La Xunta tiene guardados sin uso miles de portátiles para alumnos pese al riesgo de exclusión tecnológica

El conselleiro de Educación, Román Rodríguez, durante la entrega de libros digitales a alumnos gallegos, en una imagen de archivo.

La Xunta de Galicia tiene guardados sin usar unos 4.000 portátiles que reservó al principios de curso para los alumnos que los necesitasen. En total, destinó unos 4.600 aparatos para este fin, pero solo prestó 534, además de 617 kits de conexión. No hubo más solicitudes, según la Consellería de Educación, que no ha aclarado a esta redacción dónde almacena los equipos sobrantes ni qué planes tiene para el próximo curso, dado que solo ha usado algo más de uno de cada diez ordenadores.

Las aulas fueron los primeros espacios que se cerraron cuando, en marzo de 2020, los gobiernos español y gallego empezaron a tomar medidas para hacer frente a la pandemia. Esta situación destapó las dificultades de muchos alumnos para acceder a equipos informáticos y una conexión a internet que les permitiese seguir las clases a distancia. En una entrevista en elDiario.es, la presidenta de la Rede Galega contra a Pobreza, Eloína Injerto, hablaba de ello y señalaba que la crisis sanitaria hizo aflorar tipos de pobreza que "parece que son nuevos" pero que en realidad ya existían y pasaban desapercibidos.

En este contexto, el Gobierno gallego saca pecho con sus medidas para avanzar en la digitalización de la enseñanza. Cuando, a mediados de abril, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció la compra de 5.000 pizarras digitales para los centros públicos gallegos, lo hizo repasando otras adquisiciones de equipos de meses anteriores. Recordó que en enero la administración gallega había comprando 45.000 ultraportátiles. No mencionó otros 14.500 ordenadores que envió también por aquellas alturas de abril el Gobierno central dentro del plan Educa Digital. Estos aparatos están cofinanciados por Red.es -una entidad de la administración central- y la Xunta. El secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, denunció esta semana que parte de ellos están sin distribuir entre los estudiantes y afirmó que "Galicia no puede estar a la espera de una Xunta que no ejerce".

En su respuesta a las afirmaciones del líder de los socialistas gallegos, el departamento que dirige Román Rodríguez replicó que los portátiles no llegaron a Galicia hasta el tercer trimestre del curso y aseguró que "fueron repartidos de inmediato". La consellería aprovechó para deslizar una crítica: "Afortunadamente la Xunta sí hizo sus deberes y contaba desde el inicio del curso con su fondo propio de ordenadores y kits de conexión".

Se refiere a los 4.600 reservados para alumnos con necesidades y al proyecto de libro digital, con el que los escolares estudian con un portátil que facilita la Xunta y en el que tienen acceso a los contenidos que se imparten en clase y las tareas que tienen que hacer. En la actualidad llega a 34.000 menores. El departamento de Educación ha anunciado que tiene planes para ampliar la iniciativa, llamada E-Dixgal, en el curso 2021/22. Hasta el momento tenían acceso los cursos entre quinto de Primaria y segundo de la ESO. En septiembre se deberá implantar también en tercero y cuarto de la educación secundaria obligatoria. El objetivo de esta estrategia es, de acuerdo con la Consellería, incorporar conocimientos tecnológicos y la inteligencia artificial en todos los niveles educativos.

Otro plan, el de Infraestruturas Dixitais na Educación es el que permitió la compra de los 45.000 ultraportátiles y de equipos para 2.000 aulas, además de 55.000 aparatos fijos para los docentes, según Educación.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats