El médico que manipuló el historial de su exesposa y firmaba las bajas al juez Alba ya tiene su primera condena firme

El médico que manipuló el historial de su exesposa, Sergio Hernández (i) y firmaba las bajas al juez Alba (d) ya tiene su primera condena firme.

La única condena firme que de momento pesa sobre el doctor Sergio Hernández, médico de atención primaria del Servicio Canario de la Salud (SCS), es la de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, que lo condena a pagar las costas por su demanda fallida de protección del honor que interpuso contra Canarias Ahora. Dos años después de que se abriera juicio oral contra él y la Fiscalía fijara en su escrito de acusación una pena de seis años de prisión y 10 de inhabilitación, el galeno sigue sin ser juzgado por haber manipulado la historia clínica de su exesposa durante el proceso de divorcio que ambos mantenían en los juzgados de Las Palmas de Gran Canaria.

Un médico acusado por falsificación firma la baja de enfermedad que libra al juez Alba de ser suspendido

Un médico acusado por falsificación firma la baja de enfermedad que libra al juez Alba de ser suspendido

Hernández es, además, el médico que firmó el primer parte de baja que presentó el juez Salvador Alba (condenado el pasado día 10 a 6 años y medio de cárcel) para esquivar la suspensión en sus funciones que había acordado el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Nadie indagó esa certificación a pesar de que el doctor ejercía en el centro de salud de Schamann (Las Palmas de Gran Canaria) y Alba en la ciudad de Telde, disfrutando además de un seguro privado en cuyo cuadro médico no se encontraba el polifacético galeno.

En una sentencia notificada este miércoles a las partes, el Tribunal Supremo ha tumbado los seis motivos de recurso que presentó el letrado del doctor Hernández para tratar de revocar la sentencia de la Audiencia Provincial de Las Palmas que, a su vez, ratificaba la del Juzgado de Primera Instancia 4 de la capital grancanaria. En todas ellas se desestima la pretensión de Sergio Hernández de que se declarara que la periodista Macame Mesa, de Canarias Ahora, y la empresa editora de este periódico, Clan de Medios, habían vulnerado su derecho al honor por haber publicado dos piezas periodísticas en las que se relataban los hechos por los que entonces (2016) estaba siendo investigado en Instrucción 6 y por los que el Servicio Canario de la Salud le había abierto un expediente: haber utilizado su capacidad de acceso informático como médico al historial de su exesposa para añadirle patologías psiquiátricas con las que perjudicarla en el proceso de divorcio que ambos mantenían por entonces en los tribunales de justicia.

El Supremo considera que las noticias referidas al doctor Hernández contenían todos los elementos para justificar una intromisión en el derecho al honor: se trataba de hechos relevantes cometidos por un funcionario público; fueron noticias veraces que, además, fueron contrastadas por la periodista, que incluso recogió la versión del afectado.

Hernández pedía que los demandados le resarcieran con una indemnización de 30.000 euros, además de correr con las costas judiciales. Esta sentencia firme del Supremo lo obligará a hacer frente a las costas de las tres instancias en las que se ha visto su demanda, costas que se calcularán en base a la cantidad que exigía como indemnización.

Mientras, el juicio por los hechos relatados en las noticias sigue sin celebrarse.

La defensa de Macame Mesa y de Canarias Ahora fue conducida por el abogado de Las Palmas de Gran Canaria Luis Val Rodríguez.

Etiquetas
Publicado el
30 de septiembre de 2019 - 22:29 h

Descubre nuestras apps

stats