Un robo de cable de fibra óptica deja a Madrid y Barcelona sin conexión de alta velocidad durante más de cinco horas

Los trenes de Alta Velocidad que unen Madrid y Barcelona/Figueres han interrumpido su servicio en la mañana de este lunes debido a una incidencia en las instalaciones “por actos vandálicos” entre las estaciones de Figueres y L'Arboç, según ha anunciado Renfe. En la madrugada de este domingo se han detectado 600 metros de sustracciones del cableado de fibra óptica. La circulación se ha restablecido sobre las 11.15 horas, según ha comunicado Adif, aunque se prevén largos retrasos y hay pasajeros que todavía no han sido reubicados.

Los Mossos d'Esquadra han detenido en la mañana del lunes a un joven de 19 años en Santa Oliva (Tarragona), que estaría relacionado con los actos vandálicos. Tal como ha declarado el cuerpo policial, la investigación se mantiene abierta y no se descartan más detenciones.

Adif ha detallado en un comunicado que se ha sustraído material ferroviario y que los técnicos, que se han desplazado hasta distintos puntos del trayecto, han detectado diversos cortes de cable de fibra óptica en las dos vías en un tramo de unos 200 metros. Según las primeras estimaciones, se habría sustraído unos 600 metros de cable de fibra óptica y de señalización en el entorno del punto kilométrico 545, entre L'Arboç y La Pobla de Montornès.

“A las 10.00 teníamos el tren y llevamos esperando más de dos horas. No nos han dicho nada y no tenemos información. Teníamos un billete de tren de Barcelona a París y nos han dicho que nos busquemos la vida. Tendremos que reclamar en Barcelona”, comentaba Belén González, pasajera afectada por la interrupción del servicio, que se han quedado en la estación de Atocha, en Madrid. “Te cobran un euro por entrar al baño y no sabemos cuanto tendremos que estar aquí”, lamentaba.

“Llevamos poco esperando pero no sabemos cuanto tiempo tendremos que seguir aquí. Hace mucho calor, lo llevamos fatal”, comentaba Carmen Jiménez, una pasajera que esperaba junto a su familia.

La circulación, que se ha visto interrumpida en toda la línea Madrid-Barcelona-Figueres Vilafant durante más de tres horas se ha restablecido durante la mañana. Desde Adif alertan que durante el recorrido de los trenes “pueden registrarse retrasos por restricciones de velocidad al no estar totalmente normalizados los sistemas”.

La entidad ha condenado el acto vandálico, que será denunciado ante las autoridades policiales, y ha lamentado las molestias que la situación “completamente ajena” esta provocando en los usuarios.

Los trenes de Alta Velocidad que unen Madrid y Barcelona/Figueres han interrumpido su servicio en la mañana de este lunes debido a una incidencia en las instalaciones “por actos vandálicos” entre las estaciones de Figueres y L'Arboç, según ha anunciado Renfe. En la madrugada de este domingo se han detectado 600 metros de sustracciones del cableado de fibra óptica. La circulación se ha restablecido sobre las 11.15 horas, según ha comunicado Adif, aunque se prevén largos retrasos y hay pasajeros que todavía no han sido reubicados.

Los Mossos d'Esquadra han detenido en la mañana del lunes a un joven de 19 años en Santa Oliva (Tarragona), que estaría relacionado con los actos vandálicos. Tal como ha declarado el cuerpo policial, la investigación se mantiene abierta y no se descartan más detenciones.

Adif ha detallado en un comunicado que se ha sustraído material ferroviario y que los técnicos, que se han desplazado hasta distintos puntos del trayecto, han detectado diversos cortes de cable de fibra óptica en las dos vías en un tramo de unos 200 metros. Según las primeras estimaciones, se habría sustraído unos 600 metros de cable de fibra óptica y de señalización en el entorno del punto kilométrico 545, entre L'Arboç y La Pobla de Montornès.

“A las 10.00 teníamos el tren y llevamos esperando más de dos horas. No nos han dicho nada y no tenemos información. Teníamos un billete de tren de Barcelona a París y nos han dicho que nos busquemos la vida. Tendremos que reclamar en Barcelona”, comentaba Belén González, pasajera afectada por la interrupción del servicio, que se han quedado en la estación de Atocha, en Madrid. “Te cobran un euro por entrar al baño y no sabemos cuanto tendremos que estar aquí”, lamentaba.

“Llevamos poco esperando pero no sabemos cuanto tiempo tendremos que seguir aquí. Hace mucho calor, lo llevamos fatal”, comentaba Carmen Jiménez, una pasajera que esperaba junto a su familia.

La circulación, que se ha visto interrumpida en toda la línea Madrid-Barcelona-Figueres Vilafant durante más de tres horas se ha restablecido durante la mañana. Desde Adif alertan que durante el recorrido de los trenes “pueden registrarse retrasos por restricciones de velocidad al no estar totalmente normalizados los sistemas”.

La entidad ha condenado el acto vandálico, que será denunciado ante las autoridades policiales, y ha lamentado las molestias que la situación “completamente ajena” esta provocando en los usuarios.

Los trenes de Alta Velocidad que unen Madrid y Barcelona/Figueres han interrumpido su servicio en la mañana de este lunes debido a una incidencia en las instalaciones “por actos vandálicos” entre las estaciones de Figueres y L'Arboç, según ha anunciado Renfe. En la madrugada de este domingo se han detectado 600 metros de sustracciones del cableado de fibra óptica. La circulación se ha restablecido sobre las 11.15 horas, según ha comunicado Adif, aunque se prevén largos retrasos y hay pasajeros que todavía no han sido reubicados.

Los Mossos d'Esquadra han detenido en la mañana del lunes a un joven de 19 años en Santa Oliva (Tarragona), que estaría relacionado con los actos vandálicos. Tal como ha declarado el cuerpo policial, la investigación se mantiene abierta y no se descartan más detenciones.