros permitidos. Sin embargo, el pasado 1 de julio la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca ordenó repetir unos análisis después de que las pruebas que realizaron dieran un parámetro anómalo, en concreto al encontrar niveles de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) más altos de lo normal en una captura del 15 de junio, aunque dentro de niveles aptos para el consumo humano.

Los HAP representan uno de los grupos de contaminantes ambientales más importantes, calificados como cancerígenos, de gran persistencia en el medio y de gran capacidad de bioacumulación en los tejidos de los organismos vivos. Esto significa que los contaminantes disueltos en el agua son absorbidos por los organismos vivos, y a medida que subimos en la cadena trófica estos tóxicos se van acumulando en los tejidos de las diferentes especies de peces, de tal forma que pueden llegar al ser humano en concentraciones peligrosas para la salud.

El Gobierno contó a este periódico que los test se realizan comparando pescado fresco con pescado ahumado y que este pescado fresco, sobre los niveles del ahumado, dio un parámetro "un poco alto", por lo que la Viceconsejería de Pesca solicitó un aclaratorio para que se revisaran los exámenes. Así, explican que estas analíticas posteriores reflejaron que "de momento no hay peligro alguno" y que la presencia de hidrocarburo "suele estar alta en algunos casos". El SERTOX, cuestionado por este digital sobre las pruebas que realiza, comentó que las explicaciones sobre su trabajo solo las puede realizar el Ejecutivo autonómico.

¿Por qué se realiza esta comparación entre pescado fresco y ahumado? Según biólogos consultados, el pescado ahumado al ser producto de una combustión adquiere restos de combustibles, por lo que se suele utilizar como parámetro de referencia. No obstante, otra experta sugiere que para saber si un pescado está contaminado se debe realizar la prueba con una muestra limpia o con otro que ya tenga intoxicación con hidrocarburos, y no con otra que ha sufrido una transformación fruto de una combustión.

Otro de los biólogos consultados sugieren que si los parámetros de referencia son los del pescado ahumado, el hecho de igualar o superar sus niveles de hidrocarburo, como sucedió con la muestra del 15 de junio, demuestra que los ejemplares canarios tienen una toxicidad elevada. Aparte, el encontrar niveles anómalos de HAP es indicativo de que ha existido una contaminación reciente.

La Unión Europea, en su reglamento Nº 208/2005 de la Comisión de 4 de febrero de 2005 recoge que la presencia de benzo(a)pireno, el HAP que se utiliza como marcador de la presencia y el efecto de estos hidrocarburos cancerígenos, en el pescado fresco no debe superar los 2 miligramos por kilogramo, mientras que en el ahumado puede llegar hasta los 5 miligramos por kilogramo.

Ben Magec denuncia la falta de transparencia             

El mayor problema para saber qué es lo que pasa con las especies que se consumen en el Archipiélago es la falta de transparencia por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y del Gobierno de Canarias, que en ningún momento han hecho público, tal como denuncia este jueves Ben Magec-Ecologistas en Acción, las medidas que se han adoptado tras el vertido, los análisis que se han realizado ni sus resultados, por lo que por mucho que desde los organismo públicos reiteren que las capturas son aptas para el consumo humano, no se conoce los productos tóxicos que llegan a la cadena alimenticia. 

Los expertos cuestionados para esta información entienden que lo que se debió realizar desde el primer momento, de manera preventiva, era prohibir la pesca hasta que se conociera cómo había afectado el fuel del pesquero ruso en el ecosistema marino, además de que el marisqueo se tuvo que haber prohibido de inmediato desde el momento en el que se alcanza la costa. Esto ya lo había reclamado el Ayuntamiento de La Aldea de San Nicolás en las valoraciones dentro de la memoria final realizada por el Grupo de Rescate de Fauna y Apoyo al Voluntariado (GRFAV), quien alertaba de que "no hay valoración científica de los daños en la fauna de la costa del municipio".

Hasta el momento la única orden conocida emitida por la Dirección General de Salud Pública fue la circular enviada a las cofradías de pescadores en la que se les pedía que realizaran desde los Puntos de Primera Venta, en una "actuación extraordinaria ante los vertidos de hidrocarburos", un control "de las condiciones organolepticas del pescado desembarcado y etiquetado en sus instalaciones (olor, consistencia, presencia de restos evidentes en aletas, piel, tegumentos, restos en agallas o boca, etc..)", y les recalcaba que el Reglamento 178/2002 del Parlamento Europeo y del Consejo de 28 de enero de 2002 recoge en su artículo 17 que "es responsabilidad de la empresa alimentaria asegurarse de que los alimentos cumplen los requisitos pertinentes y que no ponen en el mercado alimentos que no sean seguro".

La instalación de las campanas podría terminar la próxima semana

La instalación de las campanas que extraerán el fuel que todavía queda dentro del Oleg Naydenov terminará, si el estado de la mar lo permite, a principios de la próxima semana, según ha señalado este jueves el Ministerio de Fomento a Canarias Ahora.

Hasta el momento se han cubierto las fugas de la proa y la parte central, sobre todo en babor, y solo queda por poner las últimas en la parte de popa del pesquero, lo que estiman que se produzca a principios de la próxima semana. En principio estaba previsto que las fugas se taparan como más tarde este viernes, sin embargo, el último temporal ha retrasado la tarea ya que a pesar de que los ROVS pueden trabajar siempre, la grúa que es la que realiza la instalación no se puede controlar con el oleaje.

En total para este trabajo, realizado por la compañía contratada por el Ministerio, la estadounidense Ardent, se han utilizado una docena de campanas que han sido fabricadas en un astillero situado en el Puerto de La Luz.

Sobre el precio de esta actividad, cifrado en unos 30 millones de euros, el Gobierno ha matizado que este dinero está presupuestado si la extracción del fuel se alarga hasta noviembre, pero que "si por suerte" hay menos carburante del que está previsto "el coste será menor".

Respecto a la cantidad de fuel que ha salido ya de los tanques del pesquero, sostienen que "el medir cuánto sale no aporta nada" ya que "lo relevante es que estamos intentando hacer la tarea lo antes posible" que es de lo que están "preocupados". Además, el Ejecutivo central asegura que el operativo dispuesto por Salvamento Marítimo sigue realizando tareas de vigilancia del fuel y que en estos días ha habido poca visualización de hidrocarburos desde el exterior, en parte porque ya están instaladas la mayoría de las campanas, y en parte a que el mal tiempo ha "batido" el mar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha