eldiario.es

Menú

Enclave Rural Enclave Rural

Andalucía se libra de los despidos en el ERE de Panrico

La única planta de Panrico que queda en Andalucía no sufrirá ninguno de los 745 despidos pactados entre la empresa y los trabajadores a nivel nacional.

El acuerdo sí afectará a los salarios de los trabajadores de Panrico en Puente Genil (Córdoba) que bajarán un 18% mientras aumenta la carga de la planta con dos líneas más de trabajo.

La fábrica de Puente Genil cuenta con 250 trabajadores directos a los que se suman unos 500 autónomos que llevan la distribución de productos en la comunidad andaluza y Extremadura.

- PUBLICIDAD -
Panrico agradece el esfuerzo de la plantilla tras pactar 745 despidos para evitar el concurso

Panrico agradece el esfuerzo de la plantilla tras pactar 745 despidos para evitar el concurso

La negociación entre la dirección de Panrico y los sindicatos sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la famosa firma de pan y bollería parece haberle dado la razón a los trabajadores en la planta de Puente Genil (Córdoba). Y es que los sindicatos siempre habían defendido que la única planta de Panrico que queda en Andalucía era viable con el total de la plantilla. El acuerdo alcanzado en la madrugada de este martes les ha dado la razón y la fábrica de Puente Genil no sufrirá ninguno de los 745 despidos pactados a nivel nacional entre la empresa y los trabajadores.

Los empleados y sindicatos representados en la planta de Panrico en Puente Genil (Córdoba) habían defendido siempre que esta planta cuenta con carga de trabajo suficiente y su ocupación es del 100%. Ahora, el alivio al saber que no habrá despidos diluye la preocupación por la rebaja en los salarios de todos los empleados. “El sabor es agridulce”, cuenta a eldiario.es/andaluciaGregorio Gil, representante de los trabajadores y firmante del acuerdo con la empresa. “No somos de los más perjudicados sino quizás de los que mejor hemos salido”, señala en referencia al resto de fábricas de Panrico.

“No hay ni un solo despido pese a que al inicio del ERE, la empresa planteaba 75” en la planta cordobesa que cuenta con 250 trabajadores a los que se suman unos 500 autónomos que se ocupan de la distribución de sus productos en la comunidad andaluza y Extremadura.

Eso sí, la principal contrapartida para que ningún empleado se quede en la calle pasa por la bajada de sueldos. “La reducción salarial es muy exigente y muy fuerte”, admite sobre el 18% de bajada general de los sueldos de los empleados pero “es lo menos malo que podíamos conseguir. No nos quedaba otro remedio”, añade. Al menos, señalan los trabajadores, se han descartado las bajadas de sueldo de entre el 35% y el 45% que la empresa planteó al principio de la negociación en octubre para los empleados directos de la firma.

Gil, que participó la semana pasada en la asamblea de trabajadores que aprobó el preacuerdo que en la madrugada de este martes se ha ratificado por parte de Panrico y los empleados en Madrid, advierte que, de no haberse alcanzado este acuerdo “el escenario al que hubiéramos ido era el concurso de acreedores” en la empresa.

Los sindicatos han conseguido así que no se haya cargado todo el peso del recorte planteado por Panrico sobre “los hombros de los trabajadores" como pedían desde un principio de la negociación y recuerdan que la planta de Puente Genil ya se consideraba viable cuando la empresa acababa de invertir diez millones de euros en una nueva nave para la fábrica.

Más carga de trabajo para la planta andaluza

De hecho, en el plan de viabilidad acordado, la firma de pan de molde y dulces, añade dos líneas de trabajo más a la planta de Puente Genil: una de bollería congelada y otra de´Donetes´, que junto al resto de su producción, seguirán repartiéndose en Andalucía y Extremadura.

Así, la de Puente Genil queda como la única planta de Panrico en Andalucía desde que en 2012 se cerrara la fábrica sevillana de la empresa, que implicó despidos y el traslado de parte de la plantilla y la producción de Bollicao y Donuts hasta Córdoba. A ello se unen, los ajustes y prejubilaciones que la plantilla venía sufriendo en los últimos años.

Cabe recordar que Panrico planteó este ERE dados los problemas de liquidez que tiene la firma y como única manera de salir adelante para ahorrar unos 53 millones de euros. En un principio, la empresa de los famosos donuts, bollería y pan de molde presentó una propuesta de ERE que pretendía el despido de 1.914 trabajadores en toda España, que finalmente se han reducido a 745.

Desde entonces, un intenso calendario de negociaciones desde el 23 de octubre había mantenido a trabajadores y autónomos que trabajan para la firma con la incertidumbre sobre el futuro de sus puestos de trabajo y los salarios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha