La portada de mañana
Acceder
Trump convierte un intento de asesinato en el mejor escenario, por Sáenz de Ugarte
El Gobierno se contradice a cuenta de la indemnización por despido
OPINIÓN | 'Fight', por Antón Losada

Los servicios de emergencia buscan dentro y fuera de la cueva de Soba a los dos espeleólogos perdidos

Los equipos de rescate están buscando dentro y fuera de la cueva Garma Ciega-Sima del Sombrero, en Soba, también por aire, a los dos espeleólogos de Castilla y León perdidos desde el sábado al mediodía, porque no se descarta que pudieran haber salido de la misma por ciertos “indicios”, concretamente ramas dobladas, de modo que el Gobierno de Cantabria no ha cerrado ningún escenario de búsqueda.

[Actualización: Localizados ilesos en el interior de la cueva los espeleólogos desaparecidos en Soba]

Por su parte, la Guardia Civil baraja varias hipótesis sobre lo que les ha podido ocurrir en la que “lo más probable” es que se trate de un “retraso alargado en el tiempo” y, por el momento, descarta “caídas o accidentes graves” ya que, de “haber tenido algún percance”, ya “se habrían localizado”. Así lo ha señalado el teniente y jefe del Servicio de Montaña de la Guardia Civil (GREIM), Pablo Villabrille San Pedro, este mediodía a preguntas de la prensa en Soba, con motivo de las labores de búsqueda que se están realizando en la zona.

Según ha explicado, la hipótesis “más probable” es que los espeleólogos, que se introdujeron en la cavidad el pasado sábado, no encontraran la torca por la que pretendían ascender y continuaran su marcha por algún motivo, o bien porque “no dieron con las cuerdas o por el cansancio”, hasta dar con una zona de bloques “pedregosa de complicado tránsito” que concluye en un sifón. En su opinión, sería en esta zona donde podrían encontrarse ya que lo “más razonable” es que “con el cansancio y las horas de trabajo” en la cueva estableciesen ahí “un punto caliente” a la espera del equipo de rescate.

El teniente ha indicado que esta cueva “no tiene grandes cavidades” pero esta actividad es “técnica” y puede llevar “entre 10 a 12 horas completarla”. En este sentido, ha detallado que “cualquier grupo puede tomar una dirección equivocada y desorientarse de tal manera que no puedan ser capaces de regresar” al punto inicial y retomar la travesía donde ya la tenían consolidada en cuanto a orientación. Al respecto, ha apuntado que incluso su equipo tiene “dificultades” para orientarse dentro de estas cavidades.

Otra hipótesis que baraja la Guardia Civil, “poco probable”, es que los espeleólogos hayan descendido “más profundo”, hasta una profundidad superior a 700 metros. Por último, el teniente ha informado de que se busca a los espeleólogos en tres puntos con dos equipos de la Guardia Civil y otro de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que aún no han informado de la situación.

Medios

En total, en estos momentos hay 59 efectivos desplegados para su búsqueda, entre la Unidad Militar de Emergencias (UME), el GREIM de la Guardia Civil, Cruz Roja, agentes del Medio Natural del Gobierno de Cantabria, y cuatro técnicos venidos de Castilla y León. En cuanto a medios, se ha activado el helicóptero y también está colaborando uno de Castilla y León, y los drones del Ejecutivo regional, que está valorando activar el Plan de Emergencias de Cantabria, Platercant.

Así lo ha anunciado este lunes la consejera de Seguridad de Cantabria, Isabel Urritia, que ha indicado que actualmente hay 11 efectivos de rescate en el interior de la cueva en dos misiones diferentes, una de comunicación y la otra de búsqueda de los dos jóvenes que se apuntaron a realizar una actividad promovida por la Fundación Espeleosocorro Cántabro, Esocan, para proporcionar el material de acceso y realizar la travesía de manera autónoma.

En concreto, en la misión 7 trabajan cinco efectivos de la UME y dos del Gobierno de Cantabria de Cruz Roja. Estos últimos han entrado por la zona principal, están en camino de la Sima Sombrero y son los encargados de establecer comunicaciones desde dentro de la cueva hacia fuera así como de las geolocalizaciones.

La otra misión activa, la 8, cuenta con dos efectivos del GREIM y dos espeleosocorristas de Cruz Roja en misión de búsqueda.

Además, por una serie de indicios que se han encontrado fuera de la cueva, unas ramas dobladas, no se descarta que los espeleólogos pudieran haber salido, por lo que se ha activado una misión externa a cueva, por si se hubieran perdido o caído en una torca, un pozo o sima.

Urrutia ha precisado que estas pruebas “nos pueden llevar a concluir que pueden haber salido de la cueva, pero evidentemente no sabemos si las han producido ellos o ha sido un animal” ya que se trata de una zona “difícil” y “alejada del mundo rural”. “Pero nosotros no podemos cerrar en ningún momento, ningún escenario”, ha subrayado.

Al respecto, ha comentado que los técnicos consideran “muy raro” que no se encontrara a los jóvenes anoche en la vía inicial, si bien en estos momentos se les está buscando en los ramales de la cueva.

“Al no encontrar a estas dos personas en la vía principal, se han abierto todos los escenarios, también que hayan podido salir y haberse perdido por el monte, no tener forma de comunicarse con nosotros. Anoche, había muchísima niebla y si no conocen el monte se pueden haber perdido; no hemos cerrado ningún escenario, ni dentro ni fuera de cueva”, ha reiterado.

No se avisó al 112

Por otra parte, la consejera ha corroborado que en el caso de esta cueva es obligatorio notificar al 112 de la entrada a la misma por su “dificultad técnica” y especificar el número de personas, previsión de salida y equipamiento, lo que no se produjo en este caso.

En este sentido, “ahora mismo no sabemos ni qué equipamiento llevaban, si tenían comida, cuántas linternas, porque lo que les puede haber sucedido es que se hayan quedado sin luz. Un espeleólogo experto profesional cuando se queda sin luz lo que hace es pararse en un lugar” ha comentado Urrutia, que ha señalado que el Gobierno ha solicitado esa información a Esocan, y ha subrayado que lo que le “preocupa” no es “si llamaron o no dejaron de llamar: ahora lo único que me preocupa es poder rescatar a estas personas”.

Búsqueda

Urrutia ha informado que el Gobierno conoció el domingo, por un aviso al 112 de un amigo, que el sábado al mediodía habían entrado en la cueva dos personas que tenían que haber salido a las 6.00 horas del domingo y que no tenía comunicación con ellos. A las 8.00 horas se activó la pre alerta y a las 13 horas, el protocolo de emergencia y se puso en marcha el Puesto de Mando Avanzado, activándose los medios del Gobierno de Cantabria, incluido el servicio de espeleología que tiene contratado con Cruz Roja.

A las 21.00 horas se avisó a la UME al no obtener pruebas de que podían estar en el lugar que se pensaba.

Actualmente el operativo está en nivel 0 de emergencia y en el escenario 3 del protocolo, con lo que se han empezado a movilizar todos los medios, incluidos de otras comunidades autónomas y otras administraciones.