Una mayoría de españoles teme que la invasión a Ucrania acabe en una tercera guerra mundial, según el CIS

Marcos Pinheiro

0

Un 55% de los españoles teme que la invasión de Rusia a Ucrania desencadene un conflicto que involucre a otros países, es decir, que acabe derivando en una tercera guerra mundial. Así lo recoge el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas sobre cuestiones de actualidad que se ha publicado este martes, y que señala también que el 90% de los encuestados cree que Rusia ha cometido crímenes de lesa humanidad.

El barómetro, que pregunta entre otras cuestiones por la percepción de la guerra en Ucrania, muestra el miedo de una mayoría de la población a que el conflicto escale hasta una nueva guerra mundial. Así lo teme el 55% de los encuestados, frente al 36,6% que sostiene que no existe ese riesgo.

Las preguntas sobre el conflicto muestra un rechazo absoluto a la actuación de Rusia. Un 90% afirma que el ejército ruso está cometiendo crímenes de guerra y lesa humanidad en la invasión a Ucrania, y un 85,2% sostiene que los militares rusos están atacando deliberadamente a la población civil. Además, el 76,8% sostiene que el Gobierno de Vladimir Putin están produciendo noticias falsas para culpar a Ucrania de los ataques contra los civiles. Así, un 88% de los encuestados se muestran a favor de que Putin sea juzgado por crímenes de guerra ante un tribunal internacional.

El CIS también ha preguntado a los encuestados por la percepción que tienen sobre la actuación de los diferentes países en este conflicto. Ucrania es quien recibe la mejor nota, con un 7,1, mientras que Rusia se lleva la peor, un 1,5. España aprueba por la mínima (5,06), justo por detrás de Alemania (5,07), y por delante de Estados Unidos (5,03). Francia alcanza el 5,9 y la actuación de la Unión Europea queda puntuada con un 5,5.

Rechazo al aumento del gasto militar y apoyo al tope a los carburantes

El CIS recoge también el rechazo al aumento del gasto militar, aunque con las posiciones muy divididas. Un 45,3% de los encuestados creen que España debería aumentar su gasto en Defensa para afrontar futuras amenazas, pero un 32,7% lo rechaza y un 14,3 pide incluso que ese gasto se reduzca. En total, el rechazo al aumento del gasto militar se sitúa en el 47%.

Eso sí, un 60% de los encuestados se muestra a favor de que la Unión Europea cree un ejército propio para garantizar su defensa conjunta; un 31,3% rechaza esa opción.

En lo referente a las cuestiones domésticas, un 57,1% de los encuestados da por seguro que la guerra afectará al abastecimiento de alimentos y productos de primera necesidad, mientras que un 34,8% se muestra seguro de que no habrá consecuencias. Ante el riesgo de que haya problemas de suministro, un 50,7% cree que el Gobierno debería tomar medidas “enérgicas” para garantizar los suministros.

Un 63,6% cree que los carburantes se verán afectados por la guerra, con un impacto en el suministro. Aquí, el porcentaje de encuestados que cree que el Gobierno debería hacer lo posible por garantizar el suministro sube hasta el 55,9%. Es más, un 82,3% de los españoles sostiene que el Gobierno debería poner un tope a los precios de los carburantes para evitar que sigan subiendo como consecuencia de la guerra.

Sobre la acogida de refugiados, un 40,1% valora muy positivamente la acogida de refugiados ucranianos en España, y un 51% la define como bastante positiva. Solo un 3,1% la tilda de bastante o muy negativa.

Un 55% de los españoles teme que la invasión de Rusia a Ucrania desencadene un conflicto que involucre a otros países, es decir, que acabe derivando en una tercera guerra mundial. Así lo recoge el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas sobre cuestiones de actualidad que se ha publicado este martes, y que señala también que el 90% de los encuestados cree que Rusia ha cometido crímenes de lesa humanidad.

El barómetro, que pregunta entre otras cuestiones por la percepción de la guerra en Ucrania, muestra el miedo de una mayoría de la población a que el conflicto escale hasta una nueva guerra mundial. Así lo teme el 55% de los encuestados, frente al 36,6% que sostiene que no existe ese riesgo.

Las preguntas sobre el conflicto muestra un rechazo absoluto a la actuación de Rusia. Un 90% afirma que el ejército ruso está cometiendo crímenes de guerra y lesa humanidad en la invasión a Ucrania, y un 85,2% sostiene que los militares rusos están atacando deliberadamente a la población civil. Además, el 76,8% sostiene que el Gobierno de Vladimir Putin están produciendo noticias falsas para culpar a Ucrania de los ataques contra los civiles. Así, un 88% de los encuestados se muestran a favor de que Putin sea juzgado por crímenes de guerra ante un tribunal internacional.

El CIS también ha preguntado a los encuestados por la percepción que tienen sobre la actuación de los diferentes países en este conflicto. Ucrania es quien recibe la mejor nota, con un 7,1, mientras que Rusia se lleva la peor, un 1,5. España aprueba por la mínima (5,06), justo por detrás de Alemania (5,07), y por delante de Estados Unidos (5,03). Francia alcanza el 5,9 y la actuación de la Unión Europea queda puntuada con un 5,5.

Rechazo al aumento del gasto militar y apoyo al tope a los carburantes

El CIS recoge también el rechazo al aumento del gasto militar, aunque con las posiciones muy divididas. Un 45,3% de los encuestados creen que España debería aumentar su gasto en Defensa para afrontar futuras amenazas, pero un 32,7% lo rechaza y un 14,3 pide incluso que ese gasto se reduzca. En total, el rechazo al aumento del gasto militar se sitúa en el 47%.

Eso sí, un 60% de los encuestados se muestra a favor de que la Unión Europea cree un ejército propio para garantizar su defensa conjunta; un 31,3% rechaza esa opción.

En lo referente a las cuestiones domésticas, un 57,1% de los encuestados da por seguro que la guerra afectará al abastecimiento de alimentos y productos de primera necesidad, mientras que un 34,8% se muestra seguro de que no habrá consecuencias. Ante el riesgo de que haya problemas de suministro, un 50,7% cree que el Gobierno debería tomar medidas “enérgicas” para garantizar los suministros.

Un 63,6% cree que los carburantes se verán afectados por la guerra, con un impacto en el suministro. Aquí, el porcentaje de encuestados que cree que el Gobierno debería hacer lo posible por garantizar el suministro sube hasta el 55,9%. Es más, un 82,3% de los españoles sostiene que el Gobierno debería poner un tope a los precios de los carburantes para evitar que sigan subiendo como consecuencia de la guerra.

Sobre la acogida de refugiados, un 40,1% valora muy positivamente la acogida de refugiados ucranianos en España, y un 51% la define como bastante positiva. Solo un 3,1% la tilda de bastante o muy negativa.

Un 55% de los españoles teme que la invasión de Rusia a Ucrania desencadene un conflicto que involucre a otros países, es decir, que acabe derivando en una tercera guerra mundial. Así lo recoge el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas sobre cuestiones de actualidad que se ha publicado este martes, y que señala también que el 90% de los encuestados cree que Rusia ha cometido crímenes de lesa humanidad.

El barómetro, que pregunta entre otras cuestiones por la percepción de la guerra en Ucrania, muestra el miedo de una mayoría de la población a que el conflicto escale hasta una nueva guerra mundial. Así lo teme el 55% de los encuestados, frente al 36,6% que sostiene que no existe ese riesgo.