Diez expertos proyectan la Canarias postpandemia: “La COVID-19 acelera la transformación”

Reunión de los expertos de Canarias Importa. (DE RADA)

La pandemia de COVID-19 ha golpeado con fuerza a Canarias. Desde la declaración del estado de alarma el 14 de marzo hasta mediados de noviembre se han puesto en evidencia la dependencia histórica del turismo y la necesidad de cambios en una economía con una contracción del 14,1% del Producto Interior Bruto (PIB) y un aumento del desempleo en 50.000 personas, según datos de la Viceconsejería de Economía e Internacionalización de la Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo en 2020. El impacto de esta crisis marca un antes y un después en la búsqueda de un futuro construido a partir de las fortalezas de la Archipiélago. De aquí nace Canarias Importa.

Francisco Rubio, rector honorario de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y coordinador del proyecto, reconoce la realidad tras los números. “La COVID lo único que ha hecho aparte de destrozar a la sociedad y que muchas personas, sobre todo las personas más vulnerables, mueran, es que ha acelerado lo que ya había que hacer en toda la sociedad, no solo en Canarias sino en toda la sociedad global. Y esa aceleración hace que las cosas ahora requieran ir hacia ellas, hacia esa transformación, hacia ese cambio que antes ya se percibía, pero como estábamos bien no nos preocupaba”.

El cambio de paradigma por la COVID-19 llevó al Consejo Social de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, empresarios, representantes de asociaciones, de cabildos... a contribuir de cara al “desarrollo de Canarias una vez pasase esta crisis”. A través de diez ejes estratégicos tejidos sobre tres elementos y liderados por un experto en la materia, cinco de la universidad y cinco de otros sectores, Canarias Importa se basa en el “desarrollo sostenible y diversificado” donde nadie se quede atrás. Los objetivos de desarrollo sostenible, el Pacto Verde Europeo, la digitalización de la economía y los servicios y la independencia del turismo son los pilares fundamentales.

El proyecto se basa en tres categorías de elementos. “Unos son elementos nucleares”, es decir, componen el ADN de todas las acciones. “Otros son elementos tractores, que nos sirven para empezar, y otros son elementos potenciadores y ayudan a todos los demás a salir adelante y a empezar a caminar hacia ese futuro. Los elementos nucleares son los que nosotros llamamos el ecosistema verde, el ecosistema azul y el ecosistema naranja”, señala el coordinador.

Regeneración ecológica, mar y océanos y creatividad, talento e innovación. Así se distribuyen las diez líneas de actuación de Canarias Importa (Social, Planeta, Inteligencia, Gobernanza, Salud, Talento Base, Idiomas, Turismo, Mar y Conectividad y Logística) donde lo primordial, señala Rubio, es “partir de aquello que sabemos hacer y hacerlo de manera evolucionada a cómo lo hicimos antes”. Un turismo de color verde o azul y diferenciado “en cuanto a los servicios y a todo lo que se les ofrece”.

En este proceso, la inteligencia cooperativa se construye a través de las reuniones de los expertos “con los contactos que han considerado oportunos”. Posteriormente, un grupo más reducido de cuatro personas, indica Rubio, “se ha encargado de integrar las propuestas, darle coherencia al conjunto siguiendo el propósito del proyecto y hacer propuestas de priorización, que se deben consensuar con los líderes”. Los nueve objetivos de cada eje y sus entre tres y cinco programas son analizados hasta obtener diez líneas de actuación y entre dos y tres acciones. El último eslabón de la cadena es “el método a seguir para pasar a la acción por parte de los actores con capacidad de decisión. Deben tener en cuenta las circunstancias externas, tanto locales como globales. Deben ser conscientes que el mundo está en un cambio de época acelerado por la COVID-19”.

De las dos primeras fases ha salido un proyecto piloto, el Senior Resort & School Lab. Enfocado en las personas mayores, la iniciativa turística recoge un hotel y servicios complementarios que permitirán desarrollar la Silver Economy y “el bienestar sociosanitario de las personas mayores canarias”, además de “terminar con el edadismo” (discriminación por motivos de edad), “dinamizar su envejecimiento activo y crear servicios de proximidad que desarrollen sentido de comunidad y pertenencia en barrios y pueblos”. El proyecto abre la puerta a la creación de “diversificaciones tanto directas, en el propio turismo, como indirectas en la evolución de la Formación Profesional, el bilingüismo, la disminución del paro y la pobreza, la logística del Puerto, la transformación digital y digitalización de la sanidad, educación...”

El Senior Resort & School Lab ejemplifica las relaciones entre los distintos ejes que, argumenta Rubio, “ejerciendo acciones tractoras, creando sinergias, olas expansivas y círculos virtuosos, permiten un desarrollo diversificado del sistema productivo de Canarias, sin renunciar a lo que ya estamos haciendo bien, pero queriendo ser mejores”. Esta interrelación aspira a que, en fases posteriores, el sistema simule digitalmente el vínculo entre los diez ejes “para conocer y seguir su funcionamiento e implicaciones en la toma de decisiones en tiempo real. Podremos saber cómo una decisión tomada en relación con un elemento influye sobre el resto cualitativa y cuantitativamente”.

Ya con las 10 líneas cerradas, la entrega de resultados al Consejo Social de la ULPGC, misma institución que encargó el proyecto y ante la que se presentó la iniciativa el pasado 25 de junio, se dará en el mes de noviembre, según señalan desde el departamento de comunicación de Canarias Importa, pensando en “un lenguaje y una pedagogía ciudadana que llegue a cada persona” sin que “su capacidad, formación y conocimiento” les impida entender los retos a los que se enfrentará el mundo tras la pandemia de COVID-19. Una idea que manejan en Canarias Importa es que la iniciativa pueda llevarse “a otras islas para enriquecerse con sus propias perspectivas, a los colegios, escuelas y a la universidad organizando debates y recibiendo la reflexión de otras personas”. Este factor es determinante para Rubio pues, indica, a estas generaciones “la situación actual afecta a su futuro de manera especial y no se les puede hipotecar”.

Pensando en el medio ambiente, “el diseño e implementación de la maquetación” será “en formato digital” para las dos versiones de los resultados. “Una corta en la que la ciudadanía y los agentes clave a los que se la presente el Consejo Social puedan ver en forma de infografía cuál es la propuesta de esta iniciativa”. A la otra podrán acceder las personas interesadas, donde conocerán “su desarrollo en una versión larga, de unas veinte páginas, que tendrá las mismas características que la versión corta”. En el baúl queda, además, “una extensa bibliografía y trabajo que han aportado los diez líderes con sus colaboradores. La tenemos clasificada y lista para los agentes, instituciones y organizaciones a los que les pueda interesar”.

De momento, la puesta en marcha de Canarias Importa está pospuesta hasta 2023 “porque mientras tanto hay que salir de la situación que nos encontremos de forma urgente y como se pueda”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats