TikTok se suma al plan de las operadoras para 're-digitalizar' las redes con más datos personales

Carlos del Castillo

Barcelona —

0

Desde las propias operadoras lo reconocen: “Lo que se podía hacer con las redes de telecomunicaciones actuales ya se ha explotado al máximo, no hay espacio para más”, confesaba a elDiario.es una de sus trabajadoras en el primer día del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, que ha abierto sus puertas este lunes.

Seguir como hasta ahora las condena a ser meros proveedores de infraestructura para las grandes plataformas de contenidos: las cobradoras del peaje que tiene que pagar el camión de Netflix para llegar a los usuarios. Poco negocio, comparado con el que hace Netflix cuando reparte las series de su camión entre sus suscriptores.

El plan de GSMA, la patronal mundial de las 'telecos', para evitar ese estancamiento es empezar a ordeñar la vaca por otro lado: una “re-digitalización” de sus redes gracias a los datos personales que las operadoras tienen en su poder y por los que muchas empresas pagarían. Pero no para comprarlos y elaborar perfiles para hacer publicidad personalizada al estilo Silicon Valley, sino para conocer determinados detalles en un momento dado con los que hacer más eficientes sus servicios.

Hay varios ejemplos, pero uno de los que la GSMA esgrime más a menudo es lo bien que les vendría a los bancos para evitar el fraude poder conocer si la tarjeta SIM del móvil que está solicitando hacer una transferencia ha sido clonada recientemente. O si su localización es distinta a la del país de origen de la cuenta bancaria.

Ahora, los servicios de los bancos y de las operadoras no son interoperables en ese sentido. Como tampoco los de las redes sociales, que se ven obligadas a enviar un SMS de confirmación cuando un usuario quiere dar de alta una nueva cuenta con un número de teléfono, confiando en que la persona que lo recibe es quien dice ser.

Con el plan de las operadoras, al que denominan Open Gateway, ese tipo de datos pasarán a ser accesibles para las empresas que los necesiten. Y su primer gran socio es TikTok, que empezará a probar este sistema en Brasil a partir de una alianza estratégica con Telefónica anunciada este lunes en el MWC.

47 redes diferentes, una sola plataforma

“Las telecos tenemos muchas capacidades en nuestras redes, en todos los datos que tenemos sobre nuestros clientes. Pero hasta hoy era imposible utilizar esa información y esos datos por parte de los desarrolladores. Eso es precisamente lo que estamos cambiando”, ha manifestado David del Val, director de Open Gateway en Telefónica, durante el anuncio del acuerdo con TikTok.

GSMA ha puesto de acuerdo a 47 grupos de operadores móviles, que representan el 65% de las conexiones en todo el mundo y dan servicio en 239 países, para que sus redes hablen un mismo idioma. Juntas, funcionarán como una sola plataforma. Cuando TikTok pregunte a una de ellas si el número de teléfono con el que un usuario está intentando crear una nueva cuenta corresponde al mismo móvil que está utilizando para hacerlo, no le hará falta hacer 47 preguntas diferentes. Será una validación automática.

“La iniciativa Open Gateway, concretamente en torno a la verificación de números, es muy interesante para nosotros a la hora de pensar en cómo ofrecer una experiencia de usuario fluida que se centre en la privacidad”, ha expresado Michael Modon, responsable de Acuerdos Internacionales en TikTok. “Sabemos que el proyecto Open Gateway va a seguir creciendo a medida que se incorporen más redes”, ha confiado.

Técnicamente, lo que harán las operadoras es crear interfaces programables de aplicaciones (API), de manera que al configurar una de ellas para relacionarse con los servicios de uno de los 47 operadores, pueda interactuar ya con todos.

GSMA presentó el proyecto de Open Gateway en el MWC de 2023 y este año ha llegado a Barcelona con su puesta en marcha definitiva a nivel comercial. Además de TikTok y la validación de números de teléfono, Telefónica ha explicado hoy que ya hay proyectos en marcha para hacer distintos tipos de validaciones, como comprobar dónde se encuentra un dispositivo, cuándo se ha clonado su tarjeta SIM o si un determinado dispositivo está conectado a la red.

Un reto de privacidad

“Si no vamos más rápido es por temas de privacidad”, explicaban fuentes del proyecto a este medio. “Cada paso que damos tiene que estar validado por los reguladores porque si algo se hace mal, la multa será para nosotros”.

El sistema para compartir datos que plantea Open Gateway es similar al modelo en el que está trabajando la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) para evitar que los menores accedan a webs porno y otros contenidos vetados por ley. Se trata de un modelo en el que la tercera empresa que necesita los datos envía una pregunta de sí/no: ¿Ha sido duplicada recientemente esta tarjeta SIM? ¿Es mayor de edad este usuario?

En este sistema, los datos no se envían a esa tercera empresa, sino que esta solo recibe un positivo o negativo a su petición. Luz roja o luz verde.

“Puedes preguntar a la teleco: ¿es correcto o no? Y obtendrás una respuesta afirmativa o negativa”, explicaba este lunes David del Val: “Eso, por supuesto, sería con el consentimiento del cliente. El cliente tiene que decir si permite esta comprobación de datos personales”.

“Una de las propiedades clave de Open Gateway es la privacidad por diseño. Nosotros, desde el primer momento, cada API que diseñamos tiene el foco en la privacidad. Necesitamos seguir todas las leyes, no sólo de la Unión Europea, sino las de Brasil y todas las demás áreas del mundo donde vamos a actual”, insistía el ejecutivo.

Como siempre, serán la AEPD y el resto de reguladores las que tendrán que dar el visto bueno definitivo al proyecto de las operadoras a medida que vaya dando pasos. Un proyecto con el que quieren convertirse definitivamente en parte de la cadena de valor como proveedores de contenidos y dejar de ser solo las carreteras que llevan los bits de un sitio a otro.

Apúntate aquí al boletín de economía

En un momento convulso para las noticias de economía, es más importante que nunca estar bien informado. Las repercusiones de cada movimiento de empresas, de la política económica de los gobiernos y su impacto en los ciudadanos, explicadas desde un punto de vista riguroso y diferente.