Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

“Cambiar de idea”, el “vómito” de Aixa de la Cruz contra La Manada

EFE

Madrid —

0

Aixa de la Cruz (Bilbao, 1988) acaba de publicar “Cambiar de idea”, una autoficción a medio camino entre el ensayo y las memorias, que ya va por su tercera edición, con la que busca, “desde la honestidad”, hablar “de la violencia patriarcal” a raíz de su vivencia con el caso de La Manada y otros.

“Cambiar de idea” (Caballo de Troya) nace, según explica la autora en una entrevista con EFE, de un diario personal, “un vómito sin estructura” que pretendía conectar su presente con su pasado.

Sus estudios, sus relaciones con otras mujeres, una infancia marcada por la mala relación con su madre o la falta de un “biopadre”...De la Cruz recorre los hitos de su vida y reformula sus ideas de partida sobre su identidad a partir de un caso tan mediático como el de La Manada.

“2017 fue un año muy especial e intenso. Seguí obsesivamente el caso de La Manada, y en mi entorno se dieron, a raíz de eso, conversaciones recurrentes”, explica de la Cruz sobre la génesis del libro.

“Daba igual si estábamos en Nochebuena o en una fiesta: de pronto, una amiga empezaba a hablar del juicio e hilaba con aquella vez que se despertó en casa de un tío que no conocía, sin recordar nada. Su testimonio hacía que la de al lado contase su historia; la confesión en directo es un acto muy intenso”, rememora.

El caso de La Manada, sostiene, “tiene el potencial de lo simbólico: es una historia individual que sirve para abordar muchísimas cuestiones colectivas que estaban debajo de la mesa. Gracias a la valentía de esa chica empezamos a entender que el consentimiento no se limita al sí o no”.

“Cambiar de idea” serpentea entre el año que llevó el consentimiento a debate y su propio anecdotario, de forma que la distancia entre autora y narradora es ínfima.

De la Cruz publica su obra en un momento en que “a los editores les interesa publicar mujeres; yo no creo que todas nos hayamos puesto a escribir a la vez, pero sí resaltaría la enorme calidad de ciertos libros que se han publicado en los últimos meses firmados por mujeres”.

Entre ellos, de la Cruz, doctora en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada, destaca “Lectura Fácil”, de Cristina Morales, “la mejor obra que ha escrito alguien de los 80”, dice, o “La mejor madre del mundo”, de Nuria Labari.

Aunque es autora de las novelas “Cuando fuimos los mejores” (2007), “De música ligera” (2009) y “La línea del frente” (2017), y el libro de relatos “Modelos animales” (2015) solo “Cambiar de idea” le ha granjeado el apelativo de “voz generacional”.

“Este libro es el que mejor recepción ha tenido. En cualquier caso, por el cambio de registro tan brusco, de género y tema, es como si volviese a empezar en esto. Estoy muy ilusionada de haber conseguido que la gente vea como generacional una historia personal”, reconoce.

En ese sentido, “Cambiar de idea” no se habría publicado de no haber sido por Caballo de Troya y de sus editores invitados a crear el catálogo para 2019: el escritor y periodista Antonio J. Rodríguez y, especialmente, la poeta y periodista Luna Miguel.

Fue Miguel quien contactó con de la Cruz a raíz de un tuit de esta última en el que confesaba que tenía “20.000 palabras impublicables” y le animó a transformarlo en “Cambiar de idea”.

“Yo a Luna le habría dicho que sí siempre, aunque estuviese trabajando en un fanzine autoeditado. La admiro muchísimo, hemos crecido como escritoras juntas”.

“Cambiar de idea”, precisa, “tiene un riesgo mayor” que sus obras anteriores, y tenía que hacerlo con alguien con quien sintiese mucha confianza y mucha afinidad.

En lo que respecta a sus proyectos futuros, Aixa de la Cruz es tajante: “Parir el mes que viene”.

“Es curioso, porque siempre que publico algo me pongo nerviosa por lo siguiente que voy a hacer, pero esta es la primera vez que tengo ganas de estar callada. Me he quedado tranquila, he dicho cosas importantes que creía que tenía que decir, y el siguiente gran proyecto -su maternidad-, aunque no es literario, es muy emocionante”.

María Gómez de Montis

Aixa de la Cruz (Bilbao, 1988) acaba de publicar “Cambiar de idea”, una autoficción a medio camino entre el ensayo y las memorias, que ya va por su tercera edición, con la que busca, “desde la honestidad”, hablar “de la violencia patriarcal” a raíz de su vivencia con el caso de La Manada y otros.

“Cambiar de idea” (Caballo de Troya) nace, según explica la autora en una entrevista con EFE, de un diario personal, “un vómito sin estructura” que pretendía conectar su presente con su pasado.

Sus estudios, sus relaciones con otras mujeres, una infancia marcada por la mala relación con su madre o la falta de un “biopadre”...De la Cruz recorre los hitos de su vida y reformula sus ideas de partida sobre su identidad a partir de un caso tan mediático como el de La Manada.

“2017 fue un año muy especial e intenso. Seguí obsesivamente el caso de La Manada, y en mi entorno se dieron, a raíz de eso, conversaciones recurrentes”, explica de la Cruz sobre la génesis del libro.

“Daba igual si estábamos en Nochebuena o en una fiesta: de pronto, una amiga empezaba a hablar del juicio e hilaba con aquella vez que se despertó en casa de un tío que no conocía, sin recordar nada. Su testimonio hacía que la de al lado contase su historia; la confesión en directo es un acto muy intenso”, rememora.

El caso de La Manada, sostiene, “tiene el potencial de lo simbólico: es una historia individual que sirve para abordar muchísimas cuestiones colectivas que estaban debajo de la mesa. Gracias a la valentía de esa chica empezamos a entender que el consentimiento no se limita al sí o no”.

“Cambiar de idea” serpentea entre el año que llevó el consentimiento a debate y su propio anecdotario, de forma que la distancia entre autora y narradora es ínfima.

De la Cruz publica su obra en un momento en que “a los editores les interesa publicar mujeres; yo no creo que todas nos hayamos puesto a escribir a la vez, pero sí resaltaría la enorme calidad de ciertos libros que se han publicado en los últimos meses firmados por mujeres”.

Entre ellos, de la Cruz, doctora en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada, destaca “Lectura Fácil”, de Cristina Morales, “la mejor obra que ha escrito alguien de los 80”, dice, o “La mejor madre del mundo”, de Nuria Labari.

Aunque es autora de las novelas “Cuando fuimos los mejores” (2007), “De música ligera” (2009) y “La línea del frente” (2017), y el libro de relatos “Modelos animales” (2015) solo “Cambiar de idea” le ha granjeado el apelativo de “voz generacional”.

“Este libro es el que mejor recepción ha tenido. En cualquier caso, por el cambio de registro tan brusco, de género y tema, es como si volviese a empezar en esto. Estoy muy ilusionada de haber conseguido que la gente vea como generacional una historia personal”, reconoce.

En ese sentido, “Cambiar de idea” no se habría publicado de no haber sido por Caballo de Troya y de sus editores invitados a crear el catálogo para 2019: el escritor y periodista Antonio J. Rodríguez y, especialmente, la poeta y periodista Luna Miguel.

Fue Miguel quien contactó con de la Cruz a raíz de un tuit de esta última en el que confesaba que tenía “20.000 palabras impublicables” y le animó a transformarlo en “Cambiar de idea”.

“Yo a Luna le habría dicho que sí siempre, aunque estuviese trabajando en un fanzine autoeditado. La admiro muchísimo, hemos crecido como escritoras juntas”.

“Cambiar de idea”, precisa, “tiene un riesgo mayor” que sus obras anteriores, y tenía que hacerlo con alguien con quien sintiese mucha confianza y mucha afinidad.

En lo que respecta a sus proyectos futuros, Aixa de la Cruz es tajante: “Parir el mes que viene”.

“Es curioso, porque siempre que publico algo me pongo nerviosa por lo siguiente que voy a hacer, pero esta es la primera vez que tengo ganas de estar callada. Me he quedado tranquila, he dicho cosas importantes que creía que tenía que decir, y el siguiente gran proyecto -su maternidad-, aunque no es literario, es muy emocionante”.

María Gómez de Montis

Aixa de la Cruz (Bilbao, 1988) acaba de publicar “Cambiar de idea”, una autoficción a medio camino entre el ensayo y las memorias, que ya va por su tercera edición, con la que busca, “desde la honestidad”, hablar “de la violencia patriarcal” a raíz de su vivencia con el caso de La Manada y otros.

“Cambiar de idea” (Caballo de Troya) nace, según explica la autora en una entrevista con EFE, de un diario personal, “un vómito sin estructura” que pretendía conectar su presente con su pasado.