El incendio de Tenerife alcanza 3.300 hectáreas en un perímetro de 27 kilómetros, pero el control sobre el fuego mejora

Un helicóptero descarga agua durante los trabajos contra el incendio de Arico, en Tenerife.

El portavoz del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, ha explicado que el incendio forestal de Arico (Tenerife) alcanza 3.300 hectáreas en un perímetro de 27 kilómetros, lo que no implica que "haya fuego en toda esa zona", sino que es la superficie delimitada en la que actuar. El control de la situación por parte de los 200 efectivos terrestres y los siete aéreos (cinco helicópteros y dos hidroaviones) ha mejorado respecto al día anterior gracias a los cambios meteorológicos, con más humedad relativa, que han favorecido las actuaciones, pero no así las temperaturas (25 grados) y el fuerte viento.

"El control de la situación es mejor que ayer y tenemos algunas de las líneas del perímetro estable" pero "subsiste el peligro y el fuego sigue reclamando una intensidad en el esfuerzo equivalente a los días anteriores", ha remarcado Pérez, quien considera que "los medios son suficientes, en este momento no parece preciso aumentarlos, pero si hubiera necesidad se activarían más".

El fuego continúa en superficie, quemando principalmente matorral y pinocha, pero con menor virulencia y menos puntos, por lo que se divisa menos humo. Además, no se ha extendido por las copas de los árboles. Los principales esfuerzos de las actuaciones se centran en el flanco izquierdo, es decir, que el incendio no desborde el término municipal de Arico y se desplace al sur de la Isla, ya que el flanco derecho, el que iba en dirección al Parque Nacional del Teide, se ha extinguido porque el fuego murió al llegar a Las Cañadas por la escasa vegetación y la dirección del viento en esa zona. 

Durante la noche las llamas alcanzaron el Barranco del Río, pero no pudieron rebasarlo y llegar hasta Granadilla de Abona gracias a la humedad que se mantiene en su parte interior y a los esfuerzos en su contención. Se trata de una zona de difícil acceso y los efectivos terrestres deben caminar durante 2 o 3 kilómetros para llegar a la zona en la que deben actuar.

Esto domingo se espera "una mejoría como consecuencia del aumento de la intensidad del esfuerzo y la mejora de la situación meteorológica (se bajarán de 25 a 20 grados). "Somos parcialmente optimistas", añadió el director técnico del operativo, Pedro Martínez.

El cambio meteorológico supondrá también un cambio en la dirección del viento, por lo que se están reforzando todos los perímetros que se han ido estabilizando para que no se reaviven los focos.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, explicó que finalmente no ha sido afectada la línea eléctrica de 66 kilovatios cercana a las llamas, una de las preocupaciones que existían el viernes, aunque se estudia una posible afección a una línea de abastecimiento de agua de la parte alta del núcleo poblacional de Arico.

El alcalde de Arico, Sebastián Martín, agradeció el apoyo de todos los medios que se han desplazado desde otras islas y desde la península para apagar el fuego y confió en que las llamas no rebasen su municipio.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats