Arranca el juicio contra el médico de familia que alteró la historia clínica de su exmujer durante el proceso de divorcio

Extractos de la historia clínica de la exmujer del médico remitido por el Servicio Canario de Salud al Juzgado.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas celebra desde el próximo lunes la vista oral contra Sergio Hernández, el médico de familia del Servicio Canario de Salud (SCS) que alteró el historial clínico de su exmujer para introducir un diagnóstico falso de patologías mentales con la finalidad de utilizarlo en su contra en el proceso de divorcio. La Fiscalía pide para el facultativo seis años de cárcel, diez de inhabilitación, la imposibilidad para ejercer la profesión médica durante un periodo de seis años y una multa que cuantifica en 10.800 euros. La acusación particular, ejercida por la afectada, eleva las penas solicitadas a los siete años de prisión, doce de inhabilitación y 36.000 euros de multa por un delito contra la intimidad en concurso medial con el de falsedad documental, además de reclamar una indemnización de 200.000 euros por los daños morales ocasionados.

Un médico manipula la historia clínica de su exmujer para diagnosticarle trastornos psicológicos

Un médico manipula la historia clínica de su exmujer para diagnosticarle trastornos psicológicos

Hernández ya cuenta con una sentencia firme en su contra. En septiembre del año pasado la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo condenó al facultativo al pago de las costas procesales tras confirmar las resoluciones anteriores que desestimaban la demanda por intromisión ilegítima contra el honor que interpuso contra Clan de Medios, la empresa editora de Canarias Ahora, y la periodista Macame Mesa, autora de dos artículos publicados en este medio de comunicación en abril y mayo de 2016 sobre los hechos que ahora llegan a juicio. El alto tribunal español acreditó que esas informaciones eran de interés público, veraces y que habían sido contrastadas.

Según relata el Ministerio Público en el escrito de acusación, el facultativo del SCS, que ejerce en el centro de salud de Schamann, en la capital grancanaria, accedió hasta en diez ocasiones al historial clínico de su exmujer, sin el conocimiento ni consentimiento de ella y aprovechándose de su condición de trabajador de la sanidad pública canaria, que le dotaba de permisos para utilizar el programa informático que contenía la base de datos. Su finalidad era alterar los datos para “hacer un uso favorable en su conflicto con respecto a la guardia y custodia de su hijo común”. Para ello, agregó dolencias o enfermedades que la afectada no padecía.

De esta manera, el 16 de enero de 2014 introdujo en la historia clínica de su exmujer una cervicalgia y casi diez meses después, el 9 de octubre, añadió el diagnóstico de personalidad narcisista y trastorno esquizoide. Además, borró la neoplasia maligna de ovario (secundaria) que él mismo había añadido un tiempo antes, en mayo de 2013. A finales de 2015, durante el procedimiento por divorcio que se tramitó en los juzgados de Violencia sobre la mujer de la capital grancanaria, Hernández aportó el historial clínico de su exmujer con los datos falsos que él mismo había introducido en el sistema informático con el objetivo de perjudicarla.

Para la Fiscalía, el médico de familia grancanario es autor de un delito contra la intimidad en concurso medial con el de falsedad documental. El juicio está señalado en tres sesiones, los días 5, 6 y 7 de octubre, y están citados a declarar doce testigos y seis peritos. El Servicio Canario de Salud figura como responsable civil subsidiario en esta causa.

Sergio Hernández es también el facultativo que firmó el primer parte de baja presentado por el magistrado Salvador Alba, condenado en 2019 a seis años y medio de cárcel por conspirar contra la también jueza -hoy delegada del Gobierno conta la Violencia de Género- Victoria Rosell, para retrasar la suspensión de funciones que contra él había acordado el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) tras la apertura de juicio oral. El médico que se sentará este lunes en el banquillo de los acusados certificó la baja de Alba desde su puesto en el centro de salud de Schamann a pesar de que el juez tiene su residencia fijada en el municipio de Telde, a varios kilómetros. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats