65 ancianos han fallecido ya en las residencias de Navarra, el 24% del total de las muertes

Casa de la Misericordia de Pamplona

La presidenta del Gobierno de Navarra ha informado en el pleno presencial que se ha celebrado este viernes en el Parlamento foral, que son ya 65 los usuarios de residencias que han fallecido con coronavirus desde que se inició la pandemia. Son datos a fecha 1 de abril, ha indicado Chivite por lo que representan el 24% del total de fallecidos registrados hasta esa fecha en Navarra. El anuncio de esta nueva cifra de fallecidos llega tan solo 24 horas después de que la consejera de Derechos Sociales informara en rueda de prensa que eran 20 las personas fallecidas, por lo que en pocos días han perdido la vida 45 usuarios de centros de mayores.

Además, ha señalado que 24 ancianos se encuentran ingresados con Covid-19 en el Complejo Hospitalario de Navarra y otros 18 lo están en sus propios centros residenciales. A estos hay que añadir los casos positivos que han sido trasladados a la residencia Felix Garrido, que el Gobierno de Navarra habilitó para aislar a las personas mayores usuarias de las residencias de la comarca de Pamplona con coronavirus.

También se ha informado que ha aumentado el número de profesionales de las residencias contagiados, que ya suman 278 de una plantilla de unos 4.000 trabajadores en toda la red de residencias de Navarra.

Desde el Ejecutivo foral, además de habilitar la residencia Félix Garrido para aislar a ancianos contagiados, se han tomado otras medidas como acondicionar el balneario de Fitero de Tudela para los ancianos con coronavirus de la zona de la Ribera. En la residencia la Casa de la Midericordia, donde ha fallecido al menos una persona con coronavirus, 54 han dado positivo y 60 tienen síntomas, se ha optado por trasladar a residentes que no tengan síntomas a un hotel de Pamplona para reducir el riesgo de nuevos contagios. Según ha informado la propia residencia a través de su página web, esta noche 17 ancianos han dormido ya en el hotel.

En otras residencias, los trabajadores han optado por confinarse en el complejo con los usuarios para reducir al máximo el contacto con gente de fuera de la residencia y así evitar los casos positivos. Es el caso de los cuidadores de la residencia San Jerónimo de Estella, que ya llevan más de una semana en cuarentena con los ancianos.

Refuerzo de personal

Chivite también ha informado que para reforzar la atención en las residencias teniendo en cuenta el número de personal de baja por culpa del coronavirus se va a contratar a unas 200 personas para labores de cuidado, mantenimiento y cocina, y a 15 profesionales sanitarios. Todo ello supondrá un coste para las arcas del Ejecutivo foral de 1,5 millones de euros, según ha apuntado la presidenta.

Etiquetas
Publicado el
3 de abril de 2020 - 13:58 h

Descubre nuestras apps

stats