eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Urkullu defiende ante empresarios españoles una Convención Constitucional que aborde las "controversias de la soberanía"

Afirma que el Concierto no es un privilegio y puede ser "referencia" para "resolver la cuestión de la financiación autonómica"

- PUBLICIDAD -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha defendido este miércoles, ante más de una veintena de directivos de las más destacadas empresas madrileñas y catalanas agrupadas en el Foro Puente Aéreo, una Convención Constitucional que permita "avanzar en este momento histórico" y aborde las "controversias" relativas a "la soberanía y la convivencia" mediante procedimientos previstos "por la democracia y el derecho".

Además, ha aclarado que el Concierto Económico vasco no es "un privilegio", sino que puede ser "modelo de referencia" para resolver la "cuestión de la financiación autonómica en el Estado". También ha afirmado que Euskadi "ofrece estabilidad, seguridad jurídica, un entorno competitivo de primer nivel" y es, por tanto, "un buen lugar para invertir".

Invitado por el Foro Puente Aéreo, el presidente del Ejecutivo vasco ha almorzado este miércoles con más de una veintena de sus integrantes, presidentes de las principales compañías de Madrid y Barcelona. Entre ellos, han destacado el presidente de Repsol, Antoni Brufau, de Abertis, Salvador Alemany, de Caixabank, Jordi Gual, del Banco Sabadell, Josep Oliu, de AC Hoteles, Antonio Catalán, o de Vocento, Santiago Bergareche.

Ante ellos, Iñigo Urkullu ha reivindicado, asimismo, "el futuro del autogobierno vasco" porque "acerca las decisiones políticas, económicas y sociales al ámbito de la propia Comunidad". Además, cree que "para que la tensión entre poder central y autonómico funcione en positivo, debe darse en un plano de igualdad y no subordinación". "Es la denominada 'bilateralidad con garantías', la obligación de negociar y pactar", ha indicado.

Para el lehendakari, el autogobierno es "sinónimo de progreso y bienestar" y, por ello, el Ejecutivo autónomo mantiene "la reivindicación del cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika" y aspira a "seguir creciendo".

Según ha puntualizado, el modelo de autogobierno que propone su Ejecutivo "se basa en el reconocimiento mutuo y la bilateralidad con garantías". "Lo definimos como la traslación del modelo de 'Concierto Económico' a un nuevo Concierto Político", ha añadido.

El presidente del Gobierno vasco ha insistido en su planteamiento de "desbloquear el debate sobre la soberanía a través del compromiso de bilateralidad" y ha considerado que "el marco legal, o su interpretación, debe poder adaptarse a la realidad social del tiempo en que ha de ser aplicado".

En el caso vasco, ha indicado que una Convención constitucional -acuerdo para una reinterpertación de la Carta Magna aceptada por todas las partes- "permitiría avanzar en este momento histórico" y sería "una muestra de gestión avanzada a la hora de abordar las controversias constitucionales en relación a la soberanía y la convivencia, mediante los procedimientos de la democracia y el derecho".

Iñigo Urkullu ha puntualizado que Euskadi "mira" a su "nuevo futuro político" en tres claves, una de ellas, "la profundización y actualización del autogobierno desde el acuerdo, con el máximo contenido y nivel para los poderes efectivos de Euskadi".

La segunda sería, la "reformulación del modelo de Estado desde el pacto que suponga asumir la realidad plurinacional y orientar una relación de carácter confederal", además de "la adecuación a la nueva realidad europea".

CONCIERTO

Por otra parte, Urkullu ha defendido el Concierto Económico como "un pacto político bilateral" que "representa el reconocimiento contemporáneo de los Derechos Históricos de los Territorios Forales". También ha recordado que este sistema de relación entre Euskadi y el Estado "se caracteriza por su naturaleza pactada o paccionada" porque las leyes que regulan el Concierto y el Cupo "son concertadas".

A su juicio, este modelo "goza de pleno respaldo legal", forma parte del bloque de constitucionalidad y cuenta con el aval de la Unión Europea desde 2008", ya que, entonces, el Tribunal de Justicia de Luxemburgo dictó una sentencia en la que confirmó que "el Concierto es acorde a la normativa europea y el Tratado de la Unión".

El lehendakari ha aclarado que el Concierto "ofrece potestad a las instituciones vascas para regular y recaudar los impuestos necesarios para financiar sus competencias" y supone "la contribución a las competencias y servicios que el Estado presta en Euskadi, y la aportación al Fondo de Compensación Interterritorial".

Por ello, ha defendido que Euskadi es "netamente solidaria con el Estado", ya que aporta el 6,24%, "por encima de lo que le corresponde por población", que ha fijado en un 4,6% y riqueza (6,01%). "El Concierto es un sistema de riesgo unilateral. Euskadi debe aportar el Cupo, independientemente de la evolución de la recaudación", ha apuntado.

Este sistema, según ha dicho, "promueve la competencia tributaria, el riesgo unilateral, la disciplina presupuestaria, la corresponsabilidad fiscal, la delimitación del binomio competencias-financiación y la garantía de solidaridad" y conforma "un sistema eficiente en la gobernanza institucional y un modelo de referencia para resolver la cuestión de la financiación autonómica en el Estado".

JUNCKER

El lehendakari ha apuntado que el Gobierno Vasco ha aprobado la respuesta a la reflexión abierta por Jean Claude Juncker en 2017 con el Libro Blanco sobre el futuro de Europa y defiende "una Europa política basada en los principios de gobernanza multinivel y subsidiariedad que contempla el Tratado de Lisboa".

"Una Unión Europea más eficiente, cercana y abierta a la participación, incorporando el papel de las Regiones Constitucionales con competencias legislativas y aquellas que representan a realidades nacionales sin Estado", ha manifestado.

En este sentido, ha reclamado una Directiva de Claridad "que oriente los cauces para que las comunidades políticas, mediante decisión clara de sus instituciones parlamentarias de autogobierno", puedan "de forma legal y pactada en el marco del Estado, consultar a su ciudadanía sobre su estatus político de futuro".

Por último, ha asegurado que Euskadi es "un país consciente de la necesidad de dialogar, acordar y colaborar", que realiza "una inversión en estabilidad", ha aprobado sus Presupuestos y cumple "los requisitos financieros".

Tras destacar que el "buen estado de las cuentas públicas" vascas y "la fortaleza" de su economía, "con crecimiento del PIB y creación de empleo durante 15 trimestres".

"Vamos a mantener una gestión seria, responsable y rigurosa. Sabemos que la confianza genera confianza. Euskadi es hoy segunda Comunidad en inversión extranjera, hemos batido récord de exportaciones y de atracción de visitantes", ha añadido.

El presidente del Ejecutivo autónomo ha reiterado que Euskadi "ofrece estabilidad, seguridad jurídica, un entorno competitivo de primer nivel, cualificación de sus trabajadores y apoyo publico a las nuevas inversiones a través de una política industrial que se ha demostrado exitosa". "Euskadi es, por tanto, un buen lugar para invertir", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha