La ministra de Trabajo pide "tranquilidad" porque el Gobierno "no dejará caer" los ERTE si son necesarios pasado el verano

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, junto al gobernador del Bando de España (d), Pablo Hernández de Cos, y Pedro Fernández Alén, presidente en funciones del CES.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha llamado este jueves a evitar "incertidumbres añadidas" a las inevitables ligadas a la pandemia de coronavirus. Díaz ha asegurado, "desde la prudencia", que los trabajadores, empresas y la sociedad española "no deben tener temor" sobre el mantenimiento de los ERTE "en caso de que la herramienta sea necesaria ex post", es decir, pasado el periodo de vigencia acordado hasta la actualidad, el 30 de septiembre. "Quiero dar un mensaje de tranquilidad", ha afirmado la ministra, que ha sostenido que "no sería prudente que, después de un esfuerzo inversor público de todas y de todos tan grande", el Gobierno dejara caer el sistema de ERTE mientras este fuera necesario.

Estas son las reformas que pide la UE a España a cambio de los 140.000 millones del fondo de recuperación

Estas son las reformas que pide la UE a España a cambio de los 140.000 millones del fondo de recuperación

El llamamiento de la ministra a la "tranquilidad" y al "sentido común" se ha producido en la presentación de la Memoria sobre la situación socioeconómica y laboral de España 2019 del Consejo Económico y Social (CES) este jueves, en la que ha participado la responsable de Trabajo así como el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. El responsable del organismo regulador ha señalado en especial al sector turístico como uno de los más afectados por la crisis del coronavirus y cuyas empresas continúan todavía acogidas a los ERTE, sin que estén 'deshibernando' a sus plantillas sí está ocurriendo con otros sectores de actividad.

La ministra de Trabajo ha informado de que "apenas un millón" de trabajadores está en la actualidad en ERTE, respecto al máximo alcanzado a finales de abril de 3,4 millones de personas, y ha coincidido con Hernández de Cos en que algunos sectores "lo están pasando mal" a día de hoy, como el turístico, pero también"los servicios sociocomunitarios" y "los sectores culturales", ha añadido Díaz. La responsable de Trabajo ha destacado que estas actividades que aún no se están recuperando "requieren atención" y "una cirugía pequeña" para acordar los apoyos que sean necesarios pasados los plazos acordados para los ERTE.

"Hemos de seguir con ello", se ha comprometido Yolanda Díaz, que ha recordado que el acuerdo para extender los ERTE hasta septiembre mantuvo la comisión tripartita del Gobierno, los empresarios y los sindicatos para realizar el seguimiento de los expedientes y determinar en qué casos pudiera ser necesario extenderlos más allá del final del verano.

El gobernador del Banco de España ha recomendado mantener las medidas de avales públicos a las empresas y los ERTE para afianzar la recuperación económica tras el descalabro por la pandemia. En el caso de los ERTE, Hernández de Cos ha defendido que esta etapa de crisis es más compleja que la anterior, en los momentos más duros de caída de la economía, porque requiere afinar más para decidir qué ERTE se mantienen. El economista ha argumentado que es el momento de dejar actuar también al mercado, de modo que se produzcan los "ajustes estructurales" necesarios y no se siga apoyando a "empresas zombies" que no van a sobrevivir a esta crisis y los esfuerzos públicos solo retrasarían los cierres o despidos.

Reformas para reducir la temporalidad y el paro

Pablo Hernández de Cos ha reclamado que, tras las medidas para frenar los daños económicos de la pandemia y aquellas dirigidas a la reactivación de la actividad, España debe abordar varias "reformas de desafíos estructurales", que estaban pendientes antes del coronavirus y que "son claramente mucho más urgentes". Entre ellas, el gobernador del Banco de España ha mencionado la necesidad de reformas para reducir la alta temporalidad en el mercado de trabajo, así como las elevadas tasas de paro, que no solo generan un menor crecimiento de la economía española sino que "son también origen de la desigualdad", ha afirmado.

Yolanda Díaz ha anunciado que este jueves se ha reunido por primera vez la mesa de diálogo social de Trabajo con los agentes sociales para mejorar las prestaciones por desempleo, que abordará la protección de los trabajadores que terminaron su prestación o subsidio por desempleo durante el estado de alarma y que no han tenido la oportunidad de encontrar empleo por la actual crisis, ha adelantado la ministra. "También se tratará de avanzar para que los trabajadores que tienen varios contratos a tiempo parcial reciban prestaciones equiparables a las de los trabajadores que no sufren esta parcialidad", ha informado por su parte Trabajo en una nota de prensa.

En opinión del responsable del Bando de España, el Gobierno debería acometer reformas también para "aumentar la productividad", que también lastra el crecimiento económico, para avanzar en la transición ecológica y para hacer frente al envejecimiento de la población, "un riesgo para el sistema del bienestar".

"Impulso fiscal" del fondo europeo

El gobernador del Banco de España ha valorado además como "muy satisfactorio" el acuerdo europeo sobre el fondo de reconstrucción de 750.000 millones de euros y ha pedido convertir esos fondos europeos en un "impulso fiscal" que acompañe el esfuerzo de recuperación del tejido productivo, con el apoyo a proyectos de inversión pública en innovación, en capital tecnológico, en educación y formación continua, así como que contribuyan a la transición hacia una economía más sostenible, en línea con las condiciones establecidas por la UE.

Hernández de Cos ha sostenido no obstante que, pese a la buena noticia que supone la llegada de estos fondos europeos para los próximos años, las necesidades de financiación por la crisis serán "mucho mayores" que lo que cubrirá esta partida. Por ello, el economista ha destacado que sería conveniente empezar a trabajar en la consolidación fiscal que en su opinión será necesaria a medio plazo, que consiga aumentar la recaudación de impuestos en España y no haga al país tan dependiente, con niveles de deuda y déficit muy elevados. "No podemos permitirnos el grado de vulnerabilidad de niveles de deuda y déficit elevados, ni el poco margen de maniobra que dejarían para afrontar posibles perturbaciones futuras, que las habrá", ha defendido el economista.

Etiquetas
Publicado el
23 de julio de 2020 - 14:53 h

Descubre nuestras apps

stats