Israel deniega el acceso al eurodiputado español que preside la delegación para Palestina

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

0

Israel ha denegado el acceso al presidente de la delegación de la Eurocámara para las Relaciones con Palestina, Manu Pineda (IU/The Left). Así lo ha hecho público el propio Pineda, quien ha tuiteado la carta del Gobierno israelí en la que se le veta la entrada al país: “Mañana [por este lunes] debería comenzar una misión del Parlamento Europeo en Palestina. Sin embargo, Israel prohíbe mi entrada como presidente de la delegación. La misión ha sido cancelada. La misión tenía previsto reunirse con las autoridades palestinas y la sociedad civil, para ver sobre el territorio las consecuencias de la ocupación en la vida cotidiana de la población palestina, así como los efectos de las políticas de cooperación de la UE. Israel está bloqueando el trabajo del Parlamento Europeo. Ya comunicó su negativa a dejarnos acceder a Gaza y ahora eleva la tensión impidiendo la entrada a todo el territorio a la presidencia de la delegación para las Relaciones con Palestina”.

“Lamento la decisión de negar la entrada a Israel a Manu Pineda, el presidente de la delegación para las Relaciones con Palestina del Parlamento Europeo”, ha tuiteado la presidenta de la Eurocámara, Roberta Metsola, “plantearé la cuestión directamente a las autoridades competentes. El respeto a los eurodiputados y al Parlamento Europeo es esencial para las buenas relaciones”.

Metsola se encuentra este lunes en Israel, donde está previsto que dé un discurso ante una sesión plenaria especial de la Knesset por la tarde. También tiene planificadas reuniones con el presidente, Isaac Herzog: el presidente de la Knesset, Mickey Levy: el primer ministro, Naftali Bennett; el ministro de Relaciones Exteriores, Yair Lapid; y otros dirigentes israelíes.

Según ha informado Izquierda Unida, la visita contaba con la representación de cuatro grupos parlamentarios y tenía como objetivo evaluar la situación de la población palestina. Era la primera misión de la delegación tras la pandemia de la COVID-19 y tras la guerra del año pasado en Gaza.

La agenda de la misión planteaba visitar Jerusalén, Ramala, Hebrón, Belén, Nablus y la franja de Gaza. “Durante la visita se iban a mantener reuniones con partes interesadas de la sociedad civil, para conocer mejor la realidad sobre el terreno, así como con diferentes actores políticos e institucionales para abordar temas como la creciente presión de la ocupación, la espiral de violencia de los colonos y de las fuerzas de ocupación contra la población civil palestina”, explica IU: “También estaba previsto reunirse con organizaciones de prensa para entender la situación de los medios, tras el asesinato de la periodista palestina Shireen Abu Akleh”.

“El régimen israelí también ha denegado la entrada de la Delegación a Gaza, tras más de una década sin permitir la entrada al Parlamento Europeo, entorpeciendo el trabajo de evaluación sobre el terreno y tratando de ocultar la situación que padece la población palestina en la franja tras quince años de criminal bloqueo y tras cinco guerras, agresiones del ejército israelí sobre la población civil gazatí”, afirma IU.

Manu Pineda, eurodiputado de Izquierda Unida y presidente de la Delegación de Palestina en el Parlamento Europeo, declara: “De nuevo, Israel frena los intentos y el trabajo de la Eurocámara para evaluar la situación de la población en Palestina. Mantiene la opacidad sobre las violaciones de derechos humanos que realiza sobre la población de la Palestina ocupada. El régimen de ocupación israelí no puede tener el control sobre el acceso a Palestina. Tampoco puede entorpecer las labores que realiza el Parlamento Europeo para garantizar que el pueblo palestino sea escuchado y para poner freno al sistema de apartheid instaurado por el régimen israelí”.

No es la primera vez que Israel niega el acceso a representantes de países o instituciones extranjeras que mantienen relaciones diplomáticas con el Estado judío, recuerda Efe: en agosto de 2019 no permitió la entrada a dos congresistas demócratas estadounidenses, Ilhan Omar y Rashida Tlaib, que apoyan el boicot al país.

Israel ha denegado el acceso al presidente de la delegación de la Eurocámara para las Relaciones con Palestina, Manu Pineda (IU/The Left). Así lo ha hecho público el propio Pineda, quien ha tuiteado la carta del Gobierno israelí en la que se le veta la entrada al país: “Mañana [por este lunes] debería comenzar una misión del Parlamento Europeo en Palestina. Sin embargo, Israel prohíbe mi entrada como presidente de la delegación. La misión ha sido cancelada. La misión tenía previsto reunirse con las autoridades palestinas y la sociedad civil, para ver sobre el territorio las consecuencias de la ocupación en la vida cotidiana de la población palestina, así como los efectos de las políticas de cooperación de la UE. Israel está bloqueando el trabajo del Parlamento Europeo. Ya comunicó su negativa a dejarnos acceder a Gaza y ahora eleva la tensión impidiendo la entrada a todo el territorio a la presidencia de la delegación para las Relaciones con Palestina”.

“Lamento la decisión de negar la entrada a Israel a Manu Pineda, el presidente de la delegación para las Relaciones con Palestina del Parlamento Europeo”, ha tuiteado la presidenta de la Eurocámara, Roberta Metsola, “plantearé la cuestión directamente a las autoridades competentes. El respeto a los eurodiputados y al Parlamento Europeo es esencial para las buenas relaciones”.

Metsola se encuentra este lunes en Israel, donde está previsto que dé un discurso ante una sesión plenaria especial de la Knesset por la tarde. También tiene planificadas reuniones con el presidente, Isaac Herzog: el presidente de la Knesset, Mickey Levy: el primer ministro, Naftali Bennett; el ministro de Relaciones Exteriores, Yair Lapid; y otros dirigentes israelíes.

Según ha informado Izquierda Unida, la visita contaba con la representación de cuatro grupos parlamentarios y tenía como objetivo evaluar la situación de la población palestina. Era la primera misión de la delegación tras la pandemia de la COVID-19 y tras la guerra del año pasado en Gaza.

La agenda de la misión planteaba visitar Jerusalén, Ramala, Hebrón, Belén, Nablus y la franja de Gaza. “Durante la visita se iban a mantener reuniones con partes interesadas de la sociedad civil, para conocer mejor la realidad sobre el terreno, así como con diferentes actores políticos e institucionales para abordar temas como la creciente presión de la ocupación, la espiral de violencia de los colonos y de las fuerzas de ocupación contra la población civil palestina”, explica IU: “También estaba previsto reunirse con organizaciones de prensa para entender la situación de los medios, tras el asesinato de la periodista palestina Shireen Abu Akleh”.

“El régimen israelí también ha denegado la entrada de la Delegación a Gaza, tras más de una década sin permitir la entrada al Parlamento Europeo, entorpeciendo el trabajo de evaluación sobre el terreno y tratando de ocultar la situación que padece la población palestina en la franja tras quince años de criminal bloqueo y tras cinco guerras, agresiones del ejército israelí sobre la población civil gazatí”, afirma IU.

Manu Pineda, eurodiputado de Izquierda Unida y presidente de la Delegación de Palestina en el Parlamento Europeo, declara: “De nuevo, Israel frena los intentos y el trabajo de la Eurocámara para evaluar la situación de la población en Palestina. Mantiene la opacidad sobre las violaciones de derechos humanos que realiza sobre la población de la Palestina ocupada. El régimen de ocupación israelí no puede tener el control sobre el acceso a Palestina. Tampoco puede entorpecer las labores que realiza el Parlamento Europeo para garantizar que el pueblo palestino sea escuchado y para poner freno al sistema de apartheid instaurado por el régimen israelí”.

No es la primera vez que Israel niega el acceso a representantes de países o instituciones extranjeras que mantienen relaciones diplomáticas con el Estado judío, recuerda Efe: en agosto de 2019 no permitió la entrada a dos congresistas demócratas estadounidenses, Ilhan Omar y Rashida Tlaib, que apoyan el boicot al país.

Israel ha denegado el acceso al presidente de la delegación de la Eurocámara para las Relaciones con Palestina, Manu Pineda (IU/The Left). Así lo ha hecho público el propio Pineda, quien ha tuiteado la carta del Gobierno israelí en la que se le veta la entrada al país: “Mañana [por este lunes] debería comenzar una misión del Parlamento Europeo en Palestina. Sin embargo, Israel prohíbe mi entrada como presidente de la delegación. La misión ha sido cancelada. La misión tenía previsto reunirse con las autoridades palestinas y la sociedad civil, para ver sobre el territorio las consecuencias de la ocupación en la vida cotidiana de la población palestina, así como los efectos de las políticas de cooperación de la UE. Israel está bloqueando el trabajo del Parlamento Europeo. Ya comunicó su negativa a dejarnos acceder a Gaza y ahora eleva la tensión impidiendo la entrada a todo el territorio a la presidencia de la delegación para las Relaciones con Palestina”.