La mayoría del Congreso tumba la iniciativa del PP para cambiar la elección del CGPJ y le reprocha su "hipocresía"

El Partido Popular se presentó este martes en el Congreso de los Diputados como adalid de la "independencia judicial" con una proposición de ley para reformar el método de elección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) tras mantener bloqueado el máximo órgano de gobierno de los jueces durante casi tres años. Pero la mayoría de la Cámara Baja –con 154 síes y 190 noes– ha tumbado su iniciativa, que tan solo ha logrado el apoyo de Vox y Ciudadanos.

Mil días de bloqueo en el Poder Judicial por decisión del PP

Saber más

Además, la formación que preside Pablo Casado ha encajado una ristra de reproches de todos los demás partidos por su actitud de los últimos meses y su "hipocresía" ante la renovación del CGPJ que, en situación de interinidad desde diciembre 2018, mantiene la mayoría conservadora que se eligió por el Parlamento en 2013, cuando el PP tenía mayoría absoluta.

Los populares presentaban su iniciativa con el fin "de que los jueces y magistrados participen en el proceso de elección de los vocales del turno judicial de forma directa", entre otros asuntos. Asimismo, el texto buscaba modificar el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal para establecer, entre otras reformas, el impedimento de que se pueda proponer para el nombramiento del Fiscal General del Estado "a todo aquel que haya desempeñado un cargo político o de confianza política en los diez años anteriores a su nombramiento".

Aunque su partido, incluso bajo la dirección de Casado, llegó a cerrar en los últimos meses dos acuerdos con el PSOE para renovar el CGPJ que no fructificaron en el último momento por distintas excusas de los populares, la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, defendía la iniciativa con el objetivo de "frenar el absolutismo" del que ha acusado al Ejecutivo. A su juicio, el PSOE es "alérgico a la separación de poderes", además de una "víctima del síndrome de Estocolmo con sus socios separatistas". El Gobierno, ha añadido, está "acaudillado por el presidente del Gobierno" que lo somete "al vasallaje de sus designios autocráticos".

"La Fiscalía te lo afina" o el control "por detrás" del Supremo

Nada más terminar su intervención, la portavoz del PP vio sin embargo desmontado su discurso por los distintos portavoces que, uno tras otro, recordaron a la dirigente popular frases célebres de sus compañeros de filas que chocan con esa pretensión de liderar la defensa de la "independencia judicial". Desde el atril, distintos diputados recordaron cómo el exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz –que será juzgado por su implicación en la Operación Kitchen– dijo en una conversación con el jefe de la Oficina Antifraude de Catalunya "esto la Fiscalía te lo afina" cuando hablaban de tratar de incriminar a dirigentes independentistas.

O cómo el exportavoz del Senado del PP, Ignacio Cosidó, presumió en un grupo de WhatsApp en el que estaban todos los senadores de "controlar la Sala Segunda del Supremo por detrás" gracias al primer acuerdo logrado por Pedro Sánchez y Pablo Casado para renovar el CGPJ, que situaba como presidente del mismo al juez Marchena y que, a raíz de la filtración de ese mensaje, acabó fracasando.

"Llevan 36 meses en la oposición y llevan 36 meses de bloqueo porque así entienden la oposición y el Estado de derecho", denunciaba el diputado socialista César Ramos dirigiéndose a Cuca Gamarra. "¿Esa es la responsabilidad de un partido de Estado como el suyo? ¿Así entienden cómo se configuran los órganos constitucionales en un estado de Derecho?", le preguntaba.

A su juicio, "cumplir la ley es lo que hace a los ciudadanos libres en un Estado de derecho". "Esto no es una guerra entre políticos y jueces. Esta cámara elige entre los jueces que eligen los jueces. No hagan más trampas", le recordaba, antes de acusar al PP de tener "una visión de la independencia y la imparcialidad muy pobre". 

Más contundente, el portavoz de Unidas Podemos Jaume Asens consideraba que el hecho de que los diputados del PP vayan al Congreso "a presentarse como garantes de la independencia judicial es una tomadura de pelo". "La auténtica amenaza a la independencia judicial son ustedes, el PP. El problema de independencia judicial en este país son ustedes", insistía. 

Ciudadanos, al PP: "¿Cuándo se cayeron del caballo?"

Las críticas al PP también han sido pronunciadas por Ciudadanos, el único partido que durante el debate confirmó su voto a favor de la iniciativa defendida por Gamarra. "El PP cree en la despolitización del poder judicial. ¡Bienvenidos! A ver si les dura cuando lleguen ustedes al poder porque parece que se les olvida. ¿Cuándo se cayeron del caballo?", ironizaba Edmundo Bal durante su turno de intervención. Él también acusó al PP de llevar "aprovechándose 35 años" del sistema y del "mercado de cromos" que a su juicio supone la renovación del CGPJ.

Desde el PNV, su diputado Mikel Legarda cargaba contra el "injustificado bloqueo del PP, instrumentalizando en beneficio propio un instrumento garantista de mayorías reforzadas". "La no renovación del CGPJ se ha convertido para el PP en un trofeo político que no está dispuesto a perder. Por parte PNV consideramos que mantener el nombramiento parlamentario de la lista ni menoscaba la mejor garantía de la independencia, ni es exigencia constitucional que magistrados sean elegidos por los magistrados", ha sentenciado, antes de defender que el modelo actual es "el que más se adecua al poder que se entrega a los jueces". Legarda ha llegado a acusar a los populares de poner en marcha una "labor obstruccionista y de chantaje".

Carolina Telechea, de ERC, denunciaba la "hipocresía extrema" que supone a su juicio la propuesta del PP. "A quienes se lo afina todo la Fiscalía e iban a controlar la Sala Penal del Supremo por la puerta de atrás", apuntaba. "Son el oprobio de Europa también por sus casos de corrupción", le espetaba Telechea a Gamarra, a quien acusaba de proponer su reforma de la ley del Poder Judicial "para seguir garantizando la hegemonía conservadora" y la colocación de "todos sus amiguitos en la cúpula" de la judicatura.

Para EH Bildu, la inciativa de los populares no es más que un "golpe de efecto propagandista". "Hace falta tener arrojos para presentar esta propuesta, porque el CGPJ depende de PSOE y UP, ¿verdad? La realidad es que depende de ustedes, y no lo desbloquean porque así torpedean, crean inestabilidad y así gobiernan desde los tribunales", aseguraba el diputado Jon Iñarritu.

Vox cargó contra la propuesta del PP por "insuficiente" sin llegar a desvelar el sentido del voto, que finalmente fue favorable, y los de Casado se tuvieron que conformar con las únicas buenas palabras que escucharon durante el debate, por parte de sus aliados de UPN y Foro.

El Partido Popular se presentó este martes en el Congreso de los Diputados como adalid de la "independencia judicial" con una proposición de ley para reformar el método de elección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) tras mantener bloqueado el máximo órgano de gobierno de los jueces durante casi tres años. Pero la mayoría de la Cámara Baja –con 154 síes y 190 noes– ha tumbado su iniciativa, que tan solo ha logrado el apoyo de Vox y Ciudadanos.

Mil días de bloqueo en el Poder Judicial por decisión del PP

Saber más

Además, la formación que preside Pablo Casado ha encajado una ristra de reproches de todos los demás partidos por su actitud de los últimos meses y su "hipocresía" ante la renovación del CGPJ que, en situación de interinidad desde diciembre 2018, mantiene la mayoría conservadora que se eligió por el Parlamento en 2013, cuando el PP tenía mayoría absoluta.

Los populares presentaban su iniciativa con el fin "de que los jueces y magistrados participen en el proceso de elección de los vocales del turno judicial de forma directa", entre otros asuntos. Asimismo, el texto buscaba modificar el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal para establecer, entre otras reformas, el impedimento de que se pueda proponer para el nombramiento del Fiscal General del Estado "a todo aquel que haya desempeñado un cargo político o de confianza política en los diez años anteriores a su nombramiento".

Aunque su partido, incluso bajo la dirección de Casado, llegó a cerrar en los últimos meses dos acuerdos con el PSOE para renovar el CGPJ que no fructificaron en el último momento por distintas excusas de los populares, la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, defendía la iniciativa con el objetivo de "frenar el absolutismo" del que ha acusado al Ejecutivo. A su juicio, el PSOE es "alérgico a la separación de poderes", además de una "víctima del síndrome de Estocolmo con sus socios separatistas". El Gobierno, ha añadido, está "acaudillado por el presidente del Gobierno" que lo somete "al vasallaje de sus designios autocráticos".

"La Fiscalía te lo afina" o el control "por detrás" del Supremo

Nada más terminar su intervención, la portavoz del PP vio sin embargo desmontado su discurso por los distintos portavoces que, uno tras otro, recordaron a la dirigente popular frases célebres de sus compañeros de filas que chocan con esa pretensión de liderar la defensa de la "independencia judicial". Desde el atril, distintos diputados recordaron cómo el exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz –que será juzgado por su implicación en la Operación Kitchen– dijo en una conversación con el jefe de la Oficina Antifraude de Catalunya "esto la Fiscalía te lo afina" cuando hablaban de tratar de incriminar a dirigentes independentistas.

O cómo el exportavoz del Senado del PP, Ignacio Cosidó, presumió en un grupo de WhatsApp en el que estaban todos los senadores de "controlar la Sala Segunda del Supremo por detrás" gracias al primer acuerdo logrado por Pedro Sánchez y Pablo Casado para renovar el CGPJ, que situaba como presidente del mismo al juez Marchena y que, a raíz de la filtración de ese mensaje, acabó fracasando.

"Llevan 36 meses en la oposición y llevan 36 meses de bloqueo porque así entienden la oposición y el Estado de derecho", denunciaba el diputado socialista César Ramos dirigiéndose a Cuca Gamarra. "¿Esa es la responsabilidad de un partido de Estado como el suyo? ¿Así entienden cómo se configuran los órganos constitucionales en un estado de Derecho?", le preguntaba.

A su juicio, "cumplir la ley es lo que hace a los ciudadanos libres en un Estado de derecho". "Esto no es una guerra entre políticos y jueces. Esta cámara elige entre los jueces que eligen los jueces. No hagan más trampas", le recordaba, antes de acusar al PP de tener "una visión de la independencia y la imparcialidad muy pobre". 

Más contundente, el portavoz de Unidas Podemos Jaume Asens consideraba que el hecho de que los diputados del PP vayan al Congreso "a presentarse como garantes de la independencia judicial es una tomadura de pelo". "La auténtica amenaza a la independencia judicial son ustedes, el PP. El problema de independencia judicial en este país son ustedes", insistía. 

Ciudadanos, al PP: "¿Cuándo se cayeron del caballo?"

Las críticas al PP también han sido pronunciadas por Ciudadanos, el único partido que durante el debate confirmó su voto a favor de la iniciativa defendida por Gamarra. "El PP cree en la despolitización del poder judicial. ¡Bienvenidos! A ver si les dura cuando lleguen ustedes al poder porque parece que se les olvida. ¿Cuándo se cayeron del caballo?", ironizaba Edmundo Bal durante su turno de intervención. Él también acusó al PP de llevar "aprovechándose 35 años" del sistema y del "mercado de cromos" que a su juicio supone la renovación del CGPJ.

Desde el PNV, su diputado Mikel Legarda cargaba contra el "injustificado bloqueo del PP, instrumentalizando en beneficio propio un instrumento garantista de mayorías reforzadas". "La no renovación del CGPJ se ha convertido para el PP en un trofeo político que no está dispuesto a perder. Por parte PNV consideramos que mantener el nombramiento parlamentario de la lista ni menoscaba la mejor garantía de la independencia, ni es exigencia constitucional que magistrados sean elegidos por los magistrados", ha sentenciado, antes de defender que el modelo actual es "el que más se adecua al poder que se entrega a los jueces". Legarda ha llegado a acusar a los populares de poner en marcha una "labor obstruccionista y de chantaje".

Carolina Telechea, de ERC, denunciaba la "hipocresía extrema" que supone a su juicio la propuesta del PP. "A quienes se lo afina todo la Fiscalía e iban a controlar la Sala Penal del Supremo por la puerta de atrás", apuntaba. "Son el oprobio de Europa también por sus casos de corrupción", le espetaba Telechea a Gamarra, a quien acusaba de proponer su reforma de la ley del Poder Judicial "para seguir garantizando la hegemonía conservadora" y la colocación de "todos sus amiguitos en la cúpula" de la judicatura.

Para EH Bildu, la inciativa de los populares no es más que un "golpe de efecto propagandista". "Hace falta tener arrojos para presentar esta propuesta, porque el CGPJ depende de PSOE y UP, ¿verdad? La realidad es que depende de ustedes, y no lo desbloquean porque así torpedean, crean inestabilidad y así gobiernan desde los tribunales", aseguraba el diputado Jon Iñarritu.

Vox cargó contra la propuesta del PP por "insuficiente" sin llegar a desvelar el sentido del voto, que finalmente fue favorable, y los de Casado se tuvieron que conformar con las únicas buenas palabras que escucharon durante el debate, por parte de sus aliados de UPN y Foro.

El Partido Popular se presentó este martes en el Congreso de los Diputados como adalid de la "independencia judicial" con una proposición de ley para reformar el método de elección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) tras mantener bloqueado el máximo órgano de gobierno de los jueces durante casi tres años. Pero la mayoría de la Cámara Baja –con 154 síes y 190 noes– ha tumbado su iniciativa, que tan solo ha logrado el apoyo de Vox y Ciudadanos.

Mil días de bloqueo en el Poder Judicial por decisión del PP

Saber más

Además, la formación que preside Pablo Casado ha encajado una ristra de reproches de todos los demás partidos por su actitud de los últimos meses y su "hipocresía" ante la renovación del CGPJ que, en situación de interinidad desde diciembre 2018, mantiene la mayoría conservadora que se eligió por el Parlamento en 2013, cuando el PP tenía mayoría absoluta.

21 de septiembre de 2021 - 18:55 h