Canarias suma un nuevo fallecimiento por COVID-19 y llega a los 70 pacientes ingresados en las UCI

Entrada al Hospital de Nuestra Señora de La Candelaria, en Tenerife.

Un hombre de más de 70 años con COVID-19 ha muerto en las últimas 24 horas en Gran Canaria, elevando el número de fallecimientos desde el inicio de la pandemia en el Archipiélago a 231 después de que este sábado las Islas registraran una de sus peores jornadas con nueve decesos, una cifra que solo se ha superado hasta la fecha el 26 de marzo, cuando perdieron la vida con la enfermedad quince personas en la comunidad.

Según los datos publicados por la Consejería de Sanidad, este domingo estaban ingresadas en los hospitales canarios un total de 275 personas, cinco más que el día anterior. De ellas, 70 ocupaban una cama en una unidad de cuidados intensivos.

Este domingo se han contabilizado 154 nuevos contagios en las Islas, de los cuales el 60%, un total de 93, se concentran en la isla redonda, la más castigada en esta segunda oleada, según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad. Tenerife, que este sábado había superado a Gran Canaria en el número de nuevos casos diagnosticados, suma 41; Fuerteventura, 10; La Gomera, 5; Lanzarote, 4, y La Palma, 1.

En el Archipiélago permanecen activos 6.993 casos, 128 más que el día anterior, después de que se haya dado de alta a un total de 25 pacientes en las últimas 24 horas. Por islas, Gran Canaria tiene 7.335 casos acumulados y 4.783 activos; Tenerife suma 3.833 acumulados y 1.870 activos; Lanzarote, 1.080 acumulados y 183 activos; Fuerteventura, 589 acumulados y 130 activos; La Palma, 179 acumulados y 5 activos; El Hierro, 46 acumulados y ningún activo, y La Gomera, 44 acumulados y 22 activos.

En las últimas 24 horas se han realizado 3.890 pruebas PCR en las Islas, con lo que el acumulado de pruebas efectuadas hasta el momento asciende a 349.049 test. Debido al incremento de casos del pasado viernes, Canarias subió ligeramente la incidencia acumulada a los siete días por cada 100.000 habitantes y este sábado, según datos del Ministerio de Sanidad, se encontraba en 58,19 casos mientras el viernes era de casi cuatro puntos menos. La primera semana se septiembre se cerró con una cifra de 106,99. En la actualidad es la tercera comunidad autónoma con menos incidencia acumulada de España solo superada por las comunidades valenciana (45,11) y gallega (57.05) y muy lejos de las comunidades que más incidencia acumulada como Navara (358) o Madrid (267).

Con el objetivo de contener la curva en todo el Archipiélago este viernes se aplicaron medidas restrictivas, marcadas por el semáforo rojo que se han activado este sábado 26, a las islas de Tenerife (durante al menos 15 días), La Gomera (durante al menos 15 días), Fuerteventura (durante una semana) y Gran Canaria (durante 15 días más). El resto de islas están en semáforo verde.

En las islas con semáforo en rojo no se permitirán los eventos ni actos multitudinarios, entendiéndose como tal aquellos de más de 10 personas, con excepción de la celebración de actividad cultural ordinaria programada de carácter público. En los establecimientos de hostelería, restauración y terrazas, así como en los bares y restaurantes de playa, se establece un horario de cierre a las 00:00 horas como máximo, sin que puedan admitirse nuevos clientes a partir de las 23:00 horas. Además, se cerrarán al uso los centros de día no ocupacionales.

Con respecto a la celebración de eventos, como bodas y comuniones, la Dirección General de Salud Pública realizó y notificó el pasado 7 de septiembre un protocolo sanitario para a prevención de la transmisión del virus SARS-CoV-2 en las ceremonias nupciales y otras celebraciones religiosas o civiles donde se establecía que no se podrían realizar en aquellas islas donde el índice de 100 casos por 100.000 habitantes se superara en uno de sus municipios, además del resto de indicadores. Por lo tanto, en las islas con semáforo rojo este tipo de celebraciones no se pueden realizar atendiendo a este protocolo.

En este mismo documento, la Dirección General de Salud Pública recomendaba que, independientemente de la situación pandémica de la isla, que toda clase de agrupaciones o reuniones de personas no convivientes que se desarrollen en espacios privados se limiten a un máximo de 10 personas, aún cuando pueda garantizarse la distancia de seguridad. Y apela a la responsabilidad familiar, vecinal y colectiva de toda la sociedad, para posponer las celebraciones privadas: familiares y sociales, con objeto de evitar los brotes de COVID- 19 en este ámbito, hasta que la evolución epidemiológica de la pandemia mejore y sea posible recuperar la normalidad sanitaria y social lo antes posible.

Etiquetas
Publicado el
27 de septiembre de 2020 - 19:20 h

Descubre nuestras apps

stats