La portada de mañana
Acceder
Los sanitarios advierten de la grave situación en la Comunidad de Madrid
Villarejo confesó una operación para que Gürtel no alcanzara a la cúpula del PP
Opinión - Es el sistema, amigos, por Neus Tomàs

El Gobierno prepara una medida provisional para que los municipios puedan hacer gastos por la covid

María Jesús Montero, ministra de Hacienda

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha anunciado que el Gobierno quiere suspender la regla de gasto durante 2020 y 2021 para que los ayuntamientos puedan gastar sus remanentes tras el fracaso del decreto del Ejecutivo que fue rechazado la semana pasada por una amplia mayoría del Congreso.

La regla viene incluida en una ley del ministro Montoro de 2012 sobre estabilidad presupuestaria e impide incrementar los desembolsos de ayuntamientos y diputaciones.

En una entrevista en La Sexta, Montero ha destacado que esta medida es imprescindible para que los ayuntamientos puedan disponer de mayores recursos en un momento especial delicado por la pandemia.

Montero ha explicado que su intención es plantear esta propuesta a los grupos parlamentarios  del Congreso de los Diputacos para impulsar un nuevo decreto ley que sustituya al derogado la semana pasada en la Cámara baja.

Precisamente la Junta de Portavoces de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) se reúne este lunes para buscar soluciones a la falta de liquidez de los consistorios y después de que todos los partidos, salvo el PSOE y Unidas Podemos rechazaran la primera propuesta planteada por el Gobierno.

123 millones perdidos

Según el sindicato de técnicos de Hacienda, Gestha, los municipios extremeños pierden de momentos 123 millones de euros tras haber votado la oposición, entre ellos PP y Ciudadanos, contra un real decreto presentado por PSOE y Unidas Podemos

El decreto pretendía que los ayuntamientos con remanentes (ahorros acumulados), y que tienen paralizados en los bancos por una ley del PP de 2012 (Estabilidad Presupuestaria), cantidades por las que además no cobran nada sino que pagan a los bancos 70 millones de euros al año, prestaran ese dinero al Estado, que les abonaría un pequeño interés, les repartiría 5.000 millones, y además les dejaría gastar más dinero para atender a las necesidades de ayudas sociales por la pandemia (familias y empresas).

Etiquetas
Publicado el
15 de septiembre de 2020 - 15:05 h

Descubre nuestras apps

stats