eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El sector servicios impulsa la creación de empleo a un ritmo previo al estallido de la crisis

En el segundo trimestre del año se crearon 127.000 empleos netos a tiempo completo según contabiliza el PIB

Sin embargo, las horas trabajadas caen un 0,4% debido a la reducción de la jornada media

La creación de empleo se concentra en comercio y hostelería

La demanda exterior resta ímpetu al crecimiento con un gasto de los hogares aparentemente desbocado

62 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Patronal y sindicatos firman el Convenio Provincial de Hostelería

La hostelería es uno de los motores del crecimiento del empleo en el segunto trimestre del año.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado hoy unos impresionantes datos que recogen la evolución de la economía en el segundo trimestre del año. Después de varios meses con señales mixtas y con muchos peros, la composición del PIB que muestra la estadística da muestras de cambio de etapa. Con todo, los expertos advierten de que aún hay muchos peligros para que se consolide el crecimiento, especialmente por la debilidad del sector exterior que fue el que quitó más brío a la actividad económica entre abril y junio y porque el crecimiento sigue concentrado en el sector servicios y en el empleo precario. También hay que recordar que estos datos de recuperación chocan con la evolución de los precios, conocida hoy mismo, y que registra una caída negativa del 0,5%. Economía al alza con precios a la baja resulta una pareja de agridulce maridaje.

La economía creció, tal y como se había anunciado, un 0,6% sobre el trimestre de invierno y un 1,2% sobre el mismo periodo del año anterior. Con este crecimiento, relativamente tímido si tenemos en cuenta que antes de la crisis España crecía a tasas interanuales próximas al 3%, la economía ha obrado el milagro ya que tradicionalmente se asumía que España no podía crear empleo creciendo por debajo del 2%. Según los datos ofrecidos por el INE hoy, en estos tres meses se crearon 127.000 puestos de trabajo a tiempo completo netos.

La cifra es tan alta que no se registraba desde el segundo trimestre de 2008 cuando España aún no había entrado ni técnica ni formalmente en recesión. Esta cifra coincide con los reiterados anuncios desde el Ejecutivo de que en ya se estaba creando empleo neto. Los datos no coinciden con los de la EPA ni con los del paro registrado porque cada uno tiene una metodología distinta para contabilizar empleos. En el caso de la EPA no son jornadas de trabajo completas.

Sin embargo, varias sombras se ciernen sobre estos datos. La primera, muy clara: los sectores en los que se está creando empleo. El único sector que creó puestos de trabajo, y lo hizo con tanta fuerza que compensó la destrucción que tuvo lugar en el resto, fue el sector servicios. La hostelería y el comercio y las actividades profesionales lideraron la creación de empleo. También cabe destacar que las administraciones públicas han vuelvo a generar puestos de trabajo.

Además, el INE reconoce en su nota que hay un descenso de la jornada media trabajada, lo que supone que pese a este subidón en los puestos de trabajo, las horas efectivas trabajadas respecto al mismo periodo del año anterior caigan en un 0,4%. Más trabajos pero de menos horas. En los primeros tres meses del año las horas trabajadas había subido un tímido 0,1% el primero sigo positivo desde el invierno de 2011, pero la caída en primavera supone un retroceso. De nuevo, a excepción de la hostelería y las actividades profesionales, todos los sectores redujeron las horas trabajadas, con la industria dando un tajo de casi el 2% de las horas.

En cuanto al tirón de las actividades económicas, va en línea con la creación de empleo. Los servicios, que es con diferencia la actividad que más pesa en la estructura económica, crecieron un 1,5% frente al año anterior. La industria sí crece aunque esta mejora del 1,1% no logre crear empleo. En tasas interanuales, la construcción suaviza su contracción y cabe resaltar que frente a los tres meses precedentes logra crecer un 0,9%. Es el primer signo positivo desde el primer trimestre de 2008 y el más vigoroso desde la primavera de 2006.

La demanda exterior echa el freno

Este aparente ímpetu de la actividad económica viene refrenado por la demanda exterior. Aunque hasta ahora lo que exporta España se había convertido en uno de los pilares de la recuperación, en este trimestre le ha restado 0,7 puntos al crecimiento, debido a que se compra al exterior mucho más de lo que se vende. Los expertos advierten de que esta tendencia puede empeorar en el trimestre de verano y contener el ritmo de crecimiento económico tal y como reflejan el empeoramiento de las exportaciones.

Por ahora, la buena marcha de la economía se sostiene en parte por unos datos de consumo mucho mejores de lo previsto y de lo que cabía vaticinar con los indicadores que se conocieron en primavera de comercio. Así, el gasto de los hogares crece un desaforado 2,4% anual, al que hay que sumar un 1,1% de gasto público. Los hogares españoles no consumían a una tasa tan elevada desde el primer trimestre de 2008 y el gasto público tiene el mayor incremento desde el arranque de 2011.

También es especialmente bueno el dato de inversión, que crece un 1,2% el ritmo más acelerado desde el cuatro trimestre de 2007.

Esta aparente fortaleza económica choca con otro indicador que se ha conocido hoy: el IPC. Frente a esta desaforada subida del consumo, los precios caen. En principio, tal y como recuerda el Instituto Estadístico, la caída de los precios tendría su origen en el menor precio de la energía, un elemento que pesa con fuerza en la cesta de la compra. Con todo, un gasto tan desbocado con una caída de los precios es, al menos, llamativa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha