Sanitarios del Aeropuerto de Tenerife Sur siguen haciendo pruebas de COVID-19 sin estar vacunados

Sanitarios realizando test para detectar el coronavirus

Tres meses han pasado ya desde que Anatolia recibió la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19, convirtiéndose en la primera persona de Canarias en hacerlo. A esta mujer de 84 años le siguieron el personal de los centros de mayores y dependientes y los profesionales sanitarios y sociosanitarios de primera línea. Ahora, cuando ya está recibiendo la vacuna el grupo 6 de la estrategia nacional de vacunación –integrado por los docentes y personal de educación infantil y primaria–, al menos 12 trabajadores del equipo que realiza los controles sanitarios en el Aeropuerto de Tenerife Sur siguen esperando su turno. Los auxiliares de enfermería aseguran que la situación de la mitad de los trabajadores es "frustrante", ya que llevan mucho tiempo en riesgo de contagio alto por su continuada exposición a la enfermedad sin tener aún cita para la primera dosis.

Abril, el mes del despegue para una desigual campaña de vacunación en España

Abril, el mes del despegue para una desigual campaña de vacunación en España

Quirónprevención, la empresa que contrata a estos sanitarios, explica que no está en su mano agilizar la vacunación de los trabajadores e insiste en que la competencia es de Sanidad Exterior. Fuentes de la dirección provincial de la entidad en Santa Cruz de Tenerife defienden que algunos de los 30 sanitarios que trabajan en el equipo de realización de pruebas diagnósticas del aeropuerto sí han recibido ya la vacuna. Es el caso de los médicos y enfermeros que han podido vacunarse a través de sus Colegios Oficiales y que trabajan además en la Sanidad Pública.

 Los demás, tal y como ha explicado la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias a esta redacción, forman parte del tercer grupo de la Estrategia nacional de vacunación y "se les llamará cuando les corresponda". Este grupo incluye al personal sanitario y sociosanitario no vacunado con anterioridad. Es el caso del personal de ámbito hospitalario y de atención primaria no considerado de primera línea, el personal de los servicios de salud pública implicado en la gestión y respuesta a la pandemia, sanitarios de medicina legal, consultas médicas privadas, inspección sanitaria, fisioterapeutas, personal de farmacia, terapeutas ocupacionales, logopedas, psicólogos clínicos, y protésicos dentales. Así como también forman parte de este sector los trabajadores de instituciones penitenciarias.

 La Estrategia, publicada el 26 de febrero en la web del Ministerio de Sanidad del Gobierno de España, especifica que las personas del grupo 3 nacidas entre 1966 y 2003 se vacunarán con AstraZeneca. Los trabajadores nacidos antes de 1966 se vacunarán "más adelante'', cuando les corresponda tras vacunar a las personas "más vulnerables", recogidas en el grupo 5 y que en Canarias ya están recibiendo las dosis.

 El control sanitario del Aeropuerto Reina Sofía está dividido en tres partes. El control primario, el intermedio y el secundario. En el primer control los sanitarios reciben a los pasajeros, les solicitan la prueba diagnóstica negativa y verifican que se haya realizado en un máximo de 72 horas previas al viaje. En el control intermedio, los profesionales realizan los test a las personas que vienen sin la PCR hecha. "Solo hay dos enfermeros de lunes a domingo, por lo que muchas veces son los auxiliares los que realizan los test", explica una doctora que trabaja en el aeropuerto y que ya está vacunada.

 "A la llegada a España, si en la realización del control sanitario documental los pasajeros que, [...] no acrediten adecuadamente la realización de una PCR con resultado negativo realizada en las 72 horas previas a la llegada, deberán someterse a la realización de la prueba diagnóstica de infección activa (PDIA) que establezcan los servicios de Sanidad Exterior", establece el protocolo de actuación en puertos y aeropuertos del Ministerio de Sanidad. También deberán someterse a esta prueba los pasajeros que, tras la realización de los controles de temperatura, control visual o control documental "se determine que existe sospecha de que puedan padecer COVID-19". De este último grupo se encarga el equipo de control secundario, integrado por médicos.

 En cada equipo trabajan dos personas. Dos técnicos de enfermería se encargan del control primario, un médico y un técnico de enfermería realizan el control secundario y un enfermero y un técnico de enfermería practican el control intermedio. Por lo tanto, doce profesionales rotan de lunes a viernes en los controles sanitarios por la mañana y por la tarde y otros doce ocupan los turnos de los fines de semana.

 Algunos sanitarios del Aeropuerto de Tenerife Sur han asegurado que en los últimos días su empresa les ha advertido que no pueden hacer declaraciones públicas sobre el proceso de vacunación y que deben remitir a los medios de comunicación a Sanidad Exterior o a Aena. Además, también recientemente les han solicitado sus fechas de nacimiento para agilizar sus vacunaciones y determinar qué vacuna recibirán. "Esperemos que pronto podamos estar vacunados".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats