eldiario.es

9

Pedro Sánchez asegura que tiene "herramientas" para evitar que Franco acabe en la Almudena

El presidente está convencido de que no es necesario modificar la ley para evitar que los restos del dictador acaben en la cripta donde la familia tiene un panteón

Moncloa reconoce que no conseguirá modificar la ley de memoria histórica a tiempo para dejar la catedral fuera de los lugares para la reinhumación

Sánchez admite que sin presupuestos no podrá agotar la legislatura y confía en sortear la enmienda a la totalidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa ofrecida al término del Consejo Europeo de Bruselas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE

Pedro Sánchez asegura que el Estado tiene las "herramientas" necesarias para evitar que Francisco Franco acabe enterrado en la Almudena. Así lo ha expresado en una conversación informal con periodistas en la tradicional copa navideña en Moncloa. El presidente está convencido de que hay fórmulas para evitar que los restos del dictador acaben en la cripta de la catedral, tal y como ha indicado la familia, donde dispone de un panteón. 

El presidente socialista está seguro de que no será necesario modificar la ley para que, una vez exhumado del Valle de los Caídos, el Estado pueda elegir un lugar diferente al que designó la familia. Lo que no ha desvelado el presidente es cuál es esa "herramienta". 

Lo que dan por hecho en Moncloa es que con la estrategia que siguió el PSOE en el Congreso "no da tiempo". Los socialistas presentaron enmiendas a la ley de memoria histórica en la que dejaban claro que los restos del dictador no pueden acabar en un lugar público. De hecho, esa modificación legislativa amenazaba incluso con cerrar la cripta de la Almudena si la Iglesia acepta los restos del dictador. Fuentes de Moncloa aseguran que dentro del ordenamiento jurídico tienen respuestas para evitar que Franco acabe en la Almudena. 

Sánchez está convencido de que puede impedirlo al margen de la reforma de la ley de memoria histórica, aunque no ha desvelado cuál es esa herramienta que "presentará" llegado el momento en el marco del expediente administrativo que sigue su trámite. La semana pasada la Comunidad de Madrid se pronunció favorablemente respecto a la exhumación. 

A partir de ahí, el Gobierno tiene que seguir el expediente, que incluirá un nuevo plazo de alegaciones para la familia. Sánchez no se ha atrevido esta vez a poner una fecha a la exhumación del Valle de los Caídos tras el retraso respecto a su pronóstico inicial. Nada más llegar a Moncloa, el presidente dio por hecho que los restos del dictador estarían fuera antes de que acabara el verano. Más tarde admitió que pecó de falta de experiencia y que el trámite administrativo era más proceloso de lo que esperaba inicialmente. 

La vicepresidenta, Carmen Calvo, siempre ha asegurado que se trata de un procedimiento muy garantista y que por eso es más largo en el tiempo. Calvo aseguró que los restos estarían fuera del Valle de los Caídos antes de que acabara el año, pero finalmente será en 2019. Sánchez no ha querido ponerle fecha: "Antes de 2020", ha bromeado. 

Lo que temen otras fuentes del Gobierno consultadas por eldiario.es es que, a pesar de que el Tribunal Supremo se ha opuesto a paralizar el procedimiento de exumación de Franco, no lo haga más adelante, cuando el Consejo de Ministras apruebe definitivamente el acuerdo de exhumación. 

"Precavidos" para el Consejo de Ministras en Barcelona

Los dos temas principales en las conversaciones con el presidente en el encuentro con periodistas han sido Catalunya y los Presupuestos Generales del Estado. Respecto al Consejo de Ministras en Barcelona, Sánchez se ha mostrado convencido de que irá bien: "Vamos precavidos", ha dicho respecto al despliegue policial ante la amenaza de protestas en los alrededores del lugar escogido. 

Sánchez ha asegurado que depende de Quim Torra que se celebre la reunión en Barcelona con motivo de la celebración allí del Consejo de Ministras, en el que se aprobará la subida del Salario Mínimo Interprofesional así como medidas "simbólicas" de inversiones para Catalunya. "Espero tener una buena interlocución", ha expresado el presidente sobre su homólogo catalán, confiado en que se produzca el encuentro, aunque es consciente de que en este momento esa foto no le beneficia. 

A pesar de que un importante sector del PSOE considera que la caída electoral en Andalucía tiene que ver con el apoyo que le brindaron los independentistas para llegar en Moncloa, Sánchez está convencido de que fue un factor sin apenas influencia. También considera que la fuerte irrupción de Vox en el Parlamento andaluz no era previsible, pero que ahora movilizará la izquierda. "Que la derecha necesite a Vox para gobernar demuestra que el Gobierno está fuerte", ha afirmado el presidente. 

Sin presupuestos, adelanto electoral

Respecto a los presupuestos, Sánchez confía en sortear la enmienda a la totalidad que presentarán PP y Ciudadanos: "Siempre que entran, han salido aprobados", ha expresado sobre la superación de la enmienda a la totalidad. En el Ejecutivo están convencidos de que ERC no puede votar a favor de una propuesta alternativa a las cuentas de los socialistas que presentará la derecha en la Cámara. Si PNV también vota en contra, al Gobierno le basta con que PDeCAT se abstenga en esa parte de la tramitación. 

Sánchez también se muestra tranquilo respecto de la posición del PNV: "Con PNV hemos hablado. Ya dijeron que no van a ser obstáculo para que se aprueben", ha expresado el presidente. No obstante, los nacionalistas vascos mostraron sus reticencias a 'quemarse' apoyando los presupuestos si el Gobierno no cuenta con los demás respaldos necesarios para que salgan adelante. 

En cualquier caso, el Ejecutivo se centra ahora en pasar el trámite de la enmienda a la totalidad porque considera que una vez superada esa fase, la aprobación definitiva es más sencilla. No obstante, ninguna fuerza política se lo garantiza por ahora más allá del 'sí' de Unidos Podemos. 

Lo que sí ha dejado claro el presidente en esa conversación es que si no logra sacar adelante los presupuestos, no logrará acabar la legislatura en 2020, como es su intención desde prácticamente su llegada a Moncloa. Se verá abocado a un adelanto electoral, aunque no ha querido despejar las dudas de cuándo se producirían las elecciones. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha