Amós García, jefe de Epidemiología de Salud Pública, carga contra quienes no guardan la cuarentena: "Están poniendo en riesgo a la ciudadanía"

Paseo de Las Canteras, en Las Palmas de Gran Canaria.

A pesar de que los datos de este lunes reflejan una cierta estabilización de los contagios por coronavirus en Canarias, el estado de alerta entre los expertos permanece una semana más. Sobre todo ahora, cuando el número de positivos empieza a decaer y la nuevas restricciones que impuso el Gobierno de Ángel Víctor Torres, como la obligación de portar mascarilla en todo momento, comienzan a tener su efecto en la curva epidemiológica.

La intensa movilidad de los jóvenes por toda Gran Canaria y una  minoría poco colaboradora disparan la COVID-19 en la capital

La intensa movilidad de los jóvenes por toda Gran Canaria y una minoría poco colaboradora disparan la COVID-19 en la capital

El Archipiélago cuenta en estos momentos con 5.878 casos activos. De esos, 44 se encuentran en la UCI y otros 191 se hallan en los hospitales con atención sanitaria permanente. Y queda un número, los que guardan cuarentena en el domicilio, que asciende a 5.643 personas. Es aquí cuando entran en escena los servicios de rastreo, no solo para determinar los contactos estrechos del contagiado, sino también para asegurar su presencia dentro de la vivienda. Amós García, jefe de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública, ha asegurado que muchos infectados no están cumpliendo las medidas de aislamiento y que estos comportamientos "están poniendo en riesgo a todos los ciudadanos"

"No es lo habitual. Normalmente las personas están cumpliendo con sus obligaciones. Pero en otras ocasiones sí que pasa, y es indicativo de que hay comportamientos que no se reconducen, porque estas personas a lo mejor son asintomáticas o tienen una baja percepción de riesgo. Esto raya la irresponsabilidad. Te quedas con la boca abierta", ha agregado el experto en declaraciones a este periódico.

La segunda ola en las Islas estalló a principios de agosto, cuando apenas se estaban registrando entre 15 y 20 casos al día. A partir de ahí las cifras han aumentado exponencialmente hasta marcar récords prácticamente en cada fecha. Los expertos han señalado al ocio nocturno y a la movilidad de los jóvenes, el grupo de edad que está acumulando más positivos, como los causantes del avance del virus. Preguntado por si la situación se está agravando debido a que las personas no están cumpliendo la cuarentena o saltándose las restricciones, Amós cree que "no podemos asociar los brotes a esos casos", aunque advierte de que sí están precipitando una "situación complicada que está poniendo en riesgo a la ciudadanía"

Amós ha descartado determinar medidas más severas ante la laxitud de algunos casos que, ha recalcado, "no son la mayoría". No obstante, sí considera que se debe de potenciar la plantilla de rastreadores en Canarias y el mensaje de responsabilidad a los jóvenes.

Si alguien decida saltarse la cuarentena o incumplir las normas de aislamiento, el jefe de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública ha apuntado que lo ideal sería llamar a la policía local, así como avisar al Servicio Canario de Salud que derivará el caso a la autoridad competente.

Etiquetas
Publicado el
7 de septiembre de 2020 - 20:31 h

Descubre nuestras apps

stats