La portada de mañana
Acceder
La solución que plantea el PP sobre las nucleares no alivia el ahorro energético
Somos una sociedad 'alcoholocéntrica' y los abstemios lo sufren
Opinión – La ‘sentá’ del rey, por Marco Schwartz

Repintan con la bandera de España un banco con los colores LGTBI en un pueblo de Palencia

Alba Camazón

0

El lunes por la noche alguien repintó con la bandera de España un banco arcoíris en Barruelo de Santullán (Palencia) que días antes habían pintado los niños de la Escuela de Verano que organiza el Ayuntamiento. Los niños, de 3 a 12 años, habían pintado la bandera LGTBI en un banco de un parque infantil como una de las actividades de la escuela. Según denuncia el alcalde del municipio, Cristian Delgado, este acto de vandalismo “denosta” el trabajo realizado por los niños, que en otras ocasiones ya habían pintado algún banco que estaba viejo para animarlo un poco.

“Ayer cuando fui a dejar a mi crío en la escuela, había papás indignados y me dijeron que alguien había pintado la bandera de España en un banco. Y yo dije: 'Ay, qué bien, porque algunos están fatal'. Y entonces me aclararon que había sido en el que habían pintado los niños”, explica Delgado a elDiario.es.

“Me parece lamentable que un patriotismo nocturno y rancio destroce el trabajo de los chiquillos, porque además no representa al pueblo, que tiene una población abierta, plural y de respeto”, apunta el regidor del pueblo de la Montaña Palentina, que cree que este acto de vandalismo puede ser por su condición sexual. “Yo soy gay y lo saben desde que tengo uso de razón y nunca he tenido ningún problema, aquí en el pueblo siempre fenomenal y ahora tenemos un chiquillo y todo muy bien. No sé si se pueden que pueden ofender a alguien con actos así, porque la bandera para mí representa a un país abierto, tolerante y diverso”, expresa el socialista.

El regidor de Barruelo (1.187 habitantes según el INE) no tiene ni idea de quién puede haber vandalizado el banco, aunque cree que no ha sido “una chiquillada”. En cualquier caso, le ofrece pintura y brochas para ir a pintar la bandera de España correctamente, porque —hace hincapié— la franja amarilla debe ser más ancha que las rojas.

“Este hecho sin sentido ni ninguna clase de lógica es fruto de una polarización política que estamos viviendo a nivel global y lo que hace es unirnos más en la lucha por una sociedad diversa e igual”, defiende Cristian Delgado.

En los próximos días, los niños volverán a pintar el mismo banco con la bandera LGTBI. Y posiblemente pinten alguno más, también con la bandera de España o con los colores y motivos que quieran.

Los pintabancos llevan varios años organizándose y esta es la primera vez que resultan vandalizados. “Hay otros cinco bancos pintados en todo el pueblo, y tenemos 200, 300 bancos, no sé”, explica. En cualquier caso, insiste, esto no representa al pueblo.

La asociación por los derechos de las personas LGTB+ Chiquitx de Palencia ha condenado estos actos a través de Twitter y ha animado al equipo municipal y a todo el pueblo a seguir trabajando “por la libertad, la diversidad y la inclusión, y a no dar ni un paso atrás frente al odio y el sectarismo”.

El coordinador de la asociación, Pedro Azaola, ha lamentado el “afán permanente” por utilizar la bandera de España “de forma sectaria y partidista” para “excluir a parte de la población”. “Luego que si hay desafección con la bandera, cómo no”, reflexiona.

Azaola afea que alguien haya puesto la enseña española “para excluir a la LGTBI” como si la comunidad no tuviera derecho a “espacio”. “Están diciendo: esa bandera no puede estar ahí”, se queja Azaola, que defiende que la bandera arcoíris muestra la diversidad e igualdad.

“La apropiación de los símbolos comunes para excluir de ellos a las personas y grupos más vulnerables, se está convirtiendo en una práctica común en la derecha política”, ha lamentado Chiguitxs.

El lunes por la noche alguien repintó con la bandera de España un banco arcoíris en Barruelo de Santullán (Palencia) que días antes habían pintado los niños de la Escuela de Verano que organiza el Ayuntamiento. Los niños, de 3 a 12 años, habían pintado la bandera LGTBI en un banco de un parque infantil como una de las actividades de la escuela. Según denuncia el alcalde del municipio, Cristian Delgado, este acto de vandalismo “denosta” el trabajo realizado por los niños, que en otras ocasiones ya habían pintado algún banco que estaba viejo para animarlo un poco.

“Ayer cuando fui a dejar a mi crío en la escuela, había papás indignados y me dijeron que alguien había pintado la bandera de España en un banco. Y yo dije: 'Ay, qué bien, porque algunos están fatal'. Y entonces me aclararon que había sido en el que habían pintado los niños”, explica Delgado a elDiario.es.

“Me parece lamentable que un patriotismo nocturno y rancio destroce el trabajo de los chiquillos, porque además no representa al pueblo, que tiene una población abierta, plural y de respeto”, apunta el regidor del pueblo de la Montaña Palentina, que cree que este acto de vandalismo puede ser por su condición sexual. “Yo soy gay y lo saben desde que tengo uso de razón y nunca he tenido ningún problema, aquí en el pueblo siempre fenomenal y ahora tenemos un chiquillo y todo muy bien. No sé si se pueden que pueden ofender a alguien con actos así, porque la bandera para mí representa a un país abierto, tolerante y diverso”, expresa el socialista.

El regidor de Barruelo (1.187 habitantes según el INE) no tiene ni idea de quién puede haber vandalizado el banco, aunque cree que no ha sido “una chiquillada”. En cualquier caso, le ofrece pintura y brochas para ir a pintar la bandera de España correctamente, porque —hace hincapié— la franja amarilla debe ser más ancha que las rojas.

“Este hecho sin sentido ni ninguna clase de lógica es fruto de una polarización política que estamos viviendo a nivel global y lo que hace es unirnos más en la lucha por una sociedad diversa e igual”, defiende Cristian Delgado.

En los próximos días, los niños volverán a pintar el mismo banco con la bandera LGTBI. Y posiblemente pinten alguno más, también con la bandera de España o con los colores y motivos que quieran.

Los pintabancos llevan varios años organizándose y esta es la primera vez que resultan vandalizados. “Hay otros cinco bancos pintados en todo el pueblo, y tenemos 200, 300 bancos, no sé”, explica. En cualquier caso, insiste, esto no representa al pueblo.

La asociación por los derechos de las personas LGTB+ Chiquitx de Palencia ha condenado estos actos a través de Twitter y ha animado al equipo municipal y a todo el pueblo a seguir trabajando “por la libertad, la diversidad y la inclusión, y a no dar ni un paso atrás frente al odio y el sectarismo”.

El coordinador de la asociación, Pedro Azaola, ha lamentado el “afán permanente” por utilizar la bandera de España “de forma sectaria y partidista” para “excluir a parte de la población”. “Luego que si hay desafección con la bandera, cómo no”, reflexiona.

Azaola afea que alguien haya puesto la enseña española “para excluir a la LGTBI” como si la comunidad no tuviera derecho a “espacio”. “Están diciendo: esa bandera no puede estar ahí”, se queja Azaola, que defiende que la bandera arcoíris muestra la diversidad e igualdad.

“La apropiación de los símbolos comunes para excluir de ellos a las personas y grupos más vulnerables, se está convirtiendo en una práctica común en la derecha política”, ha lamentado Chiguitxs.

El lunes por la noche alguien repintó con la bandera de España un banco arcoíris en Barruelo de Santullán (Palencia) que días antes habían pintado los niños de la Escuela de Verano que organiza el Ayuntamiento. Los niños, de 3 a 12 años, habían pintado la bandera LGTBI en un banco de un parque infantil como una de las actividades de la escuela. Según denuncia el alcalde del municipio, Cristian Delgado, este acto de vandalismo “denosta” el trabajo realizado por los niños, que en otras ocasiones ya habían pintado algún banco que estaba viejo para animarlo un poco.

“Ayer cuando fui a dejar a mi crío en la escuela, había papás indignados y me dijeron que alguien había pintado la bandera de España en un banco. Y yo dije: 'Ay, qué bien, porque algunos están fatal'. Y entonces me aclararon que había sido en el que habían pintado los niños”, explica Delgado a elDiario.es.