La portada de mañana
Acceder
ENCUESTA | El PP agota el 'efecto Feijóo' pero sigue por delante del PSOE
EXCLUSIVA | Castilla y León ocultó un segundo sueldo del consejero de Cultura de Vox
OPINIÓN | 'Refundar la nada', por Esther Palomera

Moncloa resta importancia a la división del Gobierno en la ley audiovisual y Sánchez reivindica el “equipazo” de la coalición

Irene Castro

0

Directriz clara de Moncloa a los ministros: restar importancia a la ruptura de la unidad de voto de la votación que se produjo este jueves en la votación de la ley audiovisual. El ala socialista de la coalición ha salido en cascada a minimizar la abstención de Unidas Podemos después de que el PSOE colara una enmienda que beneficiaba a las grandes productoras en detrimento de las independientes saltándose el acuerdo alcanzado también con ERC, que votó en contra. Ha sido la primera vez que los grupos que sustentan al Ejecutivo votan distinto en un proyecto que saliera del Consejo de Ministros. “Ha sido algo puntual”, aseguraban en Moncloa minutos antes de que comenzara la presentación del Proyecto Estratégico de Economía Social y de los Cuidados al que han asistido buena parte de los miembros del gabinete y en el que Sánchez ha aprovechado para mostrar el “orgullo” y agradecer el trabajo al “equipazo” de la coalición.

Esa imagen simboliza, para Moncloa, que la división fue una cuestión coyuntural y que lo importante es la gestión habitual del Ejecutivo. Poco más de doce horas después de que Unidas Podemos, con Yolanda Díaz a la cabeza, se desmarcaran del dictamen de la ley audiovisual la vicepresidenta segunda inauguraba el acto de presentación del último PERTE vinculado a los fondos de recuperación que ha clausurado Pedro Sánchez en presencia de buena parte de los miembros del Gobierno, para los que se ha deshecho en palabras de elogio.

“Quiero agradecer el trabajo coral de todos los miembros del Gobierno”, ha reiterado el presidente, que ha sacado pecho de la gestión del “Gobierno de coalición progresista” al que se ha referido como tal en cerca de una decena de ocasiones. “Al primer Gobierno de coalición de la historia no se le han puesto fáciles las cosas. (...) Pese a las sucesivas crisis a las que tenemos que hacer frente [ha dicho refiriéndose a la pandemia y a la guerra en Ucrania], el Gobierno siempre ha tenido claro que la respuesta a esta y otras muchas crisis tenían que ser resueltas con empatía”. “Hemos hecho mucho, queridos ministros y ministras, pero nos queda mucho por hacer en esta llamada social”, ha proseguido. “La tarea no es fácil, pero podemos compartir que merece la pena y debemos sentirnos honrados de la confianza depositado en nosotros”, ha agregado.  “En la tarea de transformar nuestro país, hacia mayores cuotas de dignidad social y de oportunidad, es mucho lo logrado, gracias a la acción del gobierno de coalición progresista, y todavía queda mucho por hacer, y a ello nos dedicamos, queridos ministros y ministras, vicepresidentas, en el Gobierno de coalición progresista”, ha zanjado.

Además de Sánchez y Díaz, que han intervenido, han asistido al acto la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital; Nadia Calviño; el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas; el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños; la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez; la ministra de Sanidad, Carolina Darias; el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá; la ministra Igualdad, Irene Montero; y la de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, a la que se ha referido específicamente Yolanda Díaz en su intervención en un momento de frialdad dentro del espacio confederal ante la futura candidatura de la vicepresidenta segunda.

Antes de que se produjera esa foto y las palabras de reivindicación de Sánchez, los ministros socialistas habían salido en tromba a restar importancia a la ruptura de la unidad de voto, que vino precedida de un importante enfado de Unidas Podemos -pero también de ERC y EH Bildu por la jugada del PSOE al introducir como “enmienda técnica” un cambio sustancial en los términos de la ley en lo relativo a las productoras. El primero fue el ministro de Presidencia y Relaciones con las Cortes, que restó importancia a la posición de Unidas Podemos porque la ley salió adelante por mayoría al tiempo que se aprobaron otros proyectos, como señaló en Twitter su número dos:

La defensa cerrada de la coalición ha llegado de distintos ministros del ala socialista, como el de Interior, Fernando Grande-Marlaska, que ha asegurado que “está perfecta y absolutamente engrasada”. Con matices, también ha restado importancia a la ruptura la titular de Hacienda, María Jesús Montero, que ha dicho que la votación de la ley audiovisual ha sido “una cuestión excepcional”, aunque ha lanzado una advertencia a Unidas Podemos al mostrarse convencida de que no volverá a ocurrir “entre otras cosas” porque es el socio del Gobierno que tiene “un número menor de parlamentarios”, informa Europa Press.

Directriz clara de Moncloa a los ministros: restar importancia a la ruptura de la unidad de voto de la votación que se produjo este jueves en la votación de la ley audiovisual. El ala socialista de la coalición ha salido en cascada a minimizar la abstención de Unidas Podemos después de que el PSOE colara una enmienda que beneficiaba a las grandes productoras en detrimento de las independientes saltándose el acuerdo alcanzado también con ERC, que votó en contra. Ha sido la primera vez que los grupos que sustentan al Ejecutivo votan distinto en un proyecto que saliera del Consejo de Ministros. “Ha sido algo puntual”, aseguraban en Moncloa minutos antes de que comenzara la presentación del Proyecto Estratégico de Economía Social y de los Cuidados al que han asistido buena parte de los miembros del gabinete y en el que Sánchez ha aprovechado para mostrar el “orgullo” y agradecer el trabajo al “equipazo” de la coalición.

Esa imagen simboliza, para Moncloa, que la división fue una cuestión coyuntural y que lo importante es la gestión habitual del Ejecutivo. Poco más de doce horas después de que Unidas Podemos, con Yolanda Díaz a la cabeza, se desmarcaran del dictamen de la ley audiovisual la vicepresidenta segunda inauguraba el acto de presentación del último PERTE vinculado a los fondos de recuperación que ha clausurado Pedro Sánchez en presencia de buena parte de los miembros del Gobierno, para los que se ha deshecho en palabras de elogio.

“Quiero agradecer el trabajo coral de todos los miembros del Gobierno”, ha reiterado el presidente, que ha sacado pecho de la gestión del “Gobierno de coalición progresista” al que se ha referido como tal en cerca de una decena de ocasiones. “Al primer Gobierno de coalición de la historia no se le han puesto fáciles las cosas. (...) Pese a las sucesivas crisis a las que tenemos que hacer frente [ha dicho refiriéndose a la pandemia y a la guerra en Ucrania], el Gobierno siempre ha tenido claro que la respuesta a esta y otras muchas crisis tenían que ser resueltas con empatía”. “Hemos hecho mucho, queridos ministros y ministras, pero nos queda mucho por hacer en esta llamada social”, ha proseguido. “La tarea no es fácil, pero podemos compartir que merece la pena y debemos sentirnos honrados de la confianza depositado en nosotros”, ha agregado.  “En la tarea de transformar nuestro país, hacia mayores cuotas de dignidad social y de oportunidad, es mucho lo logrado, gracias a la acción del gobierno de coalición progresista, y todavía queda mucho por hacer, y a ello nos dedicamos, queridos ministros y ministras, vicepresidentas, en el Gobierno de coalición progresista”, ha zanjado.

Además de Sánchez y Díaz, que han intervenido, han asistido al acto la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital; Nadia Calviño; el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas; el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños; la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez; la ministra de Sanidad, Carolina Darias; el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá; la ministra Igualdad, Irene Montero; y la de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, a la que se ha referido específicamente Yolanda Díaz en su intervención en un momento de frialdad dentro del espacio confederal ante la futura candidatura de la vicepresidenta segunda.

Antes de que se produjera esa foto y las palabras de reivindicación de Sánchez, los ministros socialistas habían salido en tromba a restar importancia a la ruptura de la unidad de voto, que vino precedida de un importante enfado de Unidas Podemos -pero también de ERC y EH Bildu por la jugada del PSOE al introducir como “enmienda técnica” un cambio sustancial en los términos de la ley en lo relativo a las productoras. El primero fue el ministro de Presidencia y Relaciones con las Cortes, que restó importancia a la posición de Unidas Podemos porque la ley salió adelante por mayoría al tiempo que se aprobaron otros proyectos, como señaló en Twitter su número dos:

La defensa cerrada de la coalición ha llegado de distintos ministros del ala socialista, como el de Interior, Fernando Grande-Marlaska, que ha asegurado que “está perfecta y absolutamente engrasada”. Con matices, también ha restado importancia a la ruptura la titular de Hacienda, María Jesús Montero, que ha dicho que la votación de la ley audiovisual ha sido “una cuestión excepcional”, aunque ha lanzado una advertencia a Unidas Podemos al mostrarse convencida de que no volverá a ocurrir “entre otras cosas” porque es el socio del Gobierno que tiene “un número menor de parlamentarios”, informa Europa Press.

Directriz clara de Moncloa a los ministros: restar importancia a la ruptura de la unidad de voto de la votación que se produjo este jueves en la votación de la ley audiovisual. El ala socialista de la coalición ha salido en cascada a minimizar la abstención de Unidas Podemos después de que el PSOE colara una enmienda que beneficiaba a las grandes productoras en detrimento de las independientes saltándose el acuerdo alcanzado también con ERC, que votó en contra. Ha sido la primera vez que los grupos que sustentan al Ejecutivo votan distinto en un proyecto que saliera del Consejo de Ministros. “Ha sido algo puntual”, aseguraban en Moncloa minutos antes de que comenzara la presentación del Proyecto Estratégico de Economía Social y de los Cuidados al que han asistido buena parte de los miembros del gabinete y en el que Sánchez ha aprovechado para mostrar el “orgullo” y agradecer el trabajo al “equipazo” de la coalición.