Una asociación cifra en 150 millones de euros la pérdida económica por cancelación de alquileres vacacionales en Canarias

Viviendas vacacionales en Mogán.

La Asociación Canaria del Alquiler Vacacional (ASCAV) ha cifrado en 153 millones de euros la pérdida económica por cancelaciones debido la crisis del COVID-19 y estima que se verán afectados entre “15.000 y 17.000 puestos de trabajos”.

La asociación critica que a pesar de representar a un sector que oferta “el 25% de las camas” y a casi “1.300.000 turistas” en las Islas no ha sido convocada por el Gobierno de Canarias junto al resto de sectores del turismo a reuniones para ser informada de la situación.

“Los propietarios de viviendas y los turistas de esta modalidad han sido totalmente relegados al olvido por parte del Ejecutivo, negándoseles un derecho de información que sí se ha facilitado al sector hotelero”, afirma en un comunicado ASCAV.

La asociación, que representa a 1.500 socios, ha reclamado a la Consejería de Turismo que remita información de la situación a fin de poder trasladarla a propietarios y turistas porque ante el estado de alarma decretado por el Gobierno y la situación de aislamiento domiciliario se exige “a todos la máxima colaboración y responsabilidad”.

Por ello, en la nota la asociación dice que está “a disposición de las administraciones y la ciudadanía para colaborar en todo lo que sea necesario”.

Etiquetas
Publicado el
18 de marzo de 2020 - 17:21 h

Descubre nuestras apps