eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

"¿Nadie se va a parar a dilucidar si los dos atacantes de Woolwich tienen problemas psiquiátricos?"

El antropólogo de la universidad londinense SOAS (Shool of Oriental and African Studies) Reza Gholami lamenta que cuando se relaciona un asesinato con el islamismo radical "se dejan de lado los procesos de la criminología común y todo se politiza"

Los dos asesinos de Woolwich, en las imágenes captadas por los habitantes de la zona.

Los dos asesinos de Woolwich, en las imágenes captadas por los habitantes de la zona.

Reza Gholami es profesor de la Universidad londinense SOAS (Shool of Oriental and African Studies). Es sociólogo y antropólogo, y lleva años estudiando a los musulmanes inmigrados en Londres y le preocupa que la islamofobia aumente tras el asesinato de un soldado en Woolwich, como sucedió tras los atentados de 2005. “La islamofobia va siempre asociada a un gran desconocimiento de la religión, es ignorancia”, asegura. Gholami comenzó sus investigaciones centrándose sólo en los laicos, o sea, los que son musulmanes por origen o tradición familiar pero no practican la religión. Esto le llevó a profundizar en los que sí practican el islam y en los islamistas. Hoy nos cuenta cómo cree que afectará lo sucedido en Woolwich a esta gran comunidad que representa entre el 4% y el 5% de la población de Reino Unido.

En 2005, después de los atentados del 7 de julio en Londres, hubo un repunte de la islamofobia. ¿Hizo el Gobierno entonces algo para prevenir que eso volviera a suceder en el futuro?

La razón de la psicosis no está en lo que hace o deja de hacer el Gobierno. La gran diferencia la marca el cómo este tipo de cosas son reflejadas en la prensa. Nick Robinson (uno de los más prestigiosos periodistas de BBC) dijo que el ataque había sido llevado a cabo por “individuos de apariencia musulmana” (luego pidió disculpas). Ese tipo de lenguaje es innecesario. Se tiende a asociar las actitudes radicales con todos los miembros de esta religión. Da igual la legislación que haya, estas representaciones lingüísticas son mucho más poderosas.

¿Cuántos grupos islamistas radicales hay en Reino Unido?

Desde 2005 el Gobierno ha comenzado a ponerse serio con este asunto y se ha dado cuenta de que es difícil hacer un recuento de estos grupos. Estas dos personas no parecen pertenecer a ninguna célula en concreto, aunque uno de ellos tenía algunas conexiones con Al Muhajiroun. Lo que pasa es que individuos aislados son capaces de acceder a informaciones islamistas en Internet y se autoradicalizan.  Así hay muchos individuos islamistas que tienen conexiones mínimas con grandes grupos. Por eso es muy difícil decir cuántos hay, lo que también los hace más peligroso.

¿Cree que este nuevo ataque va a traer como consecuencia un aumento de la islamofobia en Reino Unido?

Estas actitudes ya estaban presentes antes del apuñalamiento. Horas después, ya comenzó a informarse de un repunte de la violencia contra las mezquitas y hubo varias detenciones. Sí, claramente tiene cierta influencia. En los próximos días veremos algunos incidentes aislados que irán perdiendo fuerza progresivamente.

¿Considera alarmista crear una alerta de tal magnitud por el simple hecho de que este apuñalamiento se haya hecho en el nombre de Alá?

Sí. Hace poco hubo en Londres varios ataques, también con cuchillo, a manos de una mujer mayor esquizofrénica. En esa ocasión la prensa recurrió a sociólogos y psicólogos para entender por qué alguien es capaz de cometer un crimen con arma blanca en la calle y a plena luz del día. Pero cuando el mismo ataque sucede en el nombre de Alá nadie se acuerda de los psiquiatras, el asunto se politiza completamente y nadie lo trata como un crimen. No digo que esto no sea un tema político pero hay muchos otros asuntos que automáticamente se olvidan cuando se menciona esta religión. No es una casualidad que este tipo de crímenes sucedan en áreas más pobres donde estos conflictos han estado presentes por décadas. Por ejemplo, ¿nadie va a tratar de dilucidar si estos dos individuos tienen problemas psiquiátricos?

¿Es Reino Unido un lugar donde un musulmán puede vivir tranquilo?

Sí, en general sí pero hay matices. Más del 60% de los musulmanes que viven en Europa son personas cuya cultura es la musulmana pero no son practicantes. Se supone que Reino Unido es una sociedad multicultural pero eso es una realidad parcial porque hay gente que tiene ventajas por sus religiones y razas, y otra gente que está en desventaja por las mismas razones. Es curioso que los dos individuos de Woolwich estén siendo descritos sólo como musulmanes, y no como británicos cuando ambos nacieron aquí y tienen un marcado acento del este de Londres. Nunca han vivido fuera de aquí y ambos tienen pasaporte británico. Quizá este no sea un problema de musulmán o no musulmán sino que es un problema británico.

¿Cree que los políticos se aprovechan de este tipo de sucesos?

Sí, ellos también parecen tener sus propias agendas, tanto si son laboristas como si son conservadores. Estos sucesos favorecen que algunas políticas vean la luz.

¿De qué políticas está hablando?

Estas tensiones han derivado en políticas ciudadanas muy concretas como la llamada ley de cohesión en comunidades, del Gobierno laborista, que han tenido una influencia muy real en la vida de la gente porque tenía implicaciones en las facilidades que se le ponen a los ciudadanos para convertirse o no en un ciudadano británico, qué tipo de subsidios pueden recibir, etc. También se reflejan en las leyes antiinmigración.

¿Cómo describiría la islamofobia? 

Las personas que son islamófobas  son las que tienen más desconocimiento de esa religión. Islamofobia es ignorancia sobre el islam y es así como lo definimos entre los académicos. Los más eminentes profesores que lo han estudiado dicen que cuando hablas con personas que son islamófobas no conocen lo que es la religión ni su historia, no saben quién es quién. Es más una ideología del odio.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha