eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Rato señala a Rajoy: "El presidente del Gobierno me echó de Bankia, fue una decisión política"

Reconoce que compartía la decisión de sacar a Bolsa a Bankia y que se trataba de una entidad viable

El expresidente de Bankia culpa a los cambios normativos y las nuevas exigencias regulatorias del colapso de la entidad tras salir a Bolsa

Rato: Rajoy me echó de Bankia. Fue una intervención política

Rato: Rajoy me echó de Bankia. Fue una intervención política EFE

Segunda jornada de declaraciones de Rodrigo Rato en la Audiencia Nacional durante el juicio por la fallida salida a Bolsa de Bankia. El que fuera presidente de esta entidad ha reconocido que, aunque eran el Banco de España y el Gobierno los que impulsaron esta operación, él "compartía la estrategia", ya que dotaba de capital a una entidad que no lo tenía, las antiguas cajas de ahorros.

Con un tono algo más suave que en la primera sesión, aunque continuando el enfrentamiento con la fiscala Carmen Launa, Rato ha hecho un análisis de los meses previos a la salida a Bolsa y de la fijación del precio y el descuento. Rato ha culpado a la situación de los mercados por el fuerte descuento que tuvo el precio de las acciones antes de salir a cotiza, pero ha mantenido que esta solución era la más acertada puesto que la alternativa era la nacionalización. "El propio FROB defendió que el riesgo reputacional de suspender la salida a Bolsa no era asumible", ha subrayado durante su declaración.

Rato ha defendido de manera abierta la operación pese al fuerte descuento de valor de la acción. Ha asegurado que era la mejor opción para la empresa. "Este no era un problema de unos céntimos arriba o abajo, sino la oportunidad de mantenerse como una empresa cada vez más independiente", ha apuntado, defendiendo que era una solución mejor a la nacionalización.

En este sentido, ha vuelto a apuntar al Banco de España, al que considera conocedor de la situación del posible descuento. Rato ha defendido que la fijación de este precio era de menor importancia ya que "el recorrido de la acción sería al alza". Para esta previsión ha mantenido que el plan de negocio era el acertado y que había "noticias buenas para la entidad" como su número de clientes, su fuerte presencia en Madrid y Valencia o la capacidad de reducir costes. "Bankia era viable", ha subrayado.

Sin embargo, de nuevo Rato ha lanzado balones fuera en cuanto a su responsabilidad en el resultado final de la salida a Bolsa, que culminó con el mayor rescate financiero de la historia de España. En concreto ha señalado que la vicepresidenta del Gobierno, Elena Salgado, "con la que hablé varias veces por teléfono" urgía a la entidad a salir a Bolsa antes de septiembre y que tanto el Gobierno como el parlamento fueron aprobando cada vez más exigencias de capital.

Pero en sus acusaciones hacia políticos también ha cargado las tintas contra antiguos compañeros de partido. En concreto, ha lamentado, pese a no ser preguntado por ello, que "a  mí me cesó el presidente del Gobierno -Mariano Rajoy, puesto que se produjo en 2012", y ha señalado que "fue una decisión política".

En su reparto de culpas, en el que él no se señala, Rato ha apuntado también al auditor Francisco Celma, de Deloitte, a quien acusa de transmitir a los bancos colocadores una información que no trasladó al propio consejo de administración sobre el descuento del precio de la acción. "Me sorprende porque trabajaba para nosotros", ha acusado. Celma está también en el banquillo de la acusación señalado por las acusaciones populares y particulares, pero no por la Fiscalía.

La segunda jornada del interrogatorio a Rato, que se reanuda el próximo lunes, ha estado centrada en el periodo de la redacción del folleto de la salida a Bolsa, en la primavera del año 2011, y el inicio de 2012, meses antes de los problemas contables que acabaron con el rescate de Bankia.

Rato ha defendido la información aportada por la entidad en dicho documento, que contemplaba los riesgos y la realidad de las participadas de BFA, accionista del banco. En cualquier caso, ha descargado las culpas sobre las posibles inexactitudes de dicho informe en el supervisor, la CNMV, quien ha apuntado que "aprobó" dicho folleto.

El relato de los hechos planteado por Rato ha apuntado en repetidas ocasiones a la situación del sector financiero a nivel internacional y, en concreto, en el caso español. Según el expresidente de Bankia, la situación vivida por la entidad antes de la salida a Bolsa se repitió en otros casos como el de Banca Cívica o en bancos que llegaron a retirar su operación de salida a Bolsa. 

Con este argumento, ha restado importancia a los informes internos del Banco de España que apuntaban a una posible inviabilidad de BFA y el impacto que esto tendría sobre Bankia, ya en enero de 2012. "Entre 2011 y 2012 fue el peor año para la banca española con más de 90.000 millones en pérdidas, pero no solo Bankia, todo el sector, es normal que el Banco de España elevara el tono", ha apuntado.

La Fiscalía retomará el próximo lunes el interrogatorio a Rodrigo Rato. Sobre la mesa está el periodo entre enero de 2012 y el rescate, producido en la primavera de ese año. El exvicepresidente del Gobierno todavía tendrá que dar respuesta a la Abogacía del Estado y a su abogado, habiendo rechazado en la jornada del martes responder al resto de acusaciones.

Además de Rato, el caso cuenta con 33 acusados, si bien la Fiscalía mantiene únicamente su acusación sobre cuatro de ellos. Tras las testificales llegará la declaración de testigos donde acudirán nombres como Luis de Guindos, Miguel Ángel Fernández Ordóñez o Christine Lagarde, presidenta del FMI.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha