Sanidad ampliará los cribados poblacionales a otros barrios de Las Palmas de Gran Canaria y al municipio de Arrecife

Cribaje de posibles contagiados por coronavirus en La Isleta. (ALEJANDRO RAMOS)

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha anunciado este miércoles que ampliará los cribados selectivos en aquellas zonas en los que el índice de contagios sea superior a la media como es el caso del centro de Las Palmas de Gran Canaria o el municipio de Arrecife donde se están dando índices de contagios superiores a los 100 casos por 100.000 habitantes.

El objetivo de estos estudios es el de hallar contagiados asintomáticos y, por ello, se llevan a cabo en la población de entre 20 y 45 años. Así es como el equipo de la Consejería de Sanidad informó esta tarde a los miembros del Comité de Gestión de Emergencia Sanitaria que se reunió en la jornada de hoy para analizar la marcha de la pandemia en las islas. Estos cribados comenzarán en los próximos días al igual que el que se está realizando en La Isleta desde esta misma mañana donde más del 70 por ciento de las 300 personas citadas fueron ya testadas.

Según explica Sanidad, estos cribados obedecen a una decisión técnica de la Dirección General de Salud Pública y forma parte de los mandatos llevados a cabo en el Comité de Gestión de Emergencia Sanitaria que se reunió en la jornada de hoy para analizar la marcha de la pandemia en las islas. Como medidas complementarias a las que se vienen desarrollando en la actualidad para la contención de la pandemia, la Consejería anuncia que incrementará el número de rastreadores actuales, que está en torno a los 350, para llegar a los 500.

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria han informado de que la Policía Local ha activado un dispositivo especial para garantizar las medidas de seguridad durante la recogida de muestras intensiva para detectar la COVID-19, esencialmente en la población joven. Los agentes, que también vigilan que no se produzcan aglomeraciones en la zona para evitar nuevos focos de contagio, también realizan labores para informar a la ciudadanía y a los usuarios que están siendo citados por el Servicio Canario de Salud para la realización de estas pruebas.

Un sistema mixto de rastreo

Canarias ha optado por un sistema mixto de rastreo que se asienta en los seguimiento de los casos y de los contactos estrechos que hacen los propios equipos médicos y de enfermería en los centros de salud con el trabajo que realiza los rastreadores COVID. Así, se va a contar con profesionales que puedan aportar experiencia a esta labor como pueden ser trabajadores sociales o psicólogos, entre otras formaciones.

Con respecto al incremento de pruebas diagnósticas, la Consejería anuncia que sigue su trabajo de incrementar el número de pruebas y testea otros métodos de recogida de muestra que pueda hacer más ágil la detección de casos. En este sentido, se avanza en los PCR basados en pruebas de muestras de saliva en vez de nasofaríngeas y en test de antígenos con una alta fiabilidad. Estas medidas también van en consonancia con las que se establecieron en el Consejo Interterritorial de Salud que se celebró esta tarde bajo la presidencia del Ministro de Sanidad, Salvador Illa. En este encuentro se decidió ejecutar la segunda oleada del Estudio Nacional de Seroprevalencia ENE-COVID que se realizará en la misma cohorte de ciudadanos que participaron en la primera oleada.

Las comunidades autónomas acordaron continuar, al igual que está avanzando Canarias, en cribados poblacionales selectivos en zonas calientes e insistieron en las medidas de coordinación con los municipios para lograr el control pandémico. Con respecto a la vacunación COVID, las comunidades acordaron la disposición de los materiales necesarios para proceder a la misma y a mantener un registro estatal de vacunación frente al SARS-CoV-2.

Etiquetas
Publicado el
9 de septiembre de 2020 - 21:54 h

Descubre nuestras apps

stats