Opinión y blogs

eldiario.es

Gestionar es hacer las cosas posibles

Eso de ser gestor de I+D+I no lo decide uno, más bien es esa clase de profesión a la que se llega por casualidad, casi sin quererlo, animado por las ganas de solucionar problemas, de hacer bien las cosas. Luego, la realidad te sobrepasa como un tsunami: a veces se puede, a veces no. Y vamos guardando en el cajón de lo imposible cosas que creímos poder hacer posibles. ¿O no?

Después de trece años de experiencia como gestora de I+D, desde hace algo más de un año soy gerente del Instituto de Microelectrónica de Sevilla – Centro Nacional de Microelectrónica (IMSE-CNM), un centro de investigación dedicado al diseño de circuitos y sistemas integrados. El IMSE-CNM es un instituto mixto del CSIC y la Universidad de Sevilla, y tiene como peculiaridad que todos sus grupos de investigación están integrados por personal investigador de una y otra Institución. Por tanto, la sinergia institucional es una realidad que permite el desarrollo de actividades de investigación, docencia y transferencia de alto impacto, con aplicaciones en áreas estratégicas como Espacio, Seguridad, Salud y Transporte.

Me encanta ser gerente de este Instituto. Mi trabajo implica apoyar a personas prácticas, orientadas a la búsqueda de soluciones, ambiciosas y creativas, cuyo objetivo es crear, difundir y transferir conocimiento para nuestra sociedad. Tener la oportunidad de aportar un granito de arena en esta tarea imprescindible es un desafío y un privilegio.

Seguir leyendo »

¿Qué/quién hay detrás de un nombre? Indigenismo e indigenistas

Primer congreso Indigenista interamericano en abril de 1940

Se habla mucho de indigenismo en América Latina. Pero, ¿significa lo mismo en todo momento y lugar? ¿Qué es el indigenismo? ¿Quiénes son los indígenas? ¿Quiénes son los indigenistas? No hay una respuesta fija a estas preguntas y la forma en que estos "nombres" se han usado y siguen usándose puede cambiar según el momento, el lugar, la ocasión y, sobre todo, los usuarios.

Empezamos con "indigenismo". Pocos dudarían de la importancia actual de la reaparición del indigenismo como tema de debate político y de interés académico. Sin embargo, la forma en que se presentan y se discuten tanto el término como el tema está plagada de confusiones y de usos e interpretaciones anacrónicas que merecen más de una reflexión.

Como término, "indigenismo" aparece en los años 1930, con el significado de política, programa o acción "especial" dirigida a los "indígenas" (según la ocasión y el momento también se usaría,  para referirse a estos grupos e individuos, "naturales", "aborígenes", "indios", "originarios" y muchos otros nombres).

Seguir leyendo »

Ciencia ciudadana: la sabiduría de las multitudes

James Surowiecki, el conocido columnista de la revista New Yorker, exploró hace años una idea aparentemente sencilla pero que tiene profundas implicaciones: dadas las circunstancias adecuadas, los grandes grupos son más inteligentes que las minorías selectas, por brillantes que estas sean, cuando se trata de resolver problemas, promover la innovación, alcanzar decisiones prudentes e incluso prever el futuro.

La sabiduría de los grupos: por qué los muchos son más inteligentes que los pocos y cómo la sabiduría colectiva da forma a los negocios, economía, sociedades y naciones, publicado por primera vez en 2004 por Surowiecki, presenta numerosos casos estudiados y anécdotas para ilustrar su argumento, y recorre varios campos del saber, principalmente economía y psicología. La anécdota inicial cuenta la sorpresa del antropólogo inglés Francis Galton (a todo esto, primo de Charles Darwin) cuando en una feria del condado en 1906 una muchedumbre dedujo con precisión el peso de un buey cuando sus estimaciones individuales eran aproximadas (y el promedio estuvo más cerca del verdadero peso del buey que las estimaciones por separado de la mayoría de los miembros de la muchedumbre, y también más cercana que cualquiera de las estimaciones de los expertos en ganado). Un total de 787 personas estimaron un promedio de 542,5 kilos del animal. El peso real era de 543 kilos.

La ciencia ciudadana o citizen science tiene sus bases sobre estas teorías: cómo los ciudadanos de a pie pueden contribuir en la fase de recolección de datos del método científico. Los datos demuestran que sólo en el Reino Unido, por ejemplo, hay hasta 100.000 naturalistas aficionados que recolectan y contribuyen activamente a proyectos de ciencia ciudadana, cuyo valor estimado en dinero sería de unos 40 millones de euros.

Seguir leyendo »

Sobre ciencia y fotografía

Rafael Castro Ordóñez, fotógrafo de la expedición al Pacífico.

Se puede decir que la fotografía es el resultado o producto de una investigación científica: en sus comienzos con procesos más químicos y en la actualidad donde se cambia la química por electrónica.

Sobra decir que la fotografía ha sido y es un potente instrumento para la ciencia, ayuda a mostrar los resultados sobre una investigación que en ocasiones no pueden permanecer en el tiempo, por lo que podemos declarar que hay una relación directa entre ciencia y fotografía, se necesitan y se ayudan mutuamente.

La expedición al Pacífico (1862-1866) fue la primera expedición científica en España en la que se incorpora a un fotógrafo como parte del equipo. Rafael Castro Ordóñez realizó numerosas fotografías que aún se conservan y hay gran muestra de ellas en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid. No obstante, cuando regresa a Madrid piensa que no tiene el reconocimiento que se merece como expedicionario y se suicida con un tiro en el corazón. Aunque este comienzo fuera un poco dramático, inauguró lo que iba a ser un largo recorrido de la relación entre la fotografía y la ciencia.

Seguir leyendo »

Acidificación de los océanos

Todo el mundo ha oído hablar del calentamiento global como consecuencia del cambio climático en relación al incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, pero poco se habla del efecto paralelo del aumento de dichas emisiones sobre nuestros mares y océanos, que causa el fenómeno de acidificación oceánica.

Acidificación quiere decir que existe un descenso del pH. De manera general, las aguas oceánicas tienen un pH medio que oscila en torno a 8 y, como ha determinado el Panel Internacional sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), se sabe que desde hace unos 250 años (la época preindustrial), este pH ha descendido un promedio de 0.1 unidades de pH. Entonces, ¿por qué se produce este descenso? Actualmente, se puede afirmar que la acidificación oceánica es una consecuencia directa del aumento de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera. Así, el CO2 emitido derivado de las actividades humanas no permanece en la troposfera en su totalidad, sino que únicamente se almacena en ella alrededor de la mitad. El resto es absorbido a través de procesos físicos, químicos y biológicos por sumideros naturales. Estos sumideros son: la biosfera terrestre y los océanos.

Los océanos son capaces de captar más de una cuarta parte del CO2 total. Una vez este CO2 se disuelve en al agua se suceden un número de reacciones químicas para re-establecer el equilibrio químico que dan lugar a diversas especies químicas, entre las que se encuentran los iones hidrogeno (H+). Esta especie, es la responsable de la disminución de pH, ya que a mayores concentraciones de iones hidrogeno presentes, menor pH.

Seguir leyendo »

¿Qué hace un diseñador como yo en un sitio como éste?

A priori, una entidad cómo el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) puede parecer el sitio menos indicado para que un publicista o diseñador gráfico desarrolle su profesión. Frases tan clásicas en publicidad como “lo quiero para antes de ayer” no parecen tener cabida en un organismo puntero en investigación y sin embargo, se escuchan habitualmente.

Bromas aparte, y ya que el mundo de la imagen se cuela en todas partes, el CSIC no podía ser menos y mi labor como diseñador gráfico es tan diversa y gratificante como podría serlo en una agencia de publicidad. Tareas tan cotidianas para nosotros, como la creación del logotipo de un proyecto, pueden llegar a suponer un auténtico quebradero de  cabeza para un investigador. Muchos de ellos se han liberado de un peso enorme (palabras textuales) al dejar en mis manos ese problema que les quitaba el sueño. No deja de ser curioso que algo así te lo diga alguien que es capaz de secuenciar el ADN de una rana.

Durante los diez años que llevo trabajando en el CSIC me he encontrado con todo tipo de trabajos en los que la ayuda de un diseñador ha sido más que bien recibida: portadas de tesis doctorales, maquetación de memorias y proyectos, señalética y cartelería para distintos centros de investigación, logotipos, ilustraciones para artículos en revistas científicas o para modelos de solicitud de patentes de invención, diseño de posters para congresos, libros divulgativos…  ¡Hasta packaging! Como las etiquetas y caja de aceites que realicé para el Instituto de la Grasa y que sirvieron como regalo institucional las pasadas navidades. También actividades multitudinarias que ponen a prueba tus nervios de acero, como la Feria de la Ciencia, en donde tienes que superar imprevistos de última hora, coordinar montadores, material y dar lo mejor de ti para que el stand quede atractivo y llamativo en una nave tan grande como una campo de fútbol.

Seguir leyendo »

El último héroe de Doñana

De izquierda a derecha: José Antonio Valverde, Mauricio González-Gordon, Luc Hoffmann, Max Nicholson y Francisco Bernis

Hace unos meses, mientras el estío terminaba de cuartear los barros de la marisma y Doñana languidecía en un martilleo de chicharras, falleció Luc Hoffmann. Luc fue una de las figuras olvidadas de la creación de la Reserva y el Parque Nacional de Doñana, al que sin duda, se debe gran parte de la repercusión internacional que resultó fundamental para recabar apoyos y sensibilizar al gobierno de Franco para la protección de las Marismas del Guadalquivir.

Luc era suizo de Basilea, heredero de las empresas farmacéuticas Hoffman-La Roche, poseedor de una gran fortuna y con numerosos contactos en la alta sociedad europea. Sin embargo, en su trato personal mostraba una gran humanidad, era entrañable y sencillo. Supongo que estas cualidades, unidas a su profundo amor a la naturaleza y la ornitología, determinaron que él y mi padre, José Antonio (Tono) Valverde, un castellano poco dado a los apegos vacíos, se hicieran grandes amigos.

En los años 50 del siglo pasado, cuando España se recuperaba de la fratricida Guerra Civil y las autoridades se preocupaban más de exterminar alimañas y desecar terrenos para urbanizar o establecer una agricultura de subsistencia, el triunvirato formado por Luc, Tono y el Egreto (Mauricio González-Gordon, empresario de vinos jerezano, propietario de parte de Doñana y ornitólogo) salvaron Doñana. La endiablada maquinaria de presión internacional, diplomacia y habilidad social que trajinaron tornó la ciega intención desarrollista del régimen de Franco hacia Doñana por una más informada y proteccionista, motivando de premio la creación del WWF, una de las fundaciones internacionales más importantes para la protección de la naturaleza.

Seguir leyendo »

1986-2016: Treinta años de investigación en el IACT

Granada se encuentra en una ubicación privilegiada por su paisaje, donde confluyen montañas, llanuras y zonas costeras, que es la combinación de un sustrato geológico y de la acción a lo largo del tiempo de los agentes modeladores del relieve. El resultado es la singularidad geológica de nuestra región. Esta despertó el interés tanto de la Universidad de Granada (UGR) como del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que crean entidades dedicadas al estudio de la Geología.  Al inicio de la segunda mitad del siglo XX nace la Sección de Geológicas de la Facultad de Ciencias, y el CSIC crea un Departamento dependiente de su Centro Nacional de Geología. En este ambiente científico de la Granada de los años 50 y 60 se concentra el interés de las instituciones del estado por la Geología en el sur de la Península. La colaboración de Universidad y CSIC, compartiendo espacios, personas, recursos e intereses, da lugar al nacimiento del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra.

En 1986 la Universidad de Granada y el CSIC firmaron un convenio de colaboración para crear el Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (IACT), entonces denominado Instituto Andaluz de Geología Mediterránea, como centro mixto con el objetivo de promover la excelencia científica en el campo de las Ciencias de la Tierra, contribuyendo al desarrollo científico y técnico y transmitiendo a la sociedad los beneficios derivados de su investigación, tanto pura como aplicada.

csci 2

Seguir leyendo »

No todo es cambio climático: efectos de la urbanización en la biodiversidad

Uno de los retos más importantes a los que nos enfrentamos los seres humanos es sin lugar a dudas el cambio climático. Las evidencias son abrumadoras e irrefutables en diferentes campos científicos y, afortunada aunque lentamente, los políticos han ido tomando conciencia del mismo e intentando implementar soluciones. El reciente acuerdo de París es un claro ejemplo de ello. Sin embargo, y a pesar de la determinante importancia del cambio climático no debemos dejar que éste nos deslumbre tanto como para no prestar atención a otros procesos también muy relevantes que están cambiando nuestro mundo a escala planetaria.

La urbanización, entendida como el proceso por el cual las zonas naturales o rurales pasan a convertirse en áreas urbanas, es uno de esos procesos. La comunidad científica es bien consciente de la importancia de este proceso global, si bien es cierto que la Sociedad en su conjunto y las autoridades políticas le prestan todavía poca atención.

Los seres humanos cada vez somos más urbanitas, concentrándonos más y más en áreas urbanas. Actualmente más de la mitad de la población humana mundial vive en ciudades según datos de Naciones Unidas. Pero esto tiene otra consecuencia clave, la constante expansión de estas áreas, que incrementarán su superficie a nivel global en un 200% para 2030. Este cambio en la superficie terrestre es fácil de percibir en las archiconocidas imágenes de la Tierra iluminada de noche o a través del uso de nuevas herramientas, como el Timelapse de Google, que sintetiza los cambios sufridos en los últimos 30 años en diversas zonas del planeta a través de fotos de satélites.

Seguir leyendo »

Recuperando movilidad con BMIs

En la actualidad no es posible la recuperación motora en pacientes con enfermedades neurodegenerativas, como la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), la esclerosis múltiple o la enfermedad de Parkinson, ni tampoco en pacientes con traumatismo grave por accidente cerebrovascular, parálisis cerebral o lesión en la médula espinal. Aunque se han propuesto nuevas estrategias de rehabilitación con resultados prometedores en ensayos controlados aleatorios, los métodos disponibles hoy día no logran restaurar la función motora normal en la mayoría de los pacientes. Por lo tanto, es importante desarrollar métodos alternativos más eficaces.

Recientemente se ha prestado atención al desarrollo de la tecnología de interfaz cerebro-máquina (BMI) para restaurar la función motora en personas con graves limitaciones de movimiento con vistas a mejorar su calidad de vida. Hay dos formas en que los sistemas BMI pueden facilitar dicha rehabilitación. La primera estrategia consiste en sustituir la pérdida de salidas neuromusculares normales haciendo que las personas puedan interactuar con su entorno mediante señales cerebrales. Así, por ejemplo, una persona podría usar señales electrofisiológicas como la actividad electroencefalográfica (EEG) o la actividad neuronal cortical para mover un cursor en una pantalla de ordenador, para controlar un brazo neuroprotésico o para restaurar el movimiento en extremidades mediante estimulación eléctrica funcional. El segundo uso de la tecnología BMI es más complejo y pretende restaurar la función motora influyendo en los procesos de plasticidad cerebral de acuerdo con la actividad deseada. En este caso el sistema BMI promovería un proceso de aprendizaje mediante el que las señales neuronales serían progresivamente más funcionales.

De acuerdo con lo anterior, los sistemas BMI permitirían una nueva forma de interacción en tiempo real entre el usuario y el mundo exterior. Las señales que indican la actividad cerebral del usuario se traducen en una salida. El usuario recibe retroalimentación de dicha salida, lo que a su vez afecta a su actividad cerebral e influye en la salida posterior. Por lo tanto, si una persona usa un BMI para controlar un brazo neuroprotésico, la posición del brazo después de cada movimiento influirá en la intención de la persona para el siguiente movimiento y afectará a las señales cerebrales que codifican dicha intención. Un sistema que simplemente registra y analiza las señales cerebrales y no proporciona los resultados del análisis al usuario de una manera interactiva en tiempo real no es un BMI.

Seguir leyendo »