Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Una muestra en Toledo explica la implicación del ejército en el desarrollo científico

Una muestra en Toledo explica la implicación del ejército en el desarrollo científico

EFE

Toledo —

Durante los siglos XVIII y XIX, el estamento militar y la ciencia fueron de la mano en España para impulsar el desarrollo científico e industrial del país, un hecho histórico que el Museo del Ejército quiere dar a conocer en la exposición "Exótica in Militaria", compuesta por 218 piezas.

En una entrevista con la Agencia Efe, el comisario de la exposición, el capitán José Luis Chaves, detalla que el objetivo de la muestra, abierta del 22 de junio al 28 de octubre, es "hacer una evocación" de esos siglos y "recuperar y rendir homenaje a esa época".

Para lograr este objetivo didáctico, se ofrece al visitante 218 piezas, muchas de ellas procedentes de los fondos del propio museo, pero también muchas están cedidas por otras instituciones militares, como el Museo de la Academia de Infantería el Museo de Farmacia Militar o el Museo Naval, e incluso por entidades civiles, como el Museo Nacional de Artes Decorativas, el Jardín Botánico o el Instituto de Educación Secundaria El Greco, de Toledo.

Precisamente, el IES El Greco ha cedido una de las partes principales de esta exposición que lleva de subtítulo "Un gabinete de curiosidades", ya que de él procede el gabinete de curiosidades que creó el infante Luis Antonio de Borbón y Farnesio, que fue arzobispo de Toledo desde 1735 hasta 1754.

El capitán Chaves explica que, en esa época, se denominaba "gabinete de curiosidades" a un conjunto de piezas curiosas, valiosas, raras o espectaculares que la nobleza reunía en una habitación para mostrar a las visitas y presumir de su estatus.

Sin embargo, con el tiempo estas colecciones privadas también adquirieron un carácter de auxilio o ayuda para la formación de la nobleza, ya que en ese tiempo no existían las universidades y la enseñanza estaba muy restringida.

La primera parte de la exposición presenta al visitante un gabinete de curiosidades real, con "piezas magníficas", como pájaros disecados, un colmillo de narval -una especie de ballena con un colmillo muy largo que le ha valido el sobrenombre de "unicornio marino"- o instrumentos científicos utilizados para la enseñanza, como una botella de leyden, que es un condensador primitivo que permite almacenar cargas eléctricas.

"Así era el siglo XVIII, que combinaba el mundo natural con el mundo científico", resume el capitán.

Y a partir de la exposición de este gabinete de curiosidades real, el Museo del Ejército crea su propio "gabinete de curiosidades", compuesto por tres partes diferenciadas, la primera compuesta por elementos del mundo natural.

En esta sección se enseña al visitante una selección de objetos naturales recopilados por el ejército en sus distintas campañas de esa época, como una gorgonia, que es una especie de coral; apéndices de pez sierra, colmillos de elefante, un huevo de avestruz, plantas medicinales y la colección de minerales documentada más antigua de Europa.

"Exótico. Los otros" es la segunda parte de esta exposición, en la que se recrea cómo eran los hombres que los militares españoles encontraban en sus expediciones y, para ello, se muestra a un guerrero azteca, un sultán filipino o una armadura de un samurái procedente de Japón.

La exposición cierra con la sección "Maravilia", que tal y como explica el capitán Chaves, muestra las "maravillas técnicas o industriales" del ejército, que tal y como recuerda, fue el fundador de las primeras academias, como por ejemplo de matemáticas, a partir de las cuales se desarrolló el resto de academias, que favorecieron el desarrollo industrial de España con sus estudios de ingeniería o química.

"Es poco conocido, pero la Corona española promovió muchas expediciones científicas en el siglo XVIII, que tenían como fin fundamental no solamente delimitar las fronteras geográficas de los territorios en posesión, sino también la búsqueda de nuevos recursos procedentes de esos nuevos mundos", concluye el capitán.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats