Renfe se quedará con la fianza y quitará el abono gratuito a quien reserve en tres ocasiones y no viaje

Desde que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana aprobó la gratuidad de los viajes de Media Distancia de Renfe para los viajeros habituales, como medida para mitigar el impacto de la inflación, se han sucedido las críticas por trenes vacíos debido a los viajeros que reservaban plaza y, sin embargo, no viajaban. A partir de ahora, quienes hagan esta práctica más de tres veces se quedarán sin abono y sin fianza.

"Cumplir 26 años en Madrid es una tortura": la edad a la que los jóvenes ven dispararse el coste de la vida

Más

El Ministerio que encabeza Raquel Sánchez ha modificado las condiciones de uso de los abonos gratuitos de Media Distancia convencional “para evitar la incorrecta utilización de estos títulos, en especial los comportamientos de determinados usuarios que reservan plaza en los trenes con el abono y luego no viajan”, asume.

La ministra ha explicado que es algo que “ha afectado a un 10% de esos trayectos de media distancia, de esos abonos de media distancia que están en torno a 640.000 abonos gratuitos por media distancia. Por lo tanto, se concreta en ese 3% del total de los abonos”. 

Por ello, “tras haberse detectado un uso irregular de los títulos”, explica que va a restringir “la formalización de viajes, la adquisición de abonos y se sancionarán los usos irregulares reiterados”.

Cancelar con un margen de dos horas

Esa medida la aplicará Renfe que va a quedarse con la fianza de 20 euros y “anulará el abono gratuito a los usuarios que, al menos en tres ocasiones, no hayan cancelado con un mínimo de dos horas de antelación la reserva de la plaza sin finalmente no va a viajar en el tren”, argumenta el Ministerio.

Ese plazo de 120 minutos puede revisarse. “La antelación mínima de dos horas podrá ser modificada por la Secretaría General de Transportes, en función del resultado de la medida”, indica en la información publicada este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

“Aunque solo se retirará el abono de la línea en la que se haya detectado un uso irregular, el operador ferroviario no expedirá un nuevo abono asociado a ese titular para ningún origen-destino de media distancia en un plazo de 30 días desde la anulación”, añade el Ministerio.

La retirada del abono no será inmediata. Antes de llegar a ese paso, “Renfe enviará dos avisos al titular cuando detecte que finalmente no ha viajado sin anular la reserva con la antelación requerida”.

Es decir, será cuando detecte que, por tercera vez, ha reservado sin viajar cuando retire el abono y se quede con la fianza de 20 euros. En ese sentido, establece un plazo transitorio de siete días en los que se informará al viajero del incumplimiento “sin que este suponga la aplicación de la medida”.

Transportes recuerda que en estos viajes de Media Distancia convencional, los usuarios deben adquirir un abono distinto por cada trayecto origen-destino, que será válido para viajes ilimitados entre ambos puntos y en ambos sentidos. También, que está limitado a cuatro viajes diarios de ida o vuelta el número máximo de trayectos que se permite formalizar por abono y “se imposibilitará formalizar dos viajes en el mismo sentido hasta que transcurra el triple del tiempo de viaje programado”. Renfe activará esta medida a partir del miércoles 7 de diciembre.

Viajes de pie y abono gratis apara menores

Además de tratar de frenar la reserva de plazas, Transportes también va a permitir un cupo de viajeros que hagan el trayecto de pie. Argumenta que “para facilitar un mayor uso de los convoyes, en determinados trenes, con reserva de plaza y alta demanda”, Renfe va a poder establecer un cupo de plazas de pie.

Es decir, el operador podrá establecer que haya un número de usuarios que vayan de pie, siempre que no superen “el 10% de las plazas ofertadas con reserva de plaza, informando de dicha condición de viaje a los viajeros”. En esos trenes, matiza, no estará disponible la selección de asiento.

Por otro lado, va a poner en marcha “un abono específico para menores de edad sin DNI”, que solo podará usarse, añade, “para cada origen-destino, evitando así usos indebidos de estos títulos”.

En cambio, esta medida entrará en vigor el 1 de enero de 2023, coincidiendo con la activación de la prórroga de las bonificaciones al transporte público ferroviario.

Desde que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana aprobó la gratuidad de los viajes de Media Distancia de Renfe para los viajeros habituales, como medida para mitigar el impacto de la inflación, se han sucedido las críticas por trenes vacíos debido a los viajeros que reservaban plaza y, sin embargo, no viajaban. A partir de ahora, quienes hagan esta práctica más de tres veces se quedarán sin abono y sin fianza.

"Cumplir 26 años en Madrid es una tortura": la edad a la que los jóvenes ven dispararse el coste de la vida

Más

El Ministerio que encabeza Raquel Sánchez ha modificado las condiciones de uso de los abonos gratuitos de Media Distancia convencional “para evitar la incorrecta utilización de estos títulos, en especial los comportamientos de determinados usuarios que reservan plaza en los trenes con el abono y luego no viajan”, asume.

La ministra ha explicado que es algo que “ha afectado a un 10% de esos trayectos de media distancia, de esos abonos de media distancia que están en torno a 640.000 abonos gratuitos por media distancia. Por lo tanto, se concreta en ese 3% del total de los abonos”. 

Por ello, “tras haberse detectado un uso irregular de los títulos”, explica que va a restringir “la formalización de viajes, la adquisición de abonos y se sancionarán los usos irregulares reiterados”.

Cancelar con un margen de dos horas

Esa medida la aplicará Renfe que va a quedarse con la fianza de 20 euros y “anulará el abono gratuito a los usuarios que, al menos en tres ocasiones, no hayan cancelado con un mínimo de dos horas de antelación la reserva de la plaza sin finalmente no va a viajar en el tren”, argumenta el Ministerio.

Ese plazo de 120 minutos puede revisarse. “La antelación mínima de dos horas podrá ser modificada por la Secretaría General de Transportes, en función del resultado de la medida”, indica en la información publicada este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

“Aunque solo se retirará el abono de la línea en la que se haya detectado un uso irregular, el operador ferroviario no expedirá un nuevo abono asociado a ese titular para ningún origen-destino de media distancia en un plazo de 30 días desde la anulación”, añade el Ministerio.

La retirada del abono no será inmediata. Antes de llegar a ese paso, “Renfe enviará dos avisos al titular cuando detecte que finalmente no ha viajado sin anular la reserva con la antelación requerida”.

Es decir, será cuando detecte que, por tercera vez, ha reservado sin viajar cuando retire el abono y se quede con la fianza de 20 euros. En ese sentido, establece un plazo transitorio de siete días en los que se informará al viajero del incumplimiento “sin que este suponga la aplicación de la medida”.

Transportes recuerda que en estos viajes de Media Distancia convencional, los usuarios deben adquirir un abono distinto por cada trayecto origen-destino, que será válido para viajes ilimitados entre ambos puntos y en ambos sentidos. También, que está limitado a cuatro viajes diarios de ida o vuelta el número máximo de trayectos que se permite formalizar por abono y “se imposibilitará formalizar dos viajes en el mismo sentido hasta que transcurra el triple del tiempo de viaje programado”. Renfe activará esta medida a partir del miércoles 7 de diciembre.

Viajes de pie y abono gratis apara menores

Además de tratar de frenar la reserva de plazas, Transportes también va a permitir un cupo de viajeros que hagan el trayecto de pie. Argumenta que “para facilitar un mayor uso de los convoyes, en determinados trenes, con reserva de plaza y alta demanda”, Renfe va a poder establecer un cupo de plazas de pie.

Es decir, el operador podrá establecer que haya un número de usuarios que vayan de pie, siempre que no superen “el 10% de las plazas ofertadas con reserva de plaza, informando de dicha condición de viaje a los viajeros”. En esos trenes, matiza, no estará disponible la selección de asiento.

Por otro lado, va a poner en marcha “un abono específico para menores de edad sin DNI”, que solo podará usarse, añade, “para cada origen-destino, evitando así usos indebidos de estos títulos”.

En cambio, esta medida entrará en vigor el 1 de enero de 2023, coincidiendo con la activación de la prórroga de las bonificaciones al transporte público ferroviario.

Desde que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana aprobó la gratuidad de los viajes de Media Distancia de Renfe para los viajeros habituales, como medida para mitigar el impacto de la inflación, se han sucedido las críticas por trenes vacíos debido a los viajeros que reservaban plaza y, sin embargo, no viajaban. A partir de ahora, quienes hagan esta práctica más de tres veces se quedarán sin abono y sin fianza.

"Cumplir 26 años en Madrid es una tortura": la edad a la que los jóvenes ven dispararse el coste de la vida

Más

El Ministerio que encabeza Raquel Sánchez ha modificado las condiciones de uso de los abonos gratuitos de Media Distancia convencional “para evitar la incorrecta utilización de estos títulos, en especial los comportamientos de determinados usuarios que reservan plaza en los trenes con el abono y luego no viajan”, asume.